Design thinking
El Design Thinking o «Pensamiento de Diseño» es un método para generar ideas innovadoras en los negocios digitales.
facultad de escuela de negocios
mar. 21 de sep. 2021
0

El Design Thinking o «Pensamiento de Diseño» es un método para generar ideas innovadoras. Centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios, que en el área de los negocios digitales, se resume a facilitar los procedimientos de compra y, al mismo tiempo, a lograr vender el producto de la empresa destacándose sobre los demás.

Concepto

El Design Thinking o “Pensamiento de Diseño” proviene de la forma en la que trabajan los diseñadores de producto. Se empezó a desarrollar de forma teórica en la Universidad de Stanford en California (EEUU) a partir de los años 70. Su primera aplicabilidad con fines lucrativos como “Design Thinking” la llevó a cabo la consultoría de diseño IDEO, siendo hoy en día su principal precursora.

Características

  • Generación de Empatía: satisfacer a los usuarios es la clave del éxito de esta metodología. Hay que conocer y entender las necesidades, deseos y problemas de las personas implicadas en la solución que se está buscando.
  • Trabajo en equipo: es esencial ya que implica un gran valor añadido a la capacidad que cada individuo tiene en aportar ideas y diferentes perspectivas al proyecto.
  • Diseño de prototipos: el Design Thinking defiende que toda idea debe ser comprobada y validada antes de darse por correcta. El trabajo con prototipos permite la identificación y resolución de posibles fallos antes de dar la idea como buena.
  • Espíritu lúdico: esta metodología implica disfrutar durante el proceso de creación para abrir y liberar la mente del tipo de pensamiento más convencional. Da rienda suelta a todo el potencial de imaginación y creatividad de cada uno, igual que hacen los niños cuando juegan.
  • Gran contenido visual y plástico: los procesos de Design Thinking integran técnicas visuales y plásticas. Permite poner a trabajar los dos hemisferios del cerebro a la vez: la mente creativa y la analítica. Por ello, este proceso da como resultado soluciones innovadoras pero factibles a la vez.

Elementos necesarios

  • Equipo: en todo proceso de Design Thinking, es imprescindible trabajar en equipo con el fin de aunar conocimientos, experiencia y puntos de vista diferentes. Cuanto más diverso sea el equipo, mejor, aunque siempre debe haber una persona experta en esta metodología que guíe el proceso. Al equipo se le puede ir sumando y restando miembros durante las diferentes etapas del proceso.
  • Materiales: hojas de papel, rotuladores, lápices de colores, notas adhesivas, recortes, imágenes, pegamento, una cámara de fotos, etc. Todos estos materiales permiten promover la comunicación visual que es fundamental en esta metodología.

Etapas

El proceso de Design Thinking no es lineal. En cualquier momento se podrá ir hacia atrás o hacia delante si se ve oportuno, saltando incluso a etapas no consecutivas.

Todo proceso de Design Thinking acaba con la implementación de la solución, una vez esta ha sido testeada y aprobada. De esta manera, la idea o visión inicial se convierte en una realidad eficaz para el grupo de usuarios. La metodología de Design Thinking implica una forma de aprender mientras se buscan y se crean en equipo soluciones innovadoras que se adapten mejor a las necesidades de los usuarios. Este proceso permite también evitar los altos costes de otros métodos más tradicionales relacionados con el desarrollo de nuevos proyectos en las empresas.

Empatizar

Lo primero que se debe hacer es conocer a los clientes en profundidad y ponerlo en su lugar. Se trata de saber qué necesitan, qué quieren, qué es lo que gusta, para poder ofrecerle luego una solución totalmente adaptada a ellos.

Técnicas que se pueden utilizar en esta etapa:

  • Mapa de actores: refleja de forma gráfica las conexiones entre los diferentes usuarios relacionados con un producto o servicio. Aporta una visión sistémica del servicio y de su contexto.
  • Observación encubierta: consiste en observar al usuario interactuando con el producto o servicio con el fin de obtener información objetiva sobre el mismo.
  • Mapa de Empatía: esta herramienta organiza la información recopilada de los usuarios en función de lo que dicen, hacen, piensan o sienten.
  • Técnica de los 5 porqué: esta herramienta se utiliza para explorar las relaciones de causa-efecto que generan un problema en particular a través de ir preguntando el “¿Por qué?” de las causas e ir profundizando en las mismas.

Definir

El segundo paso será definir el problema y quedarse solo con aquello que realmente va a ayudar a solucionarlo. Hay que filtrar toda la información que se ha ido recopilando para centrarse en aquellos aspectos de interés para dicho propósito. Técnicas que se pueden utilizar en esta etapa:

  • Inmersión cognitiva: consiste en ponerse en el lugar del usuario, ejecutar y evaluar todos los pasos del viaje del cliente. Tiene el objetivo de empatizar con la persona y entender mejor la realidad existente.
  • Scamper: estas siglas significan: “Sustituye, Combina, Adapta, Modifica, Elimina, Reorganiza”. Forman parte de una herramienta que se utiliza para revisar y reformular las ideas que se han generado previamente con el fin de crear otras nuevas.
  • Toolkit: se trata de un conjunto de herramientas que se pueden utilizar en cualquier fase del proceso para abordar una situación concreta. Un toolkit puede estar formado por un grupo de fotografías o por un conjunto de materiales concretos, por ejemplo.

Idear

Es el momento clave, la hora de ponerse realmente a pensar. En este método no vale pensar soluciones prácticas o clásicas. Toda idea es bien recibida. De una de ellas, puede surgir otra más interesante y encontrar una solución innovadora. Técnicas que se pueden utilizar en esta etapa:

  • Interacción constructiva: se pide al grupo de usuarios que desarrollen una serie de actividades en las que tienen que explicar lo que piensan mientras las desarrollan. De esta manera, se consigue mucha información valiosa y práctica sobre la realidad del usuario.
  • Storytelling: a través de unas simples palabras, se explica la solución en formato de historia. Esta herramienta permite comunicar la idea en el grupo. Es el paso previo para recrear la idea en un storyboard.
  • Preparación de la entrevista: el equipo prepara de forma conjunta un guion de entrevista para realizar al usuario o grupo de usuarios sobre su experiencia acerca de un producto o servicio concreto.
  • World Café: consiste en agrupar a personas en conversaciones de carácter privado en mesas pequeñas y en un ambiente relajado, como si estuvieran tomando algo en un café. Los participantes se van moviendo e interactuando en los diferentes grupos, compartiendo sus ideas y conocimientos.
  • Diagrama de Ikishawa: también llamado “Diagrama de causa-efecto”, su uso es ideal a la hora de analizar problemas de una forma muy gráfica. A través de un diagrama con forma de espina de pescado, se identifica un problema y se representan y analizan sus causas y efectos.

Prototipar

Ya se tiene la idea y la solución al problema. Es el momento de ponerlo en práctica. Una de las características de este paso es que se realiza un prototipo para ver qué tal funciona, si es útil, si cumple con los objetivos propuestos o no. En esta fase no se invierte mucho dinero ni tiempo. Hay que hacerlo rápido. Algunas técnicas que se pueden utilizar en esta etapa son:

  • Mapa Mental: ayuda a conectar de una forma visual pensamientos e ideas entre sí. Para crear un mapa mental, se coloca un tema principal en el centro al que se van conectando diferentes conceptos de forma ramificada.
  • Entrevistas: en esta etapa del proceso, es recomendable realizar entrevistas a los usuarios con preguntas abiertas que ayuden a profundizar en las respuestas. Es necesario que el entrevistador mantenga una postura neutra, sin opinar ni juzgar.
  • Mapas del presente y del futuro: se preparan un conjunto de imágenes que representen diferentes situaciones tanto positivas como negativas por las que puede pasar una persona en una actividad concreta. Se pide al usuario que ordene esas imágenes a lo largo de una línea del tiempo imaginaria pidiéndole que las coloque más arriba o abajo en función de si son positivas o negativas para él. Una vez hecho este ejercicio, se le vuelve a pedir a la persona que haga lo mismo, pero imaginando qué sería lo ideal para que esas situaciones o momentos negativos se transformen en positivos. Esta herramienta ayuda a identificar los puntos de conflicto y los deseos de los usuarios implicados en la solución.

Testear

Llega el momento de que el cliente lo pruebe, de ponerlo en el mercado y recibir el feedback del público objetivo. Las opiniones e ideas de los clientes deben servir para mejorar el prototipo que se ha realizado. De esta forma se tendrá una solución totalmente hecha a la medida de los clientes. Algunas técnicas que se pueden utilizar en esta etapa son:

  • Moodboard: se trata de una composición visual creada a modo de collage, utilizando diferentes imágenes, fotografías y materiales. Un moodboard es un muro de inspiración que expresa conceptos relacionados con la posible solución que son complejos de explicar con palabras.
  • Focus Groups: los grupos de enfoque son reuniones de personas con características similares que hablan, reflexionan y comparten opiniones y experiencias sobre un tema concreto.
  • El Mago de Oz: se utiliza para testear un producto o servicio de forma muy meticulosa observando la interacción de un usuario potencial con el objeto sin revelar la presencia de la persona que evalúa la acción.

Estrategia del Océano Azul

La estrategia del océano azul surgió de los teóricos W. Chan Kim y Renée Mauborgne. Lo hicieron en 2005 tras la publicación de un libro que lleva el mismo título. Desde entonces ha abierto toda una línea de investigación y análisis en el terreno de la gestión empresarial.

Para Chan Kim y Mauborgne, el océano rojo lo encarnan todas las empresas conocidas en la actualidad y que día tras día se disputan los mercados. Tienen sus competencias definidas y su único objetivo es superara sus rivales. En cambio, el océano azul son todas aquellas ideas que no se han materializado en la actualidad y que en el futuro pueden resultar sostenibles y rentables. Son los mercados no explorados.

Principios básicos

La estrategia del océano azul está basada en seis principios básicos que se deben cumplir para conseguir el éxito:

  1. Ampliar las fronteras del mercado: lo primero es ensanchar el mercado al cual se pertenece. Es decir, analizar qué otras opciones de negocio, puede ofrecer.
  2. Realizar un mapa estratégico: acto seguido hay que realizar un plano o mapa para definir la estrategia que se seguiría una vez se halle la oportunidad de negocio. Esto debe realizarse en función del potencial creativo de la empresa.
  3. Explorar otros terrenos más allá de la demanda actual: se empezarán a explorar esos terrenos del mercado en los que nadie hasta ese momento haya incursionado o que no estén del todo explotados.
  4. Diseñar una estrategia de operación: una vez haya seguridad de la opción de negocio y de la viabilidad del mercado al que se aspira, el siguiente paso es diseñar una estrategia concreta que refleje la oferta, cualidades del producto, beneficios, utilidad, precio, entre otros. Todo esto debe realizarse siempre en función de las necesidades de los consumidores o eventuales clientes.
  5. Solucionar obstáculos: los responsables de la estrategia del océano azul deben destinar unos cuantos recursos para solventar los problemas que puedan surgir durante su ejecución.
  6. Ejecutar la estrategia de innovación: poner en marcha la estrategia de negocio y evaluar los resultados que de ella se deriven.

Ventajas

  • Es una estrategia que hace que la competencia sea irrelevante porque forma un nuevo mercado infinito donde no hay competencia.
  • Este tipo de esquema beneficia las incursiones del mercado en las cuales las empresas no ven competencia.
  • Nunca usan la competencia como punto de referencia y eliminan los límites de mercado.

¿De qué depende el éxito de los negocios digitales?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: el éxito depende de los conocimientos y el criterio académico de los profesionales vinculados a una empresa. Estos factores pueden obtenerse sencillamente a través de TECH Universidad Tecnológica, la cual facilita el capacitación en esta área laboral por medio de programas como el Máster en MBA en Transformación Digital (Chief Digital Officer) o el Máster en Metodologías Ágiles de Gestión de Proyectos y Transformación Digital.

Habiendo muchas otras opciones dentro del repertorio de dicha institución, puede decirse que estamos en el momento ideal para que los directivos de esta área se especialicen en todo lo que rodea al digital business. Es decir, que este MBA en Negocios Digitales aparece como la herramienta más oportuna para la persona que desea mejorar su perfil laboral entre la competencia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir