Altas capacidades y talentos
Hay una diferencia, aunque muchos la desconozcan, entre alta capacidad, talento, prodigios, precocidad y genialidad.
facultad de psicología · neuropsicología
jue. 09 de sep. 2021
0

Hay una diferencia, aunque muchos la desconozcan, entre alta capacidad, talento, prodigios, precocidad y genialidad. En todas estas categorías, el funcionamiento neuropsicológico cambia dependiendo de la herencia y el ambiente por el cual se encuentra rodeado el sujeto. En consecuencia a la diferenciación de estos conceptos, se han creado diversos modelos explicativos.

Contexto

La concepción de las aulas escolares como un entorno homogéneo con alumnos con características y capacidades similares es inimaginable. Los docentes suelen encontrarse con perfiles muy variados.

En la actualidad, cada vez con más frecuencia, las aulas son lugares donde conviven grupos de estudiantes que muestran una gran diversidad en sus múltiples capacidades. A veces se refieren a características sociales, étnicas, culturales, motivacionales, necesidades educativas especiales, capacidad de aprendizaje, etc. Entre todos ellos, es posible encontrar alumnos con capacidades intelectuales que se encuentran dentro de la excepcionalidad. Resulta en una facilidad elevada para resolver problemas, razonar de manera lógica, memorizar información, etc.

En muchos casos, estos alumnos van a destacar entre sus compañeros por su elevado rendimiento académico y sus resultados. Sin embargo, no sucede en todos los supuestos, ya que pueden no destacar entre el grupo y pasar desapercibidos. Ello provoca que, en muchas ocasiones, estos alumnos sean diagnosticados, identificados y, en el peor de los casos, etiquetados como alumnos con dificultades o trastornos del aprendizaje. Esto suele derivar en fracaso escolar. Es por ello que los estudios al respecto han aumentado, así como la formación a los docentes, en un intento de identificar a estos alumnos de forma más temprana. Así mismo, llevar a cabo todas aquellas metodologías necesarias para evitar el fracaso escolar.

A su vez, todo esto lleva consigo la necesidad de que los procesos de enseñanza y de aprendizaje no tengan como base, de forma exclusiva, las competencias y conocimientos propios de cada uno de los niveles o cursos escolares recogidos en el currículo académico. Al contrario, también es necesario responder de manera correcta a la diversidad, lo que implica diferencias en cuanto al aprendizaje.

Superdotación

De forma tradicional, se ha empleado el término “superdotación” para hacer referencia a aquellas personas que muestran un CI o capacidad intelectual superior a la media correspondiente a su edad. Sin embargo, en realidad la superdotación presenta múltiples componentes, perfiles y áreas. No pueden ser reducidas todas ellas a una única medición de inteligencia a través de instrumentos psicométricos.

En la actualidad, la superdotación ha pasado a considerarse como una dimensión multifacética. No puede ser determinada por la medición del CI y la obtención de unos resultados superiores a los ciento treinta puntos. La puntuación de CI sigue considerándose un criterio importante, pero no el único. La concepción más amplia de la superdotación se encuentra sujeta al desarrollo y el cambio, no siendo meramente innato, genético o hereditario.

Históricamente, las áreas o materias académicas más relacionadas con la superdotación han sido, en primer lugar, las matemáticas, seguida de otras como el razonamiento. Sin embargo, en la actualidad, se consideran igual de relevantes otras como las habilidades lingüísticas, la creatividad, las capacidades viso-espaciales, las habilidades musicales, etc.

Diferencias de concepción

De esta manera, es posible establecer una serie de diferencias muy claras respecto a la concepción tradicional de superdotación y la actual. Se distinguen como principales:

  • El cambio desde una identificación de superdotación con un CI alto hasta una dimensión multifacética. En él se deben tener en cuenta múltiples aspectos además de la puntuación del CI.
  • La consideración tradicional de un aspecto considerado invariable, frente a la teoría evolutiva actual, que permite el progreso y la mejora.
  • La identificación inicialmente se realizaba en base a los resultados obtenidos en un test, mientras que en la actualidad se centra en mayor medida en el rendimiento y la capacidad de mejora.
  • El cambio desde una orientación de tipo elitista hasta una basada en la excelencia.
  • El cambio desde la creencia de que la superdotación se expresa independientemente del contexto y sin intervención especial, hasta otra que destaca la importancia del contexto para su percepción.

Términos distinguidos

Por otra parte, la superdotación es un término que a menudo se ha empleado para hacer referencia a diferentes términos. A pesar de que se encuentran relacionados, no expresan lo mismo. Se distinguen:

  • Alta capacidad: hace referencia a aquellas personas que muestran una inteligencia superior a la media en todas sus áreas y aptitudes. Se trata de un término que ha sustituido a la superdotación, dada la concepción negativa que se tenía del mismo. Se asociaba, por ejemplo, a dificultades en la capacidad de relación con los iguales.
  • Prodigio: hace referencia a aquellas personas (niños) que muestran o han mostrado una habilidad muy superior desde edades muy tempranas. El ejemplo característico que se emplea es Mozart, que a los 5 años ya hacía pequeñas composiciones.
  • Talento: hace referencia a aquellas personas que muestran aptitudes muy destacadas en una materia concreta. De esta manera, en función del área en el que presenta mayor habilidad, es posible hablar de diferentes talentos. Por ejemplo, artístico, verbal, numérico, etc. A su vez, se pueden distinguir dos subtipos:
    • Simple: aquella persona que presenta una aptitud destacada en una única área o materia.
    • Complejo: aquella persona que presenta aptitudes destacadas en varias áreas. Al realizar la medición del CI, obtiene puntuaciones de 80 o más en todas ellas.
  • Precocidad: hace referencia al desarrollo temprano de una determinada área, que a menudo se relaciona con altas capacidades. Sin embargo, muchos niños con altas capacidades han sido precoces, pero no todos los niños precoces van a presentar altas capacidades.
  • Genialidad: hace referencia a aquella persona que, presentando superdotación o altas capacidades, obtiene un producto en dicha área considerado genial.

Herencia y ambiente

La capacidad intelectual de una persona es el resultado de la combinación entre dos factores concretos: la carga genética o herencia y el ambiente. Por su parte, la genética favorece que se puedan desarrollar una serie de aptitudes mentales. Para su expresión, van a requerir de un ambiente que ofrezca al individuo las oportunidades necesarias para que este desarrolle, mejore y exprese dicho potencial intelectual. Por tanto, se rechaza la concepción tradicional de una inteligencia heredada e inmutable.

Algunos autores defienden que el talento es el resultado de unas condiciones personales, las cuales son heredadas de forma parcial. Se van a proyectar, siempre y cuando el contexto o ambiente lo permita, en diversas áreas de la actividad humana. Por tanto, el talento es una combinación entre herencia y ambiente que no se desarrolla de forma espontánea. Va a depender de aspectos como el esfuerzo, la voluntad, la constancia, el desarrollo personal, etc.

Por tanto, la capacidad presenta una raíz principalmente biológica. Ella va a conformar un determinado potencial y una aptitud concreta, la cual, a través de la estimulación adecuada del ambiente, ya sea escolar, familiar, social o individual, puede desarrollarse y adquirir la forma de talento o superdotación.

Aspectos del potencial

Así pues, el potencial va a depender de tres aspectos:

  • La estimulación familiar.
  • La respuesta educativa que se ofrezca.
  • La capacidad del propio ambiente social.

En relación con lo anterior, se han realizado algunos estudios e investigaciones para determinar la capacidad de influencia del ambiente en relación con el desarrollo de la inteligencia. Se estima que puede haber entre veinte y cuarenta puntos de diferencia. De ello se puede deducir que, si no se actúa para fomentar el desarrollo del potencial, las habilidades que presenta un menor de forma natural y que son superiores, pueden mantenerse estables y no desarrollar nunca el talento correspondiente.

Fundamentación neuropsicológica

Respecto a la fundamentación neuropsicológica, cabe decir que el sustrato de la inteligencia, de acuerdo con diferentes investigaciones, puede localizarse de manera predominante en el lóbulo frontal, principalmente en la corteza prefrontal. Sin embargo, existen otros estudios que, a través del uso de técnicas de neuroimagen, defienden la teoría de la integración frontoparietal. De acuerdo con esta teoría, existe una red frontoparietal que participa en la expresión de la inteligencia y que incluye la actividad de otros componentes como:

  • La corteza prefrontal.
  • La corteza inferior del lóbulo parietal superior.
  • La corteza cingulada anterior.
  • Diferentes regiones tanto de los lóbulos temporales como occipitales.

Según el rendimiento intelectual

Sin embargo, muchos estudios afirman que este funcionamiento cerebral no se realiza de la misma manera en personas que presentan altas capacidades. Su rendimiento intelectual, al ser superior, debe ir acompañado de un funcionamiento diferente. Surge así la hipótesis de la eficiencia neuronal que defiende que, ante la necesidad de resolver una tarea compleja, el cerebro de las personas con altas capacidades presenta una mejor eficiencia funcional. Está determinada por un empleo más eficiente y adecuado de las neuronas y los circuitos cerebrales. Estas realizan un menor esfuerzo metabólico que se traduce en un menor consumo de glucosa, el cual es visible en mayor medida en la corteza cerebral.

Esta eficiencia metabólica se puede observar también en otras áreas cerebrales que resultan más específicas para resolver la tarea o actividad concreta que está realizando la persona. Por tanto, aquellos individuos que presentan altas capacidades usan de manera más eficiente todos los recursos cognitivos de los que disponen. Además de esta mayor eficiencia cerebral, las altas capacidades también se han relacionado con:

  • Un mayor grosor del cuerpo calloso. Esto conlleva a una mejor conexión interhemisférica y una mejor integración de las funciones entre ambos hemisferios.
  • Una mayor actividad del hemisferio izquierdo en comparación con individuos sin altas capacidades.
  • Una mayor mielinización de las neuronas.

Características

De forma resumida, es posible señalar como características neuropsicológicas de las personas con altas capacidades las siguientes:

  • Menor esfuerzo metabólico que se acompaña de menor consumo de glucosa.
  • Mayores integraciones de las funciones cerebrales entre el hemisferio derecho y el izquierdo.
  • Empleo más eficiente de los circuitos y neuronascerebrales.
  • Mayor optimización de todas las funciones ejecutivas.
  • Mayor activación en zonas cerebrales específicasrelacionadas con la tarea a resolver.

Modelos

En el intento de explicar las altas capacidades, se han desarrollado diferentes enfoques, los cuales pueden ser englobados en:

Rendimiento

Son aquellos que defienden que la elevada capacidad intelectual es un elemento necesario para el alto rendimiento intelectual, pero que no es el único.

  • Modelo de los tres anillos de Renzulli (1978): defiende que las altas capacidades se pueden explicar en base a la interacción que presentan una serie de factores. Entre ellos están las capacidades intelectuales (generales para procesar información, integrar experiencias y emplear razonamiento abstracto), el compromiso con la tarea (motivación del individuo para comenzar), creatividad (capacidad para generar producciones que resulten novedosas, diferentes y originales), schoolhouse giftedness (se asocia al rendimiento académico), creative productive giftedness (creación de productos creativos orientados a resolver problemas).
  • Modelo de Gagné o Modelo Diferencial de Superdotación y Talento (1990): defiende que el talento tiene un origen biológico denominado dotación, el cual se tiene que transformar en talento mediante la adquisición de conocimientos y el desarrollo de las capacidades. En él intervienen catalizadores intrapersonales (temperamento, personalidad o motivación) y ambientales (familia, colegio y entorno social).

Socioculturales

  • Modelo de la Perspectiva Psicosocial de Tannenbaum (1986): se trata de un modelo de tipo psicosocial en el que se otorga una especial relevancia a factores personales, sociales y culturales, así como a la inteligencia en el desarrollo de las altas capacidades. Defiende que, para desarrollar adecuadamente el potencial, es necesario un nivel de desarrollo mínimo en cada una de las dimensiones siguientes:
    • Ambiente social y familiar.
    • Inteligencia general.
    • Aptitudes excepcionales.
    • Presencia de determinados rasgos de personalidad.
    • Buena suerte.
  • Modelo de interdependencia triartica de la superdotación de Monks y Van Boxtel (1988, 1992): un modelo de tipo psicosocial centrado en la interacción entre el entorno del individuo y sus propias condiciones personales. Defienden la existencia de dos triadas que interaccionan entre sí:
    • Triada social: se compone de la familia, el colegio y el grupo de iguales.
    • Triada individual: capacidad intelectual elevada, motivación y creatividad.

Cognitivos

  • Teoría Implícita Pentagonal de Sternberg (1985): para que un individuo pueda ser considerado superdotado o con altas capacidades, es necesario que reúna cinco condiciones o criterios (excelencia, valor, rareza, productividad y demostrabilidad). Posteriormente, Sternberg en 2001 añadió al modelo la pericia, considerando que los individuos con altas capacidades sobresalen en el desarrollo de la misma a través de la combinación de cinco destrezas: metacognitivas, de aprendizaje, de pensamiento (analítico, creativo, práctico), conocimiento, motivacionales.

Manejo del talento en la educación

La neuropsicología puede estudiarse desde diferentes perspectivas en TECH Universidad Tecnológica. El Máster en Neuropsicología Clínica o el Máster en Neuropsicología y Educación ponen a tu disposición los conocimientos específicos de este campo. Así estarás capacitado para realizar un completo y eficaz manejo de las altas capacidades y los talentos tanto en un aula de clase, como en un centro de investigación.

Por su parte, el desarrollo del Máster en Investigación en Neuropsicología de la Educación se apoya en constantes avances y progresos que se apoyan tanto en los ámbitos educativos, como en los profesionales y docentes. Los abordajes de ambas partes en esta ciencia se han convertido en imprescindibles gracias a que se desenvuelven en una de las disciplinas con más proyección en el momento actual.

Artículos relacionados

1 /

Compartir