Evaluación de la práctica docente
La evaluación externa e interna de la práctica docente son de gran beneficio para los centros educativos y su desempeño.
facultad de escuela de negocios · dirección general para negocios
lun. 18 de oct. 2021
0

La evaluación externa e interna de la práctica docente es de gran beneficio para los centros educativos. Se debe a que, de esta manera, pueden analizarse las posibles áreas de oportunidad y, en consecuencia, mejorar la escuela en la cual se aplique dicha herramienta. La autoevaluación, por su parte, es un medio de plenitud para las personas ya que, con base en una reflexión, se van dando pasos para la superación de sí mismos. A su vez, esto origina un círculo positivo de cambio y progreso personal e institucional.

Evaluación externa

Como base para todo este tema, hay que definir qué es la evaluación y para qué sirve. Se podría definir evaluación como el proceso por medio del cual se puede ver si se están logrando los objetivos que se plantearon al inicio de un proyecto o un plan. La Real Academia Española dice que es estimar, apreciar, calcular el valor de algo; estimar los conocimientos, aptitudes y rendimiento de los alumnos.

Elementos

La evaluación aplicada al centro educativo debería considerar los siguientes elementos:

  • Propósito, misión, visión y objetivos.
  • Propuesta curricular y sus objetivos.
  • Perfil docente y sus objetivos.
  • Objetivos institucionales.
  • Perspectiva de la evaluación (aprendizaje, docente, servicios, ambientes de aprendizaje, institucional, etc).
  • Nivel que se desea evaluar: Alumnos, docentes, coordinadores, directivos.
  • Segmentación necesaria, tanto de quienes han de realizar la evaluación como del grado escolar que se desea evaluar.

Puntos pertinentes

Para evaluar adecuadamente, hay que preguntarse cuál es la finalidad de la evaluación, con el fin de que se puedan considerar los elementos más pertinentes para realizarla. Por ejemplo, se debe definir con claridad:

  • ¿Qué es lo que se quiere evaluar? Puede ser un programa educativo, el currículum, competencias, al personal docente, etc.
  • ¿Para qué se quiere evaluar? Identificar avances en los objetivos, áreas de oportunidad, atención del personal docente, etc.
  • ¿Cómo se evaluará? Encuestas, entrevistas, modalidad impresa, electrónica, etc.

En la evaluación por parte de las familias, en primer lugar, hay que preguntarse: ¿Quién hace la evaluación? Si se sabe qué instancia hace la evaluación, se entenderán algunos objetivos que se quieren alcanzar. Las instancias podrían ser: las instancias de gobierno, asociaciones de madres y padres de familia, el centro educativo, instancias internacionales de educación.

Aspectos a evaluar

  • Calidad académica.
  • Atención docente fuera del aula.
  • Resultados formativos.
  • Relación docente-alumno.
  • Servicios.
  • Atención del personal de apoyo.
  • Atención del personal directivo.
  • Comunicación del centro educativo.
  • Tutorías.
  • Tecnología educativa.
  • Innovación.
  • Valores.
  • Currículo.
  • Normas internas.
  • Laboratorios.
  • Instalaciones.

Utilidad

¿Qué utilidad se puede obtener de la evaluación externa?

  • Se puede saber cómo se percibe al centro.
  • Se puede saber la calidad educativa que se percibe del centro.
  • Se conoce la opinión del padre de familia de aspectos como los valores, normas, etc. del centro.
  • Se pueden conocer las inquietudes de los padres de familia.
  • Se pueden obtener datos de interés para el centro educativo, como el involucramiento de los papás con el centro educativo.
  • Se pueden implementar acciones de mejora de acuerdo a los resultados que la evaluación indique.
  • Se hace partícipes a los padres de familia de su comunidad educativa.

El gran error a evitar es caer en la complacencia a los padres de familia, como si se tratara sólo de clientes a los que hay que satisfacer, olvidando la responsabilidad y misión del centro educativo. Los centros educativos tienen la noble misión de la educación, sacar lo mejor de cada persona, prepararlos para la vida, desarrollar competencias para la vida, transmitir conocimiento y apasionar a sus alumnos por la sabiduría. Realmente la imagen deja mucho que reflexionar, ya que el alumno se muestra protegido por sus padres. Pero sin una responsabilidad por las notas, como si la única responsable de las calificaciones fuera la profesora.

El otro extremo está también muy mal: un hijo temeroso de los padres y una actitud petulante de la profesora. El alumno y la profesora les recriminan a los padres por las notas. Lo que hay que entender en el contexto actual es que se deben generar sinergias entre el centro educativo, alumnos, profesores y familias.

Evaluación interna

La evaluación interna se puede dar de las siguientes formas:

  • Del centro educativo a los alumnos.
  • Del centro educativo a los profesores.
  • Del centro educativo a los directivos.
  • De los alumnos a los profesores.
  • De los alumnos a los directivos.
  • De los alumnos al centro educativo.
  • De los profesores a los alumnos.
  • De los profesores a los directivos.
  • De los profesores al centro educativo.
  • De los directivos a los alumnos.
  • De los directivos a los profesores.
  • De los directivos al centro educativo.

Lo ideal es que las evaluaciones puedan ser de diferentes ángulos, como si se tratara de una evaluación de 360°con el fin de comparar información, identificar los patrones que existen, ver las áreas de oportunidad desde diversos aspectos y posteriormente proponer los ajustes que sean necesarios.

Con respecto a la evaluación interna, no hay que olvidarse de las preguntas que serán de ayuda para plantear adecuadamente la evaluación:

  1. ¿Qué o a quién voy a evaluar?
  2. ¿Para qué lo voy a evaluar?
  3. ¿Cómo lo voy a evaluar?

La evaluación interna y externa de los centros educativos es esencial para conocer si se están alcanzando los objetivos del centro educativo, identificar las áreas de oportunidad y ver los aspectos que se pueden mejorar. Por otro lado, la evaluación puede generar una actitud de sentido crítico de cada parte involucrada en la realidad educativa. Así mismo, podría ir generando procesos de mejora continua.

Consideraciones

En concreto, en el centro educativo, para generar un plan de mejora continua, se deberían considerar:

  • La planeación estratégica.
  • Los objetivos estratégicos.
  • Definir los perfiles generales del centro educativo.
  • Establecer por área los parámetros de evaluación de acuerdo a los objetivos estratégicos.
  • Establecer por persona los parámetros de evaluación de acuerdo a los objetivos estratégicos.
  • Medir el avance o retroceso. En este aspecto, el centro educativo debe buscar ser muy concreto y definir las evidencias que se requieren, sin caer en burocratismo.
  • Realizar la evaluación adecuada y una autoevaluación con el fin de contrastar los resultados.
  • Identificar los procesos a mejorar, plantear el proceso de mejora.
  • Implementación y seguimiento al proyecto de mejora.
  • Evaluación del proyecto de mejora.

Con la evaluación adecuada, es posible generar estrategias para mejorar. No es un proceso fácil, pero es un camino que el centro educativo debe recorrer para no desaparecer. El centro educativo como organización es un ente complejo que, si no se actualiza y se reinventa a sí mismo, es relevado por otras instituciones que sí se han redefinido y adaptado a las necesidades de su tiempo.

Autoevaluación

La autoevaluación docente es un tema muy amplio que causa en algunos entornos educativos un poco de polémica debido a las implicaciones que una autoevaluación tiene. La autoevaluación docente puede tener varias perspectivas, como puede ser el desempeño académico o el desempeño administrativo. Toda autoevaluación tiene un rasgo en común: la reflexión. Por lo tanto, es una actividad que requiere un mínimo de compromiso personal por parte del personal docente. Debe tener una motivación para mejorar.

Por lo que se puede ver, la autoevaluación tiene que tener dos aspectos fundamentales que el director del centro educativo debe considerar:

  • Motivación: es lo que alienta al docente a realizar la autoevaluación.
  • Detonante: es un aspecto práctico que propicia la autoevaluación.

La gran ventaja de la autoevaluación es que la persona se perfecciona a sí misma, es un medio para que el docente sea la mejor versión docente de sí mismo, lo cual puede ser muy gratificante para este, puede llegar a ser un medio de plenitud laboral y personal. El docente, al buscar ser mejor, impulsa al centro educativo a mejorar, genera un círculo positivo en el centro educativo.

Errores

  • Poca objetividad, esto debido a que muchas personas pueden ser demasiado condescendientes con sí mismas.
  • Temor a recibir críticas o poner en riesgo su actividad laboral.
  • No tener claro los objetivos de la autoevaluación y confundir los fines de la misma.
  • Podría presentarse la soberbia profesional que impida acceder a la mejora, ya que se es perfecto, no hay cabida para mejorar ningún aspecto.

Factores para propiciar una sana autoevaluación

Tomando en cuenta estos vicios, hay que considerar que el centro educativo, para propiciar una sana autoevaluación, debe:

  1. Generar un ambiente institucional de la evaluación y la autoevaluación.
    • Reconocimiento de cada profesor.
    • Fomentar el respeto.
    • Fomentar las críticas constructivas.
    • Búsqueda del bien común.
    • Búsqueda del crecimiento personal.
  2. Tener claridad en los medios que se usarán para la autoevaluación.
  3. Dejar en claro los objetivos que se buscan con la autoevaluación.
  4. Propiciar los ambientes adecuados para la autoevaluación.
  5. Contar con los medios necesarios para la autoevaluación.

La reflexión, aunque es un elemento común de toda autoevaluación, puede ser un medio de autoevaluación en sí misma.

Técnicas

Algunas de las técnicas de autoevaluación son:

  1. Individual.
    • Reflexión personal: puede ser a través de un escrito, o simplemente generar pensamiento e ideas de las acciones propias.
    • Análisis de grabaciones: a través de ver videos o escuchar audios se puede hacer una valoración de las acciones orales o de expresión en el aula.
    • Lista de comprobación: con base en una rúbrica se va analizando el cumplimiento.
  2. Con retroalimentación.
    • A través de una clase muestra, grabaciones o conocimiento previo el profesor recibe comentarios de compañeros, autoridades o alumnos sobre aspectos pedagógicos de sus clases.
  3. Interactiva.
    • El profesor solicita apoyo de un supervisor en una actividad para analizar y compartir impresiones de la misma.
    • Ambientes de microenseñanza: el profesor en una lección simplificada recibe retroalimentación de compañeros, autoridades o alumnos, en ese momento.

La autoevaluación es muy importante en el centro educativo y el director debe velar para que el ambiente sea propicio para la autoevaluación. Así mismo se debe convertir en el líder que de ejemplo de una sana autoevaluación, con el fin de propiciar un ambiente de mejora continua de crecimiento personal constante.

La clave del cambio

La clave del cambio en el centro educativo es el generar un ambiente que vea la autoevaluación y evaluación como medios para mejorar, no para juzgar ni para castigar, sino para crecer.

Elementos de cambio

Elementos para formar una comunidad educativa que evoluciona:

  • Una comunidad de pasión.
  • Una comunidad que busca la “meta-profesionalización”.
  • Una comunidad con pensamiento disruptivo.
  • Una comunidad trascendente.

La resistencia al cambio muchas veces es originada por la incertidumbre o por estar en un área de confort. Por ende, para vencer estas dos amenazas, en primer lugar hay que brindar certidumbre mediante una comunicación asertiva, generar una cultura de la evaluación. En segundo lugar, no hay que permitir que el personal se instale en el área de confort. Al contrario, hay que buscar ser una comunidad dinámica con el fin de evitar la rutina, la monotonía. Estos rasgos van minando a las personas hasta instalarlas en el área del confort, en el área del mínimo esfuerzo.

Ciertamente, generar una organización de pasión es muy complejo, pero es posible. Los centros educativos tienen una misión excelsa que se puede sintetizar en la formación de personas. Es un fin trascendente que puede llenar a muchas personas. El director debe conocer lo que tiene entre manos, con la misión de su institución, con el fin de poder transmitir la gravedad de la misión y generar pasión por la misma.

Gestión de una buena práctica docente

La responsabilidad que conlleva dirigir cualquier centro o empresa requiere de una amplia especialización sobre otras áreas implicadas. Por ejemplo, en el Máster en Gestión y Dirección de Centros Veterinarios o en el Máster en MBA en Dirección de Hospitales y de Servicios de Salud para Enfermería se cuenta con habilidades precisas para promover un ambiente propicio según el sector en el que se apliquen dichos conocimientos.

En el caso del Máster en Dirección y Gestión de Centros Educativos, se ofrecen conocimientos relacionados a la docencia, los cuales establecen un entorno de aprendizaje y convivencia que mejoran el desarrollo intelectual, emocional y social de toda la comunidad educativa. TECH Universidad Tecnológica ayuda a dar ese paso al estudiante que busque la oportunidad perfecta para mejorar su capacitación y dar un impulso a su carrera.

Artículos relacionados

1 /

Compartir