Síntomas y signos, enfermedades y síndromes
En psicología deben diferenciarse cada uno de los conceptos utilizados: síntomas, signos, enfermedades y síndromes.
facultad de psicología · farmacología terapéutica en psicología
jue. 07 de oct. 2021
0

En el ámbito médico hay términos concretos que pueden dar a confusión. Es por ello que los expertos deben tener claras las definiciones de cada uno de los conceptos, tanto de los más utilizados como los más específicos. Estos conocimientos son muy importantes, sobre todo si se habla de psicología y farmacología unidos en una misma disciplina.

Síntoma

Síntoma es una apreciación subjetiva de un malestar. Es algo que el paciente que sufre una enfermedad percibe, pero que no se puede constatar externamente. El dolor es un síntoma: el sujeto siente el dolor, pero no hay manera externa, objetiva, de confirmar su existencia ni de medir su intensidad. Es un aviso de que la integridad, psíquica o somática o ambas. Está amenazada.

En el psicoanálisis, el síntoma es un acto negativo o inútil que el sujeto realiza involuntariamente y le origina malestar y sufrimiento. Agota la energía psíquica y a menudo es incapacitante. Siempre tiene un sentido inconsciente que el analista debe hacer consciente, pero que el sujeto ignora. Para el psicoanálisis el síntoma es, pues, la expresión del conflicto inconsciente y por ello no coincide con el concepto de síntoma utilizado en psiquiatría.

Signo

El signo es, por el contrario, objetivo. A menudo es mensurable. La fiebre es un signo que puede percibir el enfermo a modo de escalofrío o frío permanente, pero se puede confirmar su existencia y medir su grado mediante la toma de la temperatura corporal. Con frecuencia, los signos se descubren tras la exploración clínica del paciente aquejado de un síntoma que motiva la consulta. Un paciente con artritis puede acudir a consulta por notar dolor en las articulaciones. A partir de la exploración realizada se pueden descubrir los signos de inflamación y eritema articular, febrícula y otros derivados de las exploraciones complementarias (radiografías, analíticas).

Enfermedad

El término enfermedad deriva del latín infirmitas, falto defirmeza. La OMS define la enfermedad como la alteración o desviación del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo, por causas en general conocidas. Es manifestada por síntomas y signos característicos, y cuya evolución es más o menos previsible. Quizás la definición de enfermedad como la alteración leve o grave del funcionamiento normal de un organismo o de alguna de sus partes debida a una causa interna o externa sea más comprensible. La salud (del latín salus, salvación saludo) es definida por la OMS como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Es decir, no solo las enfermedades causan pérdida de la salud.

Síndrome

Síndrome (del griego συνδρομή syndromé, concurso) es, en términos médicos, un cuadro clínico o un conjunto sintomático que presenta una enfermedad con cierto significado y que por sus propias características posee cierta identidad. Es decir, un grupo significativo de síntomas y signos que ocurren a un tiempo y definen clínicamente un cuadro morboso, de múltiples causas. Por ejemplo, el síndrome de Guillain-Barré es una afección derivada de un ataque autoinmune a los nervios periféricos, en cuya etiología pueden estar implicadas infecciones bacterianas o víricas, vacunaciones o intervenciones quirúrgicas.

En patología mental, el término síndrome hace referencia a determinadas entidades nosológicas caracterizadas por la agrupación de signos y síntomas basada en su frecuente concurrencia. Esto puede sugerir una patogenia, una evolución, unos antecedentes familiares o una selección terapéutica comunes.

Trastorno

Trastorno hace referencia a la enfermedad mental y es el término elegido por la OMS y la CIE para referirse a ellas. Se trata de alteraciones respecto al grupo social del que el sujeto proviene, en el razonamiento, en el comportamiento, en las emociones, en las relaciones con los demás o en la capacidad de discernir la realidad. Normalmente se deben a un conjunto de causas o factores confluyentes, en los ámbitos biológico, psicológico y social, aunque es posible encontrar una causa orgánica subyacente.

Un medicamento para cada enfermedad

En la actualidad se requiere que los psicólogos conozcan todas las herramientas que están destinadas a la salud bio-psico-social del paciente que padece trastornos mentales. Aquí se incluye el conocimiento teórico de todos los conceptos y técnicas relacionadas al abordaje concreto que requiera paciente. Y, para conseguir estas habilidades, es necesario capacitarse por medio de los programas especiales de TECH Universidad Tecnológica.

Ya sea a través del Máster en Neuropsicología Clínica o el Máster en Psicología de la Educación, se obtendrán formas de intervención psicológica frente a las patologías mentales que, en la sociedad, parecen ir en aumento. Sin embargo, la Psicología es mucho más amplia, y por ende incluye otras disciplinas tales como el Máster en Psicofarmacología para Psicólogos, el cual profundiza el funcionamiento de los diferentes medicamentos según cada trastorno psicológico.

Artículos relacionados

1 /

Compartir