Marketing digital para reforzar la marca
La reputación digital es la opinión, consideración o el prestigio que tiene el público sobre una empresa en un entorno online.
facultad de escuela de negocios · comercio electrónico
lun. 31 de may. 2021
0

La reputación digital es la opinión que tiene el público sobre una empresa. También es interpretada como la consideración o el prestigio que los demás tienen de algo, en un entorno online, en el que el Marketing por Internet puede ayudar en el proceso de construcción de la marca. El Comercio Electrónico, por lo tanto, consiste en generar contenidos vinculados a una marca que permitan conectar al consumidor con ella por medio de redes digitales.

Estrategias online

Un elemento clave que incita a los consumidores a comprar los diferentes productos o servicios del mercado, es el valor que perciben de esa marca. En muchas ocasiones, más que los distintos usos del producto, los compradores se decantan por esas marcas, por la confianza que le inspiran y con las que han conectado a nivel emocional. En este entorno, se puede definir por reputación digital como la opinión, consideración o prestigio que los demás tienen de algo, en un entorno digital.

El Marketing Digital puede ayudar en el proceso de construcción de marca y reputación online, a través de diferentes estrategias de gestión como:

  • Sitio Web: el sitio web de una empresa, debe ser acorde con todos los elementos corporativos de la compañía (colores, logo, tipografía, etc). Es importante que el diseño sea agradable para los usuarios y que refleje su carácter. Aquí un aspecto importante para tener en cuenta es la usabilidad de la web. Debe ser de fácil acceso, sencilla de navegar y que se encuentre fácil lo que se busca. Si se consigue que el usuario se sienta a gusto en ella, volverá y querrá permanecer más tiempo en ella.
  • Publicar contenido de calidad: todo lo que se crea bajo el nombre de la marca, diseños en redes sociales, blog, vídeos, páginas corporativas, etc. Debe tener una calidad adecuada para los usuarios que la visitan. En este punto, es importante contar con especialistas que desarrollen cada una de esas tareas de forma profesional.
  • Servicio de atención al cliente: a través de vías online: las redes sociales son un buen escenario en el que desarrollar un programa de atención al cliente y mejorar o construir una buena reputación digital de la empresa.
  • Abrir perfiles sólo en las redes sociales activas: da muy mala impresión visitar un perfil social de una empresa y comprobar que está abandonado. Solo se deben abrir perfiles en las redes sociales que se han incluido en la estrategia de Social Media.
  • Humanizar a la empresa y crear vínculos con la audiencia: uno de los temas que más se valora por parte de los usuarios, es una empresa que se muestre cercano a ellos. La conversación en redes sociales ayuda a humanizar a la marca y a crear vínculos con los seguidores. La reputación digital es mejor cuando se humaniza a la marca y se establece vínculos emocionales con la audiencia.
  • Asociar la marca a eventos solidarios: este tipo de acciones, como participar en programas de recogida de alimentos, el patrocinio de eventos deportivos con fines benéficos y demás ayudas relacionadas con ONGs, mejoran la reputación digital de la marca con poco esfuerzo.
  • Demostrar conocimiento sobre el sector: uno de los modos más habituales y directos para conectar con el target es mostrar el know-how. Lo más habitual es crear un blog que recoja contenidos útiles que ayude a usuarios a resolver sus dudas. También se pueden organizar conferencias, coloquios, webinars, podcasts o publicar infografías.
  • Hacer que la comunidad aprenda contigo: antes de publicar en redes sociales o en el blog corporativo, hay que ver si ese contenido es útil para la comunidad.
  • Comunicar de forma honesta y sincera.
  • Monitorizar lo que se dice sobre la marca: en la red se tienen diferentes herramientas como Hootsuite o Social Metion, que permiten comprobar las menciones que se van realizando en las redes sociales e Internet sobre la marca, para poder analizar la reputación digital de la compañía.

Branded content

El Branded Content consiste en generar contenidos vinculados a una marca, que permitan conectar a esa marca con el consumidor. Las características principales del Branded Content son:

  • Está centrado en los valores de la marca, no en sus productos o sus servicios: se basa más en las cualidades intangibles de la marca que en las características concretas de su oferta.
  • Busca generar conversación y notoriedad en torno a la marca: los contenidos intentan impactar a la audiencia y hacer que se hable de la marca. Más que intentar conseguir ventas directas, por lo que las métricas clave para medir el éxito de una acción de este tipo, suelen centrarse en la notoriedad y el número de menciones.
  • Genera valor añadido para el usuario: el branded busca crear contenidos que los usuarios realmente quieren consumir. Generalmente, este valor añadido viene en forma de entretenimiento.
  • Apela a las emociones: el contenido de marca no busca mostrar argumentos racionales sobre por qué una marca es mejor que la competencia, sino conectar con la audiencia en un plano más íntimo.
  • Hace uso del storytelling: lo que busca este tipo de contenido es contar una historia representativa de la marca al espectador dónde se narre una historia.
  • Múltiples formatos y canales de difusión: el Branded Content es un concepto muy flexible, por lo que se presentar en diferentes formatos. De la misma manera, también hay muchos recursos diferentes para difundirlo, desde aplicaciones hasta redes sociales pasando por la web de la marca.
  • Los contenidos pueden estar co-creados: es posible recurrir a los propios usuarios para que cuenten sus historias en torno a la marca. De esta forma se implican con ella a la vez que proporcionan contenido.

El Branded Content tiene diferencias con la publicidad tradicional, el marketing de contenidos y el product placement, que son conceptos, que en algunas ocasiones, se confunden con el Branded Content.

  • La publicidad tradicional: se centra en hacer llegar mensajes al público general sobre sus productos y servicios. El Branded Content se centra en crear contenidos que atraigan a los consumidores y que están relacionados con los valores de la marca.
  • El marketing de contenidos: es una estrategia que se basa en la creación de contenidos en general. Los contenidos de Branded Content están siempre relacionados con los valores y emociones que forman parte de la imagen de marca. El marketing de contenidos es la estrategia y el Branded Content es una tipología de contenidos.
  • El Product Placement: consiste en incluir de forma explícita un producto en una serie o película. La narración no tiene nada que ver con la marca ni sus valores como ocurre en el Branded Content.

Ventajas

  • Genera una conexión emocional con la marca: los mejores contenidos de marca son capaces de contar historias que emocionan a la audiencia. Esta emoción quedará asociada a la marca, haciendo que los usuarios la recuerden durante mucho tiempo.
  • No es invasivo: la publicidad digital convencional, cada vez genera mayor rechazo entre los usuarios. En cambio, el Branded Content busca atraerles de manera natural y hacer que quieran acercarse a la marca.
  • Gran potencial viral: el Branded Content se presenta en formatos sencillos de compartir. Resultan muy atractivos para la audiencia y suelen difundirse a través de las redes sociales.
  • Genera engagement y fidelización: el contenido de marca busca provocar respuestas en los usuarios, así, la audiencia se implica con la marca a un nivel mucho más profundo.
  • Mejora el posicionamiento de la marca: este tipo de contenido cuenta una historia que representa los valores que se quieren asociar a la marca. De esta manera, en los usuarios quedan registradas las asociaciones positivas y las características de la marca que se quieren recordar.
  • Prospectos: una buena campaña de contenido de marca también puede servir para traer una gran cantidad de tráfico a la web y conseguir nuevos clientes.

Storytelling

Es una técnica que consiste en contar una historia sobre una compañía o marca, con la finalidad de crear vínculos emocionales con la audiencia. De esta forma, el impacto a conseguir en ella sea mayor al que se hubiera obtenido con otra estrategia. Sus características son:

  • La historia narrada persigue apelar a los sentimientos y emociones de la audiencia, de forma que tiene que producir cierto asombro e implicación de ella.
  • Con la historia se transmiten aspectos importantes de la marca como los valores, misión y visión que posee.
  • Genera una relación de confianza que toda marca quiere conseguir con su público objetivo.
  • Una buena historia hace que el usuario la retenga en su mente y enlaza el mensaje transmitido con la marca o empresa.
  • Favorece la consecución de una experiencia de usuario satisfactoria, la cual estará muy presente en el mismo en el momento de la decisión de compra, así como ser compartida con las personas a su alrededor.

Estructura básica

En el Storytelling no vale contar cualquier historia, sino sólo aquella que esté bien construida y estructurada. La estructura básica del storytelling es la siguiente:

  • Tema: ¿de qué va la historia?
  • Argumento: relaciones causales entre los acontecimientos del relato.
  • Trama: ¿qué ocurre después?
  • Sentido: verdad que el creador del relato quiere transmitir.

Estas son algunas de las ventajas de contar historias alrededor del negocio:

  • Una comunicación estratégica de largo recorrido.
  • Una comunicación próxima creadora de vínculos emocionales estables y de interacción con el consumidor.
  • Contenidos relevantes y útiles, que van a ser recordados por el público.
  • Eficacia, retorno y satisfacción de los objetivos comunicativos.

Marketing

El mundo digital ha generado importantes cambios en la economía y en la manera de ver los negocios. Tal como TECH Universidad Tecnológica ha logrado sumarse al crecimiento exponencial del comercio electrónico, tú también puedes hacerlo haciendo parte de sus programas de alta calidad como el Máster en Dirección de Marketing y Comunicación Política y el Máster en Business Process Management for Digital Transformation.

Ahora bien, el Máster en Dirección de Marketing Digital y Comercio Electrónico te prepara para retos y decisiones empresariales en el ámbito del comercio online y la gestión del marketing en entornos digitales. Las empresas y organizaciones demandan cada vez más especialistas en esta área de trabajo, por lo que tu perfil profesional se puede destacar entre los demás gracias a este tipo de oportunidades.

Artículos relacionados

1 /

Compartir