El dibujo como herramienta psicológica
Hoy en día no cabe duda de la utilidad del dibujo como herramienta clínica y se sabe que es especial en el caso de los niños y adolescentes.
facultad de psicología · familia
mar. 01 de jun. 2021
0

Hoy en día no cabe duda de la utilidad del dibujo como herramienta clínica. Y, aún más claro, se sabe que es especial en el caso de los niños y adolescentes. Tiene un efecto grande en el diagnóstico y evaluación de los conflictos emocionales, afectivos y relacionales subyacentes a la psicopatología infantojuvenil. Al ser una forma de expresión muy íntima, se estudia este método desde la comunicación predominantemente analógica, tanto en el ámbito de la salud como de la enfermedad.

Conceptos generales

Trazo

Habla de su mundo emocional.

  • Amplitud: los trazos amplios se hacen desde la confianza, la extraversión. Los trazos cortos, discontinuos, circulares, hablan de inhibición e introspección.
  • Fuerza: un trazo fuerte indica tensión a la hora de expresarse en la relación. El trazo que representa conflicto clínicamente significativo es aquel que es tan fuerte que se puede tocar por el reverso del papel. Las emociones implicadas en el conflicto relacional son la rabia y el miedo, que al estar implicadas la una sobre la otra, no llegan a cumplir sus funciones adaptativas, ya que se expresan de manera compulsiva.
  • Borraduras: tanto cuando se dibuja con lápiz como con bolígrafo o rotulador, el niño muestra gran ansiedad ante la figura familiar o la parte del cuerpo de la figura humana sobre la que borra (lápiz) o tacha (boli o rotulador).

Tamaño

Pone en relación lo que siente ocupar en el mundo. En el caso del dibujo de la figura humana o lo que ocupa en su vida en el caso del dibujo de la familia. El tamaño que estadísticamente representa un equilibrio emocional cuando la consigna es la de dibujar una figura humana cuando ocupa aproximadamente el 50% del papel.

  • Pequeños: inseguridad, miedo, estados depresivos, autoimagen negativa.
  • Grandes: sentimientos de importancia, autoimagen positiva, seguridad.
  • Muy pequeños: clínicamente significativo. Se suele dibujar en el margen o en alguna esquina del papel. Trastornos relacionados con la Inadaptación. Compulsivos, evitadores.
  • Muy grandes: No caben en el folio. El niño empieza a dibujar y no puede culminar con parte del dibujo dado que no cabe en el papel. Trastornos relacionados con la adaptación. Impulsivos, falta de planificación, comportamientos disruptivos. Hiperactividad.

Ubicación

Por lo general, en niños y adolescentes es normal dibujar la figura humana, el árbol, la casa, entre otros, en la parte izquierda del papel. Es menos habitual dibujar en la parte derecha. No obstante, sólo se deben considerar un dato a explorar el dibujo en los márgenes:

  • Superior: idealistas, soñadores, se refugian en la fantasía cuando no se adaptan a sus diferentes contextos. Sobre todo es significativo en adolescentes.
  • Inferior: cansados, tristes, sentimientos de impotencia, desesperanza, desmotivación.
  • Izquierdo: recalcar que esta ubicación es normal, pero cuando dibujan muy al margen izquierdo se pueden explorar sentimientos de inadaptación, dependencia patológica,
  • síndrome de Peter Pan.
  • Derecho: mucho más extraño a cualquier edad. Si la ubicación izquierda representa el pasado (se lee de izquierda a derecha, se dibuja de izquierda a derecha), se puede entender que cuando el niño o adolescente dibuja en el extremo derecho, es una sobrecompensación. Es posible, y esto es lo que hay que explorar, que en su pasado haya memorias traumáticas, sucesos que le relegan a una posición de excesiva vulnerabilidad.

Sombreado

Se sombrean las zonas del dibujo en las que hay ansiedad o angustia respecto a la función que cumplen.

  • Brazos y/o manos: preocupación respecto a lo que se hace o no se puede hacer. Ansiedad referente a capacidades, habilidades, relaciones afectivas.
  • Piernas: preocupación respecto a la posición que se ocupa en el grupo, a la toma de decisiones. Ansiedad referente a identidad, seguridad, pertenencia, pertinencia.
  • Tronco: clínicamente significativo. Importa la presión y la cantidad de tronco sombreado. Trastornos relacionados con pánico, psicosomática, daños físicos, conducta alimentaria, imagen corporal (solo en adolescencia).
  • Cara: si el sombreado es llamativo, como por ejemplo repasar cuatro o cinco veces la boca, redondear una y otra vez los ojos, excesivo pelo sobre la cara dejando gran parte cubierta, hay que investigar sobre conflictos con autoimagen, identidad, lugar que se ocupa en el mundo, en la familia.

Evaluación-intervención con DCF

El DCF (Dibujo Cinético de la Familia) de Gregg M. Furth es una herramienta de evaluación. Al mismo tiempo de intervención, lo que permite es encontrar, marcar y focalizar sobre la base del conflicto. También tratar el conflicto básico al ser una herramienta compatible con el trabajo de Desencuadre y Desplazamiento, así como de Reestructuración y Resolución.

Se trata de proponer al niño o adolescente que haga un dibujo de su familia con la prescripción de que cada miembro esté haciendo algo (DCF). A continuación se le propone realizar el dibujo de su familia en el pasado y con la misma prescripción, la de que cada miembro estará haciendo algo (DCFP: Dibujo Cinético de la Familia en el Pasado).

Gregg M. Furth propone que el segundo dibujo, el del pasado (DCFP), se proponga al niño que lo realice reflejando a su familia cuando él tenía 5 años. Nosotros hemos hecho una variación, ya que nos parece más interesante que el niño realice ese dibujo de su familia en un pasado en el que localicemos que pudo haber establecido el origen de un conflicto todavía sin resolver, o sencillamente un momento de interés clínico. Por esto es que se desconoce antes de ser realizado el dibujo.

Aplicación

  1. DCF: la prescripción es la siguiente: “Te voy a pedir que hagas un dibujo, un dibujo de tu familia. Dibuja a cada uno haciendo algo, lo que sea, dibújalos haciendo lo que suelen hacer, lo que más te recuerda a ellos”. Permite que el niño vierta sobre el papel la estructura de su composición familiar, el lugar, tamaño e importancia de cada miembro en la familia. La propia ubicación sentida del paciente en el sistema familiar, las coaliciones ocultas entre algunos de los familiares. Pero además, permite entender cuáles son los patrones interactivos entre sus miembros, dado que la prescripción que se da al niño o adolescente es que dibuje a su familia.
  2. DCFP: la prescripción es la siguiente: “Ahora haz un dibujo de tu familia en el pasado, da igual qué momento elijas, pero ese momento es importante porque era justo antes de que… (te empezaras a sentir así, te pasara lo que te pasa ahora, tuvieras ataques de pánico, etc). Cada miembro de la familia tiene que estar haciendo algo”. A través de este segundo dibujo, se puede ahondar en los sucesos vitales que establecieron memorias emocionales que están manteniendo el problema actual.
  3. DCFF: la prescripción es la siguiente: “Yo sé que superarás esto que te pasa. Lo que no sé es cuándo lo conseguirás, pero tú lo sabrás cuando llegue el momento. Ahora te pido que hagas ese dibujo de tu familia en el futuro; en ese futuro en el que tú ya habrás superado lo que te pasa hoy. Ya sabes, cada uno de tus familiares debe estar haciendo algo”. A través del tercer dibujo, se está interviniendo en el sistema representacional del niño. Se está trabajando sobre su autoconcepto. Implícitamente se está valorando en él que puede realizar sus deseos o necesidades psicológicas básicas. Imaginamos que él puede para que él imagine que puede.

Otras herramientas de intervención

TECH Universidad Tecnológica se ha unido a la larga lista de instituciones preocupadas por la salud mental en niños y adolescentes. A través de programas de alta calidad, como la Maestría en Psicopatología Infantojuvenil y la Maestría en Intervención Psicológica en Dificultades del Aprendizaje, encara e integra todo lo que la ciencia conoce en este momento sobre las patologías en todas los grupos etarios.

En esta Maestría en Psicología Clínica Infantojuvenil podrás encontrar los conocimientos que necesitas para dominar de forma especializada el manejo de la psicopatología del niño y el adolescente. Debido a que la salud mental enfocada en pacientes de edades tempranas ha sido muy poco trabajada, este curso se trata de una oportunidad llena de ventajas para el profesional interesado.

Tags: Familia

Artículos relacionados

1 /

Compartir