Los procesos cognitivos
Los procesos cognitivos son los responsables, a nivel neural, de como se desarrolla el aprendizaje en el alumno.
facultad de educación · neuropsicología
lun. 05 de abr. 2021
0

El proceso de aprendizaje funciona diferente en cada alumno, y esto es algo que los educadores modernos conocen bien. Para adaptar el proceso de transmisión del conocimiento, sin ningún inconveniente, a cada alumno, el educador desarrolla diversas técnicas en su labor. Las mismas se basan en estrategias previamente diseñadas, que se adaptan a los diversos tipos de aprendizaje. Los procesos cognitivos juegan aquí un papel importante, ya que estos son la base del aprendizaje dentro y fuera del aula.

Definiendo los procesos cognitivos

Los procesos cognitivos son aquellos que inicialmente permiten tratar la información sensorial, tanto externa, como interna, percibirla y analizarla, para dar una respuesta adecuada. Este proceso se complica, cuando se incorporan otros procesos, como la memoria, la atención, la emoción o el aprendizaje. Han sido varios los modelos teóricos, que tratan de dar cuenta del funcionamiento de procesamiento:

  • Automático vs. controlado; que da cuenta del análisis intencional o no de la información. Siendo los procesos automáticos, los relacionados con la supervivencia del individuo y que requieren de una respuesta rápida, como retirar la mano de una superficie caliente, antes de ser “conscientes” de ello.

La vía de procesamiento emocional sería un ejemplo de procesamiento automático, donde no existe una toma de conciencia. Todo ello sucede hasta “después” de haber analizado a grosso modo los estímulos y determinado si estos son o no peligrosos. Igualmente, en las respuestas reflejas, tampoco participan las áreas frontales, responsables de la capacidad de planificación y decisión y por tanto sede del “ejecutivo central”.

  • Serial vs. paralelo; que indicaría si se está procesando una única dimensión de la información o varias al mismo tiempo, sabiendo que el procesamiento serial, requiere de mayores recursos atencionales.

El procesamiento emocional también sería un ejemplo de procesamiento en paralelo de la información sensorial. Esta se distribuye en paralelo por esta vía y la vía consciente que es más lenta y detallista en su análisis.

  • Abajo-arriba vs. arriba-abajo; en función de que el procesamiento se haga guiado por la información sensorial (guiado por los datos) o esta provenga de las expectativas e interpretaciones previas (guiado conceptualmente).

El proceso cognitivo de la sensación

La sensación es considerada como el paso previo y necesario para muchos procesos cognitivos. A través de los receptores sensoriales distribuidos por el cuerpo los cuales se pueden dividir en: extero-receptores que se corresponde a los sentidos; propio-receptores, que informan sobre la musculatura y el equilibrio; los intero-receptores, que dan cuenta de forma difusa sobre glándulas y víscera; y los derma-receptores, que permiten las sensaciones de frío, calor, presión, contacto y dolor.

Según su función se pueden dividir en: fotorreceptores localizados en los ojos; mecano-receptores, localizados en el oído y en la piel; termo-receptores en la piel; y quimiorreceptores en la nariz y la lengua. La información es recogida por las neuronas del sistema nervioso periférico, que la remiten al sistema nervioso central, a través de la médula espinal, la cual, si pasa el filtro atencional, es integrada, procesada y se convierte en información consciente. Una carencia de los sentidos, se puede observar en algunas discapacidades, donde parcial o totalmente, pierden la información sensitiva, la cual suelen compensar con el mayor desarrollo de otros sentidos.

A pesar de que se tratan de procesos automáticos, y no están mediados por el nivel de desarrollo de la inteligencia, se ha constatado cómo determinadas personas con super-dotación, se muestran más sensibles que el resto, aspecto que se ha denominado hiperestesia, lo que se explicaría, por una mejora en la interconexión de la red neuronal, así como del proceso de mielinización, que permite una transmisión de información más rápida y eficaz, haciendo al sistema más sensible a los cambios ambientales o internos.

El proceso cognitivo de la percepción

La percepción toma la información de los sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto) y la elabora, para realizar representaciones dotadas de significado, lo cual ayuda a comprender la realidad y a responder a la misma. Hay que tener en cuenta, que la percepción no devuelve una copia de la realidad, sino que es una representación subjetiva de la misma. Para ello se emplean diversos principios, como el de la relación figura-fondo; el de agrupación; o el de constancia.

Existen diversas áreas neuronales especializadas, en función de la información a percibir, así la información visual, es analizada en la corteza visual, situada en el lóbulo occipital; la información auditiva, en la corteza auditiva, que junto a la información olfativa, en el bulbo olfatorio, se analiza en el lóbulo temporal; por vías diferentes, la información relativa al gusto y al tacto, se analizan en la corteza somatosensorial en el lóbulo parietal.

La percepción es un componente fundamental para el desarrollo de la persona en el mundo, comprender el medio en donde se desenvuelve e incluso el papel de uno mismo, igualmente le permite hacer “predecible” su mundo, al entender cuáles son las reglas por las que se rige, aspecto que ha sido evidenciado por los errores de percepción, como son la atención selectiva (únicamente atender los estímulos que son de interés para la persona), los estereotipos (simplificar excesivamente en función de las categorías), efecto halo (valorar una persona o situación por uno de sus rasgos) o proyecciones (atribuir a lo de fuera lo que uno piensa o siente) entre otros.

El proceso cognitivo de la atención

La atención permite seleccionar y focalizar la información relevante de la irrelevante, concentrando los recursos al procesamiento de eventos significativos; proceso que se puede dividir en la capacidad de atender, concentrarse y mantener el estado de alerta. Con respecto a las vías de la atención y siguiendo las aportaciones de Posner, hay que distinguir entre:

  • La atención como estado general de alerta del organismo, en las que estaría implicado el locus coeruleus, donde participan también áreas frontales y parietales del hemisferio derecho.
  • El sistema atencional posterior, donde se orienta la atención y conciencia a la información sensorial, lo que involucra a los lóbulos parietales posteriores y el tálamo, junto con los colículos superiores mesencefálicos.
  • El sistema atencional anterior, implicado en tareas complejas cognitivas, empleando para ello tanto, información sensorial, como la memoria, donde se ven implicadas las áreas mediales frontales de la corteza, el área cingulada anterior, la motora suplementaria y los ganglios basales.

La maduración y la mayor mielinización de los lóbulos frontales a edades más tempranas en la superdotación, facilita la mejora del sistema de activación e inhibición de la atención selectiva. Lo que permite poder tener una mejor atención y concentración en las tareas encomendadas, y a la hora de seleccionar los estímulos a una mejor inhibición de los estímulos irrelevantes; un proceso que optimizado, facilita el ahorro de recursos por parte del sistema, mejorando así la capacidad de procesamiento de la información, evitando así la sobre estimulación, y el colapso del sistema, tal y como les sucede a los pacientes con esquizofrenia.

La neuropsicología aplicada

Conocer el funcionamiento interno del aprendizaje y saber usarlo a favor es de gran ayuda para el educador. Si el mismo domina diversas técnicas que le aporten a su labor, esta será más efectiva, facilitando así, el proceso de transmisión del conocimiento. Es importante que el educador moderno se capacite constantemente, ya que cada día aparecen diversas y diferentes tecnologías que modifican estos procedimientos.

TECH Universidad Tecnológica es la mayor universidad virtual del mundo, y es por ello que siempre esta a la vanguardia con las tendencias educativas. Por ello en su Facultad de Educación es posible hallar especializaciones enfocadas en el éxito profesional tales como el Máster en Digital Teaching and Learning y el Máster en Neuropsicología y Educación para Docentes.

Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan en el éxito en el área de la educación, basada en términos neurales, la mejor elección es el Máster Investigación en Neuropsicología.

Artículos relacionados

1 /

Compartir