Investigación en economía
El cuerpo central la economía es la teoría económica, e incluye todas las leyes que tratan de explicar cómo se desarrolla la actividad económica.
facultad de escuela de negocios · investigación en negocios
jue. 28 de ene. 2021
0

El cuerpo central la economía es la teoría económica (también conocida como análisis económico) e incluye todas las leyes que tratan de explicar cómo se desarrolla la actividad económica. Pero además de teoría económica, dentro de la economía positiva se puede encontrar la economía aplicada y la historia económica.

Por su parte, la historia económica estudia lo mismo que la economía aplicada pero referido al pasado, de manera que las fuentes, métodos e instrumental son diferentes. A su vez, la teoría económica se divide en dos partes:

  • Microeconomía: Que estudia el comportamiento de los sujetos a nivel individual.
  • Macroeconomía: Que analiza la economía de una manera más amplia, estudiando los fenómenos que afectan al conjunto de la economía.

La macroeconomía trata analizar los problemas que se pueden dar a corto plazo, pero también a largo plazo y elabora modelos explicativos de los mismos.

La microeconomía estudia los siguientes aspectos:

  • Análisis del consumidor.
  • Análisis de la empresa.
  • Análisis del mercado de bienes.
  • Análisis del mercado de factores (también se conoce como teoría de la distribución).

La economía es una las carreras con mayor tasa de empleabilidad. Cuando un estudiante o un profesional se acerca al mundo de la investigación, seguro que lo hace, por un lado, cargado de un bagaje que estará conformado por su experiencia, conocimientos previos y también de unas creencias sobre qué es el fenómeno de la investigación. Igualmente se habrá conformado unas expectativas sobre su recorrido futuro como investigador. En el caso de los investigadores sociales, probablemente también le surjan a los no iniciados, dudas acuciantes acerca del valor de investigar en ciencias sociales, en ocasiones ha sido considerada una investigación de inferior rango frente a otras ciencias como las naturales.

Para el profesor Ezequiel Ander Egg (2011) uno de los grandes defensores del valor de la investigación social, la investigación es “un procedimiento reflexivo,
sistemático, controlado, que permite descubrir nuevos hechos, relaciones o leyes, en cualquier campo del conocimiento humano”. De esa primera definición del profesor Egg, la palabra reflexivo toma un peso especial por significar la exhaustividad que se debe aplicar durante todas las fases del proceso de investigación, porque de lo contrario no sería ciencia, ya que cuestionarse y responder a las dudas son el fundamento de cualquier investigación científica. También añaden gran valor a la definición de Egg la palabra sistemático, ya que la investigación científica necesita de un orden y organización del caos previo. De ahí, que se hable de método.

El tercer vocablo que da significado a la definición es el de controlado, que quiere decir, que quien investiga tiene que dominar el proceso. Raúl Rojas Soriano, sociólogo e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, en su obra guía para realizar investigaciones sociales, propone
la siguiente definición sobre la investigación social, entendida como:

«Un proceso en el que se vinculan diferentes niveles de abstracción, se cumplen determinados principios metodológicos y se llevan a cabo diversos procesos específicos lógicamente articulados, apoyados en teorías, métodos, técnicas e instrumentos adecuados y precisos para poder alcanzar un conocimiento objetivo, es decir, verdadero, sobre determinados
fenómenos sociales.» (Rojas, 2013).

La investigación en ciencias sociales puede ser también vista como el orden superior de la acción del ser humano. Esto quiere decir que desde los primeros estadios de racionalidad, el hombre ha perseguido respuestas y explicaciones a todo tipo de sucesos y fenómenos que le rodeaban, desde la presencia de animales salvajes hasta los efectos del fuego. El factor del miedo, en la mayoría de las ocasiones, ha motivado la búsqueda de las causas y de las consecuencias de los fenómenos percibidos mediante la observación. Ese podría ser un método investigativo primitivo, porque además, permitía al ser humano la generalización de sus observaciones mediante predicciones. Por ejemplo, en
la sabiduría popular, atávica, sobre la comprensión de las causas y efectos en la climatología; obviamente el instrumental aplicado es totalmente insuficiente a los ojos de la investigación contemporánea, pero si permitía al ser primitivo alcanzar conclusiones válidas dentro de su marco mental y socio tecnológico.
A medida que la evolución humana proseguía se han ido dotando de mejores métodos para comprender, explicar y generalizar la predictibilidad de los fenómenos observados. El bagaje teórico de la humanidad se comenzó a conformar mediante este tipo de experiencias investigativas, y han servido para que generaciones posteriores avanzasen a hombros de gigantes.

Los primeros científicos de la historia fueron quienes fundaron los principios de la ciencia, mediante la relación entre la percepción que su propia cognición les permitía, sin más instrumental, y la lógica. Acorde a Mario Bungue:

«Las tareas del investigador son: tomar conocimientos de problemas que otros pueden haber pasado por alto; insertarlos en un cuerpo de conocimiento e intentar resolverlos con el máximo de rigor y primariamente, para enriquecer el conocimiento. Según eso, el investigador es un problematizador por
excelencia. (Bungue, 1969).»

En TECH Universidad Tecnológica ofrecemos un Máster en Investigación en Ciencias Económicas elaborado por un brillante equipo docente con una amplia experiencia en el sector. Capacítate mediante el método de enseñanza más eficaz y avanza en tu carrera profesional.

Artículos relacionados

1 /

Compartir