La mayor facultad de enfermería del mundo”

¿qué quieres aprender?

cursos destacados

1 /

docentes

1 /

Cursos en Peritaje

El peritaje, en términos sencillos, es un informe expuesto por profesionales que responden a las preguntas planteadas por un juez, con la finalidad de ayudarlo a poseer conocimientos suficientes para dictar una sentencia. En esa medida, TECH Universidad Tecnológica, con presencia en 23 países hispanohablantes, ofrece al personal de enfermería algunos Cursos en Peritaje con el objetivo de capacitar al enfermero o la enfermera en tanatología forense, patología forense, sexología forense, toxicología forense, psiquiatría forense, evaluación de daño, antropología y criminología.

Abordaje de las agresiones sexuales

Una de las circunstancias más frecuentes donde debe desenvolverse el profesional en enfermería es en el abordaje de pacientes que sufrieron de agresión sexual. Este tipo de víctimas se enfrentan a un mayor riesgo de sufrir trastornos de estrés postraumático, depresión, suicidio o problemas médicos como consecuencia de la violación. En este punto, aquellos pacientes que tuvieron una experiencia positiva con un personal capacitado en peritaje para tratar con víctimas de violencia tienden no solo a obtener mejores resultados legales, sino una mejor calidad de vida en comparación con los que recibieron atención de emergencia estándar. Con ese propósito, el equipo médico especializado se vale de herramientas que incluyen cámaras, cintas métricas, hisopos con fluidos, kits de violación y una luz de alta potencia que puede revelar hematomas y fluidos difíciles de ver como semen, orina o saliva.

Identificación de violencia infantil doméstica

La Universidad TECH, sintonizándose con la realidad, diseñó un pensum para los Cursos de Peritaje que incluyen las problemáticas más urgentes de atención. Una de ella es, sin lugar a dudas, la violencia contra los menores de edad. La primera acción de un enfermero experto en peritaje cuando se encuentra con una posible situación de abuso infantil debe ser asegurar y proteger al niño de cualquier otro trauma. En segundo lugar, su deber profesional es determinar si se trata de un hematoma infligido o un hematoma de actividad habitual. Por ejemplo, un experto en medicina forense sabrá que un hematoma ubicado en las orejas, el cuello y otros tejidos blandos del cuerpo debe levantar una bandera roja de alerta. Posteriormente, una vez se evalúe con seguridad el origen de la herida, se puede decidir si llamar a las autoridades competentes, realizar un peritaje judicial o librar de responsabilidad a cualquier tercero.