Sistemas de identificación dental
Es muy importante que se sepa identificar las diferentes piezas dentales, tanto de la dentición primaria como la permanente.
facultad de escuela de negocios · odontología pediátrica
lun. 25 de oct. 2021
0

Es muy importante que se sepa identificar y reconocer las diferentes piezas dentales, tanto de la dentición primaria como la permanente. El lenguaje científico puede tener una terminología propia para cada disciplina. Y dicho lenguaje también puede tener características básicas como son: claridad, concisión y precisión.

En odontología, la nomenclatura y los sistemas de numeración se refieren a las piezas dentales. Entre las funciones que estos sistemas deben cumplir, se encuentra el poder registrar de una forma clara, precisa, concisa y estandarizada todos los dientes de la cavidad oral en un momento determinado. De esta forma, se puede intercambiar información de la dentición de un paciente entre los diferentes profesionales del campo odontológico, lo mismo que servir para el intercambio de información científica en el área odontológica.

Guía

Para poder hacer un correcto reconocimiento de los dientes en las diferentes fases de la dentición como son primaria, mixta y permanente, se debe hacer un ejercicio de identificación y saber con certeza de qué diente se trata. No es muy común, pero pueden darse los casos de que una mala identificación de un diente pueda acarrear problemas tanto a nivel diagnostico como en el momento de realizar y ejecutar un correcto plan de tratamiento. Para ello se debe seguir una sencilla guía que pueda ayudar a la identificación de cada diente correctamente.

Tamaño y forma

Los dientes primarios por regla general son de menor tamaño que los permanentes. Sin embargo, ocasionalmente se puede encontrar un diente pequeño y cónico principalmente a nivel de los incisivos laterales superiores, llamado “lateral de Peg”, que es un diente permanente con una anomalía de tamaño y forma. Bajo tales circunstancias, la evaluación de los otros factores como la edad cronológica, la movilidad y el estado de erupción del diente ayudarán a identificar este diente correctamente. Otras anomalías tales como una fusión o una geminación pueden crear una ilusión y asemejar un diente permanente debido a su tamaño aumentado.

Se deberá tener en cuenta que los segundos molares primarios son muy parecidos a los primeros molares permanentes y que los primeros molares primariosno tienen ninguna semejanza con sus premolares sucedáneos. También hay se debe tener en cuenta el número de cúspides entre los molares primarios y los premolares ayudara a una correcta identificación dental.

Color

Se ha mencionado que el color del diente es un factor importante cuando se está identificando un diente. La dentición primaria al ser más blanca puede servir como referencia para diferenciarla con la permanente que es más oscura.

Presencia de surcos de desarrollo y mamelones

Los mamelones que se forman entre los surcos de desarrollo en los recién erupcionados dientes anteriores permanentes es otro factor identificativo. Esto solo ocurre en incisivos permanente y es debido a que la formación del esmalte se da en lóbulos. Dichos lóbulos se fusionan para formar las caras vestibulares y linguales de los incisivos. Estas líneas de crecimiento son vistos como pequeñas hendiduras o surcos en cuanto erupcionan y suele ser una pregunta muy común en los preocupados padres de los pequeños creyendo que se trata de una anormalidad.

Sin embargo, una breve explicación de lo que son estos mamelones y de cómo se irán desgastando con el uso cotidiano bastara para tranquilizarlos, a menos que exista alguna maloclusión o estén fuera de la oclusión, por lo que permanecerían más tiempo presentes. En los dientes primarios solo hay un lóbulo de crecimientos por lo que estos surcos no existen.

Nivel de erupción de los dientes

Los dientes temporales tienen un rango de erupción entre los seis meses y los tres años de vida, mientras que los dientes permanentes lo hacen entre los seis y trece años, excepto por los terceros molares permanentes, que lo hacen entre los 18 y los 25 años. Conociendo la cronología de la erupción de la dentición primaria, se sabe que a los 3 años de edad los veinte dientes primarios están totalmente erupcionados. Por lo tanto, cualquier diente que erupcione después de los cinco años deberá de tratarse de un diente permanente. Una clave para la identificación correcta de un diente es observando la cantidad de corona clínica erupcionada, parcial o totalmente. De esta forma se puede relacionar con la cronología de la erupción.

Erupción del diente del cuadrante opuesto

Regularmente la erupción de los dientes es simétrica bilateralmente, por lo que se observa el estado de erupción de un diente del cuadrante opuesto. Se puede tomar ese dato como referencia y saber si se trata de un diente permanente o no.

Secuencia de erupción

Al conocer la secuencia eruptiva de ambas denticiones, puede servir de ayuda para identificar las diferentes piezas dentarias presente en la cavidad oral. La secuencia de erupción puede variar entre un individuo y otro. Sin embargo, hay una sencilla guía para conocer la secuencia más favorable, siendo en la dentición permanente: Arcada superior o maxilar: 6-1-2-4-5-3-7 y 8 (1er Molar, Incisivo central, Incisivo Lateral, 1er. Premolar,2o Premolar, Canino, 2o Molar y 3er Molar); para la arcada inferior o mandibular: 6-1-2-3-4-5-7 y 8 (1er Molar, Incisivo central, Incisivo Lateral, Canino, 1er Premolar, 2o Premolar, 2o Molar y 3er molar).

Para facilitar la memorización de la secuencia eruptiva de la dentición primaria se utilizan letras. Ambas secuencias son similares tanto para la arcada superior como la inferior, siendo la más favorable: A-B-D-C y E (Incisivo central, Incisivo lateral, 1er Molar, Canino y 2o Molar).

Edad cronológica del paciente

La correlación que existe entre cronología y la secuencia de erupción de los dientes temporales y permanentes, siendo un indicador para valorar el correcto crecimiento y desarrollo de un individuo dentro del contexto clínico odontológico. Aunque esta correlación exista, puede haber variaciones debido a diferentes factores, dando como resultado una erupción prematura o tardía de los dientes permanentes. Uno de estos factores podría ser la pérdida prematura de un molar primario a causa de una infección (absceso) que aceleraría la erupción del diente sucedáneo.

Historia de extracciones previas

Es importante conocer la existencia de extracciones previas a su tiempo normal de exfoliación, ya que esto puede conducir a una erupción acelerada o tardía de los dientes permanentes sucedáneos. Algunas veces, cuando se extrae un molar primario infectado crónicamente con destrucción del hueso (absceso o fistula) y que cubre a un diente permanente no erupcionado (v.g. premolar) puede darse una aceleración del proceso eruptivo de dicho diente y apareceren la cavidad oral prematuramente alrededor de los sieteaños. Por el contrario, si la extracción del molar primario no ha tenido infección y ocurre a temprana edad (menor de seis años), puede darse un retraso en la erupción del premolar.

Si se conoce la existencia de extracciones previas, indicará que el diente extraído fue un diente primario y el que se encuentra en boca es un diente permanente erupcionado prematuramente.

Movilidad dental

Por regla general, si un diente presenta movilidad se trata de un diente primario. Aunque en algún momento un diente permanente anterior recién erupcionado puede presentar algún grado de movilidad casi imperceptible.

Presencia de facetas de desgaste

Las facetas de desgaste pueden ser un factor importante cuando se quiere identificar si un diente es primario o permanente. Por ejemplo, el canino primario es diente clave para hacer esta diferenciación, ya que su temprana erupción a la edad de dos años lo expone a este desgaste mucho más tiempo. En un paciente alrededor de seis años o mayor, el canino puede tener facetas en el borde incisal debido al desgaste oclusal.

Sin embargo, un canino permanente en erupción puede no tener ninguna de estas facetas incluso hasta los trece o catorce años. Se observa este tipo facetas de desgaste se elimina el riesgo de identificar erróneamente a un canino.

Nomenclatura de la dentición

La palabra nomenclatura puede indicar un conjunto de términos o lista de tecnicismos que se utilizan en algunas disciplinas, ya sea una ciencia, especialidad o autor en concreto.

En el caso de nomenclatura dental, se refiere a códigos utilizados por los profesionales de la odontología como son Odontólogos, higienistas, técnicos de laboratorio y, en general, personal involucrado en el ejercicio profesional de la Odontología que se utiliza regularmente en esta nomenclatura para señalar el nombre de una pieza dentaria, abreviado de esta forma, la designación nominal que lleva cada una debido a su posición dentro de la cavidad oral y en particular en las arcadas. Por lo tanto, se puede concretar que la nomenclatura dental se refiere a un consenso para designar a las dientes en cuanto a su situación física dentro de la boca.

A lo largo del tiempo la nomenclatura dental ha surgido en diferentes sitios geográficos, pero no fue hasta mediados del siglo XIX que se dio un cambio radical a la forma de nombrar los dientes. Principalmente se usaban los nombres en latín o griego, que era el lenguaje “tradicional” que se usaba para nombrar la terminología médica. Por lo que mencionar el nombre de un diente podría ser todo un reto para su uso cotidiano. Por ejemplo: Dente molares primum maxillae dextrae, para llamar al primer molar superior derecho.

Sistema de identificación dental

El concepto básico de un sistema de notación dental puede definirse como un sistema utilizado por los profesionales del ámbito Odontológico para asociar información a un diente específico. En la práctica clínica, es necesario el uso de algún sistema de “taquigrafía” o escritura rápida codificada para hacer la notación dental y así poder registrar los datos. Al hacerlo de manera eficiente, es necesario adoptar un tipo de código o sistema de numeración para los dientes.

Desde los primeros sistemas de numeración dental introducidos en 1861 por el Doctor Adolph Zsigmondy, hasta los últimos sugeridos por R. Havale y cols. En 2015, básicamente tienen como función proporcionar un modo de notación que facilite su uso dentro del campo de la Odontología.

Ya que al poder registrar de una forma clara, concisa y estandarizada las piezas dentales del paciente presentes en la cavidad oral en un momento determinado, se puede también intercambiar información entre profesionales respecto a la dentición del paciente. Así mismo, utilizarlo para dar información dentro del campo de la investigación odontológica.

Existen varios sistemas de numeración en el mundo, aunque los de mayor difusión por su uso común son tres principalmente:

Sistema FDI o Internacional

El sistema Internacional fue descrito originalmente por Viohl en 1966. Posteriormente en 1970 fue aceptado por la Federación Dental Internacional o FDI por sus siglas en francés (Federation Dentaire Internationale), en un “Comité Especial para la uniformidad de la notación dental” (Special Committee on Uniform Dental Recording). Fue aprobado como resolución de la Asamblea General de la FDI en Bucarest, Rumania (Keiser-Nielsen S. 1971). En ese mismo año fue adoptado también por la OMS y la Asociación Internacional de Investigación Dental (IADR-International Association for Dental Research). En octubre de 1994, fue aprobado por la Organización Internacional de Normalización (ISO-International Standard Organization) con la norma 3950, misma que es reconocida por la Asociación DentalAmericana (ADA-American Dental Association).

En dicha resolución se daban las pautas. Se especificó que un buen sistema de numeración debería de poseer ciertas características básicas para su uso y cumplir con los siguientes requerimientos:

  • Debería de ser simple y fácil de entender, usar y enseñar.
  • Debería de ser fácil de pronunciar en una conversación o en un dictado.
  • Poder adaptarse a los expedientes que se usan en la práctica clínica.
  • Ser fácil de incorporarse a un programa de computadora o software.
  • Poder ser fácilmente comunicable.

El sistema Internacional de la FDI es un sistema de doble digito. El primero representa el número de la hemiarcada o cuadrante, y el segundo el número de un diente. La cavidad oral (maxila y mandíbula) se divide en cuatro cuadrantes, comenzando por el cuadrante superior derecho y siguiendo la dirección de las manecillas del reloj. Serían superior izquierdo, inferior izquierdo y terminando en el inferior derecho. Para el primer digito se le asignará a cada uno de estos cuadrantes un número del 1 al 4 para la dentición permanente y del 5, 6, 7 y 8 para la dentición primaria.

A continuación, para el segundo dígito, se le asigna un número a cada diente, comenzando en la línea media por lo tanto para el incisivo será el 1, para el lateral 2 y así sucesivamente hasta completar las ocho piezas dentales que hay por cada cuadrante. La numeración de doble digito se escribe de forma continua, pero se lee ambos números por separado. Por ejemplo 11, sería uno que correspondería al Incisivocentral superior derecho permanente, ya que si se lee once podría confundirse con otro sistema de numeración (Americano). El 51 (cinco uno) correspondería al mismo diente en la dentición primaria.

Sistema de numeración Universal o Americano

El sistema de numeración Universal fue propuesto por J. Perreidt en 1882 como respuesta al sistema Europeode Zsigmondy. Al parecer a Perreidt le parecía demasiado redundante y confusa la idea de numerar del1 al 8 a cada diente y utilizar un símbolo para identificar los cuatro cuadrantes. En su lugar, numeró los dientes permanentes del 1 al 32. Utilizó letras mayúsculas de la A a la T para la dentición primaria. El beneficio de la simbología angular del sistema Zsigmondy/Palmer parecía aquí como irrelevante ya que el sistema universal designaba cada diente de una forma numérica única.

Hoy en día, el sistema “universal” de codificación dental es un nombre inapropiado, ya que solo se usa en los Estados Unidos. La ADA (Asociación Dental Americana) por una decisión unánime de su Consejo sobre Programas de Cuidado Dental adoptó el Sistema Universal de dientes numéricos el 18 de abril de 1975 (Schwartz y Stege, 1977). Aunque un gran número de profesionales de la Odontología han manifestado lo antinatural e ilógico que es este sistema, para los dentistas americanos el concepto del sistema universal es muy simple. Numera de forma continua los dientes del 1 al 32.

La dificultad reside en que hay que memorizar la asociación de cada número a un diente. Una vez aprendido, por supuesto, el sistema resulta muy fluido. Se comienza por el diente más posterior del cuadrante derecho (el tercer molar superior derechoo diente No 1), la numeración sigue en dirección de las manecillas del reloj hasta el tercer molar superior izquierdo que es el diente Nº 16. Luego, desciende la numeración enel mismo lado izquierdo al tercer molar inferior izquierdoo diente No 17 y siguiendo toda la arcada inferior hasta el tercer molar inferior derecho que termina siendo el No 32.

Sistema Zsigmondy/Palmer

El sistema de designación dental más popular durante gran parte del siglo XX fue desarrollado por el dentista vienés Adolph Zsigmondy. En 1861 introduce un sistema simbólico/numérico para la dentición permanente llamado “Sistema numérico ocho por cuadrante”. Utilizaba una cruz o rejilla que separaba los dientes en cuatro grupos de ocho dientes cada uno, numerando cada diente del 1 al 8 comenzando por el incisivo central y terminando con el tercer molar.

En 1874 utiliza el mismo sistema con el símbolo en cruz para la dentición primaria cambiando por números romanos del I al V. Aparte del novedoso método de numeración dental la mayor aportación de Zsigmondy fue como se menciona anteriormente, rompe la forma tradicional del uso de los nombres de cada diente en latín lo cual resultaba muy largo de nombrar.

El sistema Zsigmondy combina la numeración dental con un dispositivo gráfico (cruz) que señala cada cuadrante de la boca. Para poder escribirlos de forma individual, se utilizaba una marca en forma de L, con el segmento de línea vertical como línea media del sujeto y el segmento horizontal marcaba el plano oclusal que separaba las arcadas en superior e inferior. De esta forma, el clínico que lo utilizaba podía codificar fácilmente cada uno de los diente. El sistema era relativamente fácil excepto para el que lo conocía por primera vez, ya que tenía que recordar la posición del símbolo que indicaba de que cuadrante se trataba y si era el derecho o izquierdo, superior o inferior.

Odontología para menores

Así como TECH Universidad Tecnológica ofrece programas odontológicos para adultos con patologías bucales (tales como el Máster en Implantología Cirugía Oral y el Máster en Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial), también ha creado este Máster en Odontología Pediátrica Actualizada, el cual se dirige concretamente a aquellos profesionales que se dedican a atender pacientes menores en su práctica médica.

Artículos relacionados

1 /

Compartir