Precocidad intelectual
El término de altas capacidades intelectuales no es lo mismo que superdotación, talento o precocidad intelectual, a pesar de su relación.
facultad de psicología · psicopedagogía
mié. 13 de oct. 2021
0

Si bien se propone utilizar en este artículo el término de altas capacidades intelectuales por englobar la variabilidad individual de este colectivo, se hace necesaria la clarificación terminológica. Con frecuencia, se usan de manera indiscriminada y de forma sinónima términos específicos como superdotación, talento o precocidad intelectual.

Introducción

La finalidad de la detección es mejorar la intervención. Se entiende que etiquetar al alumnado no aporta beneficios en la respuesta educativa. Por lo tanto, es imprescindible ser rigurosos en la detección de las necesidades de todo el alumnado para realizar intervenciones ajustadas a las características particulares de quien sobresale por sus altas capacidades intelectuales. Es imprescindible ser rigurosos en la detección de las necesidades de todo el alumnado con el fin de realizar intervenciones ajustadas a las características particulares de quien sobresale por sus altas capacidades intelectuales.

Uno de los principios de equidad en educación para alumnado con necesidades educativas específicas se centra en la idea del establecimiento de procedimientos, recursos y herramientas necesarias para llevar a cabo una correcta identificación temprana de los alumnos con altas capacidades intelectuales. Además, establece que la atención integral a este alumnado se iniciará desde el mismo momento en que dicha necesidad sea identificada y se regirá por los principios de normalización e inclusión. Seguir este propósito debe ser uno de los objetivos a alcanzar en cualquier centro escolar.

Centrándose en la alta capacidad, una detección precoz permitirá a estos sujetos ser estimulados de manera adecuada en la escuela y en la familia, optimizando el desarrollo de las competencias básicas, evitando que sus dificultades o condiciones iníciales, de no ser atendidas tempranamente, restrinjan la eficacia de la respuesta educativa y limiten su crecimiento como personas.

Conceptualización

La infancia y la niñez son etapas iniciales de la vida de un individuo que, por su importancia, deben ser abordadas desde una dimensión biológica y psicosocial. Desde el crecimiento físico del niño a la vida de relación con los demás seres humanos, todo tiene su origen en la infancia misma. Dependiendo de cómo se cimente la base en estas etapas, se desarrollará la vida de un determinado sujeto.

Por medio de las relaciones con su grupo de iguales, los niños desarrollan su bienestar y se desarrollan social y emocionalmente. Este desarrollo incluye las habilidades para tener relaciones satisfactorias con otros como jugar, comunicarse, aprender, discutir abiertamente y experimentar emociones. En términos generales, la formación a través de las relaciones es crucial para el desarrollo de la confianza, empatía, generosidad y conciencia de sí y de los otros. Las relaciones son esas maneras en las que el bebé, a través del proceso de socialización, llega a conocer el mundo.

Distintos modelos permiten explicar la construcción de la personalidad. Hacen énfasis en la importancia que tiene en la niñez la complementación del potencial genético, las experiencias físicas y afectivas de los primeros años de vida y las relaciones sociales en los años posteriores. Tal es la relevancia de estos procesos en la infancia que las alteraciones en estas fases dan lugar a conflictos internos personales que afectarán (o pueden afectar) a un sujeto determinado durante su vida como adulto.

La precocidad intelectual es un fenómeno que se da dentro de las dos primeras etapas evolutivas de la vida de un sujeto: la infancia (0 a 6 años) y la niñez (de 6 a 11 años). Aunque muchos autores omiten este concepto (se centran tan solo en los talentos y la superdotación), lo cierto es que, si se atiende a la cantidad de vivencias y conflictos que se dan en estas primeras etapas vitales, la precocidad intelectual es quizás el tipo de alta capacidad que requiere de una mayor atención e intervención.

Concepto de «superdotado»

Se recogen diferentes acepciones del concepto de “superdotado”. Se habla de diferentes tipos de sujetos:

  • Genios: hay menos unanimidad respecto a esta denominación, pero bajo este término se encontrarían sujetos con una gran capacidad intelectual y de producción, históricamente el caso más representativo sería Leonardo Da Vinci. También se denomina así a los sujetos de capacidad ilimitada.
  • Precoces: aquellos que tienen un desarrollo temprano inusual para su edad. La mayoría de los superdotados son precoces, pero no todos los niños precoces llegan a desarrollar capacidades excepcionales.
  • Prodigios: son los que realizan una actividad fuera de lo común para su edad y condición. Desarrollan productos que llaman la atención en un campo específico, memoria, lenguaje, ritmo, etc. Han habido figuras eminentes que fueron niños prodigio en su infancia. El caso de Mozart es universalmente conocido, pero han habido otros que no lo fueron, como Einstein o Picasso. También son conocidos numerosos casos de niños prodigio que posteriormente no han desarrollado más habilidades que cualquier otro adulto.
  • Talentos: el talento es la capacidad de rendimiento superior en un área de la conducta humana. Hay numerosas clasificaciones de tipos de talentos.
  • Alta capacidad: se reconoce en este grupo a sujetos con alta capacidad intelectual medida a través de pruebas psicométricas.
  • Brillantes: sujetos que destacan en alguna capacidad en un contexto determinado.
  • Excepcionales: sujetos que se desvían de la media.
  • Superdotados o Sobredotados: algunos autores reservan este término para adultos que destacan en todas las áreas del conocimiento humano.

Falsos mitos de las altas capacidades

En la práctica educativa y legislativa del sistema educativo, normalmente se ha prestado mayor atención a las personas con déficit. Tradicionalmente se pensaba que las personas con altas capacidades eran capaces por sí mismas de responder adecuadamente a las exigencias del sistema y no deberían tener ningunas necesidades especiales: ya eran bastantes afortunadas por tener un alto potencial.

Aparte de los falsos mitos sobre las AA.CC, se debe abordar la precocidad intelectual como una etapa donde debiera realizarse la detección temprana. Como ya se ha analizado con mayor profundidad, un caso de alta capacidad no detectado o diagnosticado de forma tardía conlleva multitud de conflictos internos para el sujeto. Evaluar al niño/a antes de los 7 años se hace necesario para su equilibrio y estabilidad emocional.

La experiencia profesional aporta datos ciertamente preocupantes, ya que son numerosos los profesionales que apuntan que aquellos casos donde se observan situaciones de gran conflicto se producen en sujetos adolescentes o adultos que no han sido diagnosticados de forma temprana, o habiendo sido detectados, no se les ha intervenido. Son personas que, evidentemente, se sienten desprotegidas, poco comprendidas y, en definitiva, inadaptadas dentro de un sistema que no es capaz de integrarlos.

Errores en el diagnóstico

La precocidad intelectual, como una de las expresiones de la alta capacidad es un fenómeno evolutivo, cognoscitivo, emocional y motivacional de la inteligencia humana. Suele darse entre los 0 y los 14 años. Actualmente, algunas de las confusiones más comunes de las AA.CC giran en torno a la definición e interpretación de lo que se puede denominar precocidad intelectual.

Y es que, hasta hace relativamente poco tiempo, la influencia de las teorías psicométricas, centradas más en la medición cuantitativa de la inteligencia de una persona que en la tipología de esta alta capacidad, favorecía que no se tuviera en cuenta el concepto “precocidad intelectual” como elemento característico o tipología de las AACC (Precocidad intelectual, talentos y superdotación).

De este modo, tomó fuerza el concepto superdotado como fenómeno que englobaba no solo a los verdaderos superdotados sino también a los alumnos precoces y talentosos. Todavía en la actualidad se suelen encontrar profesionales de la educación y del diagnóstico que siguen afirmando que un niño de 5 años es superdotado y no precoz (como debiera ser debido al estadio de desarrollo en el que se encuentra un niño/a).

Generalmente, este fenómeno es descrito, de forma incompleta, como la adquisición temprana de algunos hitos intelectuales o psicomotrices (por ejemplo, en el inicio del habla o del proceso lecto-escritor). Y es que es a partir de esta definición donde surgen muchos de los discursos erróneos de la sociedad actual en materia de alta capacidad. Planteamientos que giran en torno a la idea de que la precocidad intelectual no debe ser atendidos. Se trata tan solo de un proceso de maduración temprana que, en cualquier caso, acabará estabilizándose con el paso del tiempo.

Características de los sujetos

Lenguaje

  • Vocabulario comprensivo avanzado a los 24 meses.
  • Pregunta constantemente por palabras nuevas que no conoce.
  • Conoce y maneja a la perfección los parentescos a los 30 meses.
  • Decir la primera frase antes de los 12 meses.

Cognición

  • Suelen aprender a contar antes de los 24 meses.
  • Elaboración de puzles de más de 20 piezas antesde los 30 meses.
  • Conoce el abecedario a los 2,5 años.
  • Lectura de un libro con facilidad antes de los 4 años.
  • Realiza preguntas constantes acerca de cuestiones relacionadas con su interés.
  • Elaboran puzzles de más 20 piezas antes de los treinta meses de edad.

Creatividad

  • Mucha preferencia por la estimulación divergente.
  • Posee una gran imaginación y fantasía.
  • Pensamientos poco rígidos. Ideas flexibles

Social

  • Pueden aparecer dificultades de relación con su grupo de iguales a los 4 años.
  • Preferencia por la relación con niños mayores o adultos.
  • Es independiente y siente preferencia por trabajar solo.
  • Muestra intereses distintos al del resto de su grupo normativo de referencia.

Emocional

  • Proceso de maduración neuropsicológico asincrónico.
  • Dificultades para reconocer las emociones.
  • Hipersensibilidad.
  • Realiza preguntas de carácter existencial (vida/ muerte).

Por último, a modo de conclusión se cree conveniente finalizar con la siguiente afirmación realizada dentro de la Guía Científica de las Altas Capacidades, elaborada por el Consejo Superior de Expertos de Altas Capacidades en colaboración con el Colegio Oficial de Médicos de España en que los niños con precocidad intelectual: independientemente de que en el futuro desarrollen un talento o una superdotación, se encuentran dentro del fenómeno de la alta capacidad. Por tanto, se les tiene que dar la atención que requierenLa legislación así lo hace saber y el sentido común también.

Variaciones de las altas capacidades

La psicología puede intervenir en el proceso educativo de los menores desde diferentes especialidades como es el caso del Máster en Psicología de la Educación y el Máster en Neuropsicología y Educación. La labor de los profesionales adquiere en este campo una gran importancia, ya que pueden ayudar a mejorar considerablemente la calidad de vida de los pacientes con diversas habilidades o deficiencias cognitivas.

Es decir, que a través de los posgrados antes mencionados, así como en el Máster en Altas Capacidades y Educación Inclusiva para Psicólogos, se siguen los criterios de un estudio inclusivo. En otras palabras, aquí aprenderás las formas más efectivas de trabajar con niños por medio de novedosos planes de actuación que repercuten positivamente en su desarrollo intelectual.

Artículos relacionados

1 /

Compartir