Papel del psicólogo escolar
El papel del psicólogo escolar es el de optimizar el rendimiento académico de todos aquellos alumnos inscritos en el centro educativo.
facultad de psicología · neuropsicología
mar. 01 de jun. 2021
0

El departamento de orientación en las escuelas tiene como objetivo fundamental optimizar el rendimiento escolar de todos aquellos alumnos que se encuentran inscritos en el centro educativo, tanto si presentan dificultades del aprendizaje como si no. Tener en cuenta a todos los niños y/o adolescentes permite que la neuropsicología funcione de forma adecuada para que los menores puedan vivir una experiencia sana en el proceso de educación.

Dificultad de aprendizaje

El término dificultad de aprendizaje se emplea para describir todos aquellos problemas que presentan los menores en el aprendizaje. Se relacionan con la manera en la que el cerebro obtiene, emplea, almacena y transmite la información. Las dificultades del aprendizaje afectan a un 15% de los niños, siendo la más común aquella relacionada con la lectura, pero los menores pueden mostrar también dificultades en una o más áreas como:

  • La escucha.
  • La escritura.
  • El razonamiento.
  • El cálculo.

En cualquiera de los casos, no se diagnosticarán dificultades del aprendizaje si los problemas pueden ser explicados por otras causas. Por ejemplo, discapacidad o retraso intelectual, problemas auditivos, visuales o motrices, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), falta de instrucción o escolarización, etc.

Causas y evidencias

Respecto a sus causas, estas no siempre son conocidas, pero se ha mostrado que en muchos casos se trata de una cuestión hereditaria (heredada de los padres). También se han asociado con factores como nacimientos prematuros, bajo peso al nacer, lesiones cerebrales, envenenamientos, enfermedades como la meningitis, etc. Las dificultades del aprendizaje no siempre son evidentes, lo que dificulta su diagnóstico. Sin embargo, existen algunos signos que pueden ser percibidos por padres y maestros como:

  • Retrasos en el desarrollo del lenguaje y el habla.
  • Dificultades en el aprendizaje de los colores, los números, para hacer rimas, etc.
  • Problemas de coordinación.
  • Baja capacidad atencional.
  • Problemas en la organización y en el cumplimiento de normas.

En cualquiera de los casos, la prioridad en el centro escolar será siempre mejorar el rendimiento académico. Cuenta para ello con el apoyo de los equipos docentes en todas las etapas educativas. Para ello, el equipo de orientación puede incorporar actividades destinadas a reforzar la actuación de los profesores, padres y educadores, posibilitando que las actuaciones por parte de todos estos agentes implicados sean más eficaces. También suele ofrecerse orientación psicopedagógica. Así resultará beneficiosa para poder enfrentar la situación de estos menores en los centros escolares.

Programas de intervención

Un proyecto es una propuesta ordenada de todas aquellas acciones que se van a llevar a cabo con el fin de solucionar un problema o reducir su impacto en un determinado individuo o grupo. Recoge las características de estas, los recursos que se requieren, las diferentes soluciones, limitaciones, etc. Por tanto, de forma sistematizada, el proyecto educativo debe especificar, en todos los casos, los siguientes contenidos:

  • Aquello que se pretende lograr, el objetivo u objetivos.
  • El procedimiento por el cual se guiarán los profesionales para la aplicación (plan de acción y planificación de las acciones).
  • La persona o personas a las que va destinada dicho proyecto.
  • El lugar en el que se va a llevar a cabo.
  • Las personas que participarán en la implementación.
  • Los medios necesarios.
  • El tiempo estimado de aplicación.
  • Posibles riesgos o consecuencias de la intervención.
  • Como se valorará la consecución de los objetivos o el éxito del programa.

Por tanto, para que los programas de intervención resulten eficaces, se debe definir dicho programa y desarrollar todas aquellas acciones que lo englobarán, especificando que no se trata de una acción puntual. En los colegios, los programas de intervención más habituales son los relacionados con el desarrollo perceptivo-motriz y de la lateralidad. Se debe a que se ha demostrado la estrecha relación de estos aspectos con el desarrollo de las dificultades del aprendizaje. Para aplicar este tipo de programas, es necesario tener en cuenta una serie de orientaciones generales como:

  • El trabajo se debe enfocar en el desarrollo perceptivomotriz y el adecuado establecimiento de la lateralidad, concibiéndolo como la forma adecuada de prevenir las dificultades del aprendizaje.
  • La prevención implica adelantarse al desarrollo de dificultades, problemas educativos y fracaso escolar. Se da mediante el desarrollo de la lateralidad, la percepción y la psicomotricidad en las primeras etapas escolares.
  • Se debe priorizar la aplicación de dichos programas de intervención relacionados con el desarrollo neurológico y la resolución de los problemas, frente a las calificaciones escolares.
  • Es necesario relacionar todas aquellas actividades del programa con los contenidos curriculares de los alumnos, acordes a su edad y curso escolar.

Proyecto ADI

Uno de los proyectos más ampliamente utilizado es el proyecto de apoyo y desarrollo de la inteligencia (ADI). Está destinado a mejorar la lateralidad, el desarrollo perceptivo-motriz y el rendimiento académico general. Su aplicación requiere del cumplimiento de un programa determinado:

  1. Asesoramiento.
  2. Aplicación del programa.
  3. Entrevistas con los profesores.
  4. Reuniones con el equipo que participa en la aplicación del programa.
  5. Sesión informativa a los padres.
  6. Conclusiones y acuerdos.

Programas para el establecimiento de lateralidad

En el supuesto de alumnos con problemas en el establecimiento de la lateralidad, tales como lateralidad cruzada, mixta, contrariada o, entre otras sin definir, van a requerir de una intervención para mejorar aspectos como:

  • La organización espacio-temporal.
  • Los patrones de ordenamiento motriz que se encuentran cruzados.
  • La activación del cuerpo calloso.

Para la aplicación de cualquier programa destinado a tal fin, se deben tener en cuenta una serie de orientaciones:

  • Se debe proponer a los niños experiencias en el suelo y diferentes superficies, donde puedan moverse y jugar.
  • Se debe animar a los menores a realizar actividades manipulativas, tales como la manipulación de objetos grandes y pequeños, mejorar la pinza, aumentar la precisión, etc.
  • Los niños deben tener libertad de movimiento en espacios amplios destinados a tal fin, donde puedan realizar deportes y jugar al aire libre.

Mejora de los reflejos primarios

Los programas para la mejora de los reflejos primarios se basan en actividades de movimientos rítmicos que permiten inhibir los reflejos, el trabajo de equilibrio y de todos aquellos elementos del desarrollo neurofuncional. Ellos van a influir en la lateralización y, por consiguiente, en la maduración del proceso de aprendizaje de los menores.

Para su aplicación, es necesario que los profesionales se aseguren que los reflejos primarios están bien integrados en los niños, descubran cómo es el proceso de activación de los mismos, tanto en los adultos como en los niños y que conozcan los diferentes tipos de reflejos. Los programas se basan en la terapia de movimiento rítmico, que permite inhibir los reflejos primitivos y superar el nivel de neurodesarrollo actual. Lo conciben como básico para un adecuado aprendizaje y para la maduración personal.

Neuropsicología de las dificultades de aprendizaje

Al hablar de educación, TECH Universidad Tecnológica pone especial atención en los métodos hipotético-deductivo y analítico-deductivo. Así, al poner en conjunto las diferentes maneras de enseñar y aprender, no sólo genera programas de alta calidad como la Maestría en Investigación en la Neuropsicología de la Educación o la Maestría en Altas Capacidades y Educación Inclusiva para Psicólogos, sino que también utiliza a través de ellos los recursos técnicos que dispone en sus cursos.

Así mismo, es importante resaltar a la neuropsicología en el ámbito educativo. Esta neurociencia es estudiada en la Maestría en Neuropsicología y Educación, en la cual se analiza el abordaje del cerebro para darte conocimientos específicos de esta compleja disciplina. De una forma intensiva y práctica, podrás apostar a un resultado de gran valor para tu perfil profesional.

Artículos relacionados

1 /

Compartir