Abordaje de trastornos psicosomáticos
Se han descrito muchas psicoterapias para el abordaje de trastornos psicosomáticos y su eficacia depende del paciente al que se aplique.
facultad de psicología · psicopatología
jue. 08 de abr. 2021
0

Se han descrito más de un millar de psicoterapias para el abordaje de trastornos psicosomáticos. Posiblemente todas ellas son eficaces para algunos pacientes y de igual forma todas ineficaces para otros. Nuestro objetivo no es intentar de asesorar al profesional sobre las escuelas o modelos relativamente considerados más o menos eficaces, sino determinar qué intervención es más eficaz para uno u otro paciente, teniendo siempre en cuenta que lo que realmente produce un cambio terapéutico es el vínculo que se establece entre el profesional y el que padece un sufrimiento que le incapacita o le bloquea.

Manejo del vínculo en el paciente psicosomático

Se previene al especialista del sectarismo y se aconseja, en cambio, un pluralismo terapéutico en el que se extraen intervenciones eficaces de varios enfoques de terapia diferente. Eso si, lo esencial en no se encuentra en la teoría ni en el contenido de lo que se trata. Lo esencial se encuentra en la relación o el vínculo con el paciente.

Es muy probable que al realizar psicoterapia, tanto el paciente como el terapeuta estén hablando de ellos mismos, aunque crean que están hablando de otras cosas. El terapeuta, cuando habla de lo que realiza en terapia, quizá este mostrándose, como en un test proyectivo, cómo es él. No solo como profesional, sino también como ser humano.

Por todo esto, se comprenderá que definir el concepto de psicoterapia es algo complicado, sobre todo porque muy pocos de los que escriben o piensan sobre psicoterapia se han preocupado por proponer una definición. Es importante, además, tener en cuenta que con el término psicoterapia se han realizado varias prácticas. Algunas muy loables y éticas, pero otras no tanto. Han sido muchos los agentes que con diferentes propósitos han desarrollado intervenciones encabezadas con el epígrafe de “psicoterapia”.

Maneras de intervenir en psicoterapia

Psicoanálisis

En los modelos psicodinámicos, y sobre todo en el psicoanálisis Freudiano, la asociación libre y la interpretación, son las estrategias para conseguir que el paciente trasfiera al analista sus ideas, sentimientos, deseos y actitudes que pertenecen a su relación con una figura significativa de su pasado (generalmente los padres).

Una característica esencial de la transferencia es su ambivalencia. De esta forma Freud distingue dos tipos de transferencia: la positiva (compuesta por sentimientos de ternura) y la negativa (compuesta de sentimientos de hostilidad). Para el padre del psicoanálisis, todo conflicto debía ser enfrentado en la esfera de la transferencia.

Propuesta de Ackerman

Ackerman propone una forma de intervención basada en la idea del grupo familiar como una unidad social y emocional. De esta forma, la psicoterapia interviene en el estudio de la familia. Aclara la relación de interdependencia fundamental entre el trastorno homeostático del individuo con problemas y el desequilibrio homeostático del grupo familiar. La intervención terapéutica que se realiza sobre el grupo familiar incide en la homeostasis de la unidad familiar y de ese modo se modifica el curso del problema.

Método de J. Lacan

Con J. Lacan comienza una nueva forma de proceder, concediendo al lenguaje un factor clave en la intervención psicoterapeuta. Lacan afirma que el inconsciente está estructurado como un lenguaje. Para él, el terapeuta solo dispone de un soporte para poder llegar al análisis: la palabra del paciente. Así la forma de proceder es captar en el discurso del paciente el momento de corte interpretativo, resultando posteriormente la interpretación como solución al callejón sin salida en el que se encuentra el paciente.

Terapias de conducta

En el otro vértice tenemos las terapias de conducta y, posteriormente, las más validadas terapias cognitivo-conductuales, las cuales tienen los siguientes puntos comunes:

  • El interés se centra fundamentalmente en la conducta (las cogniciones son otra conducta mas, tienen las mismas leyes) que determina la causa por la que la persona ha acudido a terapia. La conducta no es la simple señal de un proceso psicodinámico intrapsíquico.
  • Hay una continuidad entre la conducta normal y la anormal: ambas se mantienen y se modifican por los mismos principios. Por lo tanto la conducta desadaptativa puede desaprenderse y sustituirse por otra conducta que sea adaptativa.
  • El terapeuta es visto más como un instructor o un reforzador social, no siendo determinante el vínculo.
  • Se trabaja directamente con el síntoma o conducta desadaptada, de tal forma que se intenta desensibilizar la ansiedad. Se enseña a relajar, se reestructuran los pensamientos irracionales, se modela la conducta adaptada, o bien se castiga la conducta desadaptada.
  • Se trabaja exponiendo (Stampfl), de forma directa o a través de técnicas encubiertas (Cautela), a la situación problema, hasta que el sujeto aprende nuevas respuestas tanto fisiológicas como conductuales más adaptadas.

Psicoterapias humanístico-existenciales

Con las psicoterapias humanístico-existenciales se pretende aumentar la conciencia del paciente respecto a su propia existencia. En consecuencia, ayuda a que experimente su existencia como real. La forma como se aborda la psicoterapia es muy flexible y se ajusta a las necesidades de cada cliente. La relación entre el terapeuta y el paciente es una relación prácticamente simétrica, ya que el terapeuta analiza todas las posibles formas de comportamiento, tanto de él mismo como del paciente. El compromiso es una pieza central, ya que para este tipo de terapias estar comprometido es el verdadero modo de estar vivo.

Maslow denomina experiencia cumbre a lo que siente el paciente cuando experimenta una cota como ser humano. Un estar aquí y ahora “perdido en el presente”, con la conciencia de que lo que debería ser, es. En Maslow el proceso de la terapia y los objetivos son indistinguibles.

La existencia

Rogers, Fritz Perls, Víctor Frankl y Eric Berne enfocan el tratamiento con un denominador común: la existencia. Las diferencias entre ellos se produce en la forma como llevan al paciente a enfrentarse a su existencia.

  • El primero intenta que el paciente deje de ser rígido, cerrado y autodespreciativo para poder llegar a ser espontáneo, reflexivo y capaz de experimentar nuevas experiencias. De esta forma se consigue el suficiente crecimiento.
  • El segundo intenta que el paciente se dé cuenta tanto de él mismo como del medio que le rodea. En definitiva, para Fritz Perls conseguir la conciencia total sobre uno mismo y el medio, es la forma de influir en los problemas. Intenta que fluyan las emociones y de esa forma que el paciente se sienta en el aquí y en el ahora.
  • Victor Frankl elabora toda una intervención a partir del concepto de neurosis neógenas, que son esas situaciones que llevan al sujeto a perder el sentido de su vida, de su existencia. El terapeuta ayuda al paciente a restablecer el sentido de su vida, sobre todo incentivándole a la entrega en una tarea o en el amor a una persona.
  • Eric Berne estudia el guión de vida o plan de vida del paciente, intentando potenciar la posición existencial original. Se traduce en “yo estoy bien, tú estás bien”. Se establece un contrato entre el terapeuta y el paciente lo que permite conseguir este guión vital. Con Berne se distingue como el paciente puede hablar desde su yo Padre, su yo adulto, o su yo niño. Algunas de sus técnicas son: interrogación, confrontación, explicación y cristalización.

Psicodrama

Jacob Moreno utiliza el psicodrama como espacio de espontaneidad en la que se libera la creatividad. Así puede relacionarse con nuevos roles y abandonar los inadecuados. Para este fin, Moreno utiliza cinco instrumentos:

  • Escenario.
  • Sujeto.
  • Director.
  • Yoes-auxiliares.
  • Auditorio.

Intervención psicológica

Actualmente se estima que más del 60% de las consultas que se realizan en los centros de zona (Ambulatorios) no padecen un trastorno de índole orgánico. ¿Qué les pasa entonces? La repuesta es que tienen un trastorno psicosomático.

Para poder hacerle frente a estas situaciones, TECH Universidad Tecnológica espera capacitar futuros profesionales en diferentes enfoques multidisciplinarios. En el caso de la psicología ofrece posgrados como la Maestría en Terapia Familiar y Estrés para Psicólogos y la Maestría en Psicoterapia de Tiempo Limitado.

Finalmente, para el caso concreto tratado en el presente artículo, la renombrada institución también ha creado la Maestría en Intervención Psicológica de los Trastornos Psicosomáticos en la cual se ofrecen teorías y casos prácticos para la enseñanza del abordaje en estos casos.

Artículos relacionados

1 /

Compartir