Modelo bilateral
El modelo bilateral busca utilizar nuevos métodos para transmitir el conocimiento teniendo en cuenta la formación del cerebro.
facultad de educación · innovación
lun. 05 de abr. 2021
0

A pesar de que el cerebro se encuentra dividido en dos hemisferios, el educador moderno debe tener presente que este debe tratarse como una sola parte. La técnica que maneje el educador es crucial, ya que en cada persona el proceso de aprendizaje resulta diverso: no se puede establecer una misma metodología para un adulto que para un niño, por ejemplo. El modelo bilateral brinda bases para establecer diversas técnicas de transmisión del conocimiento para el educador.

El modelo bilateral aplicado

Los dos hemisferios no son entidades separadas, pero están conectados entre sí, a través del cuerpo calloso. Además, existen multitud de neuronas que tienen el núcleo de su célula en un hemisferio y extensiones en el otro hemisferio. Los primeros estudios realizados sobre el rol dominante del hemisferio izquierdo estaban basados en pruebas realizadas en pacientes con lesiones cerebrales post mortem.

No fue hasta alrededor de 1960 cuando se realizaron los primeros estudios a un solo hemisferio en pacientes con el “cerebro separado”. Producto de estos estudios, se estableció que en el hemisferio izquierdo se asientan las principales funciones del lenguaje, dando lugar al origen de la idea de que el hemisferio izquierdo era el verbal, mientras que el derecho era el no verbal.

Otros experimentos con este tipo de pacientes ayudaron a aclarar el rol del hemisferio derecho, donde se demostró la superioridad de este hemisferio para la visión espacial. Fruto de estos y otros estudios y casos clínicos, surge el neuromito que hace referencia a la diferenciación de los hemisferios cerebrales. Sin embargo, las técnicas de imagenología cerebral han demostrado que en ambos hemisferios se activan áreas que trabajan juntas. Un descubrimiento que aún puede parecer sorprendente hace referencia a que el hemisferio dominante para el lenguaje no está conectado a que la persona sea diestra o zurda, que también es una idea muy difundida y, en definitiva, otro neuromito.

Lo cierto es que hay algunas tareas que son dominadas por un hemisferio determinado, pero la mayoría requiere que ambos trabajen al mismo tiempo. Sin embargo, existen diferencias estructurales entre ambos, por lo que cada uno se especializa más en unos campos que en otros.

El hemisferio derecho

En general, el hemisferio derecho controla el lado izquierdo del cuerpo. Si bien ninguna de las funciones pertenece solo a un hemisferio, esta es la parte del cerebro que prioriza la emoción, la creatividad, las funciones imaginativas y musicales, el color y el espacio, y procesa la información globalmente. Además, se encarga del pensamiento intuitivo, de la situación en el espacio y de la organización espacial de los objetos entre sí. Se podría decir que el hemisferio derecho es el “¿qué?”. En resumen, el hemisferio derecho:

  • Procesa mayor cantidad de información en unidad de tiempo, en comparación con el izquierdo, ya que trabaja de una manera simultánea o paralela.
  • Permite la comprensión de los hechos a través de la vivencia o la intuición.
  • Es holístico e interpreta el mundo como un todo.
  • Responsable de la atención y memoria no consciente.
  • Es responsable de los procesos creativos en general.

El hemisferio izquierdo

El hemisferio izquierdo, al contrario que el derecho, controla el lado derecho del cuerpo. Al igual que ocurre en el derecho, las funciones pueden ser compartidas, pero, en general, es el cerebro detallista, el académico. Es el encargado de las habilidades mentales, como las palabras, secuencias y los números. Se relaciona con el pensamiento analítico, es racional y da sentido del tiempo. Es el que se conoce como hemisferio matemático y lingüístico. Se podría decir que es el “¿cómo?”, a partir de capacidades lógicas y analíticas. A modo de resumen, se dirá que el hemisferio izquierdo:

  • Trabaja de una manera secuencial.
  • Procesa la información simbólica, lenguaje verbal y significados semánticos.
  • Es analítico, lógico, cuantitativo y matemático.
  • Responsable de la percepción, atención y memoria consciente.
  • Es responsable de las construcciones sociales.

Funcionamiento de los hemisferios cerebrales

En referencia al sector educativo, según los nuevos descubrimientos aportados por la neurociencia, no se pueden ignorar los beneficios que es posible obtener del conocimiento sobre ambos hemisferios. Es importante que el profesorado conozca estas diferencias funcionales, para poder involucrar a todo el alumnado. En este sentido, una buena educación estaría dirigida a trabajar en el aula mediante la implementación de estrategias, que incluyan la activación neuronal de ambos hemisferios, que fomenten la estimulación cerebral de manera global y que permitan una mayor y mejor asimilación de los contenidos.

La literatura especializada señala que los hemisferios tienen funciones específicas, a pesar de que las funciones cognitivas involucran un proceso integral del encéfalo y otras partes del cuerpo. En la actualidad, está aprobada la teoría de que hay diferencias funcionales entre ambos lados del cerebro. Así, se puede determinar que cada mitad del cerebro es capaz de percibir, aprender, recordar y sentir, aunque se diferencian en el modo que se procesa la información que recibe.

Es interesante mencionar que, en el plano emocional, el hemisferio izquierdo reconoce antes las emociones consideradas como positivas, mientras que el hemisferio derecho capta con mayor rapidez las emociones que se denominan negativas.

Cerebro cognitivo y cerebro emocional

La relación entre cerebro y mente es una de las grandes cuestiones que se han planteado a lo largo de la adquisición del conocimiento humano. La neurociencia cognitiva, haciendo uso del método científico, está intentando contribuir a la comprensión de dicha relación. Cuanto más se sepa sobre cómo funciona el cerebro, más posibilidades se tendrán de usarlo correctamente, a favor del docente y de los alumnos.

Como docentes, se debe asumir la responsabilidad de ofrecer a los alumnos todo lo que necesiten para que puedan desarrollar al máximo sus capacidades y talentos. Para ello, es esencial conocer las funciones específicas que desarrollan tanto el cerebro cognitivo como el cerebro emocional. Aun teniendo todo esto en cuenta, se debe recordar que mente y emoción forman una simbiosis indisoluble.

«Tan negativa es la emoción desaforada sin el freno de la razón, como la razón sin el impulso de la emoción.»

Anónimo.

El cerebro racional

O neocórtex es el que permite tener conciencia y controla las emociones, a la vez que desarrolla las capacidades cognitivas: memorización, concentración, autorreflexión, resolución de problemas, etc. El cerebro racional es lógico, y, por tanto, funciona de manera sistemática y ordenada. Además, es el que permite la comunicación verbal. Su forma de aprendizaje es cognitiva, y su memoria declarativa, ya que corresponde estructuralmente a los hipocampos. Es la parte consciente del individuo, tanto a nivel fisiológico como emocional.

El cerebro emocional

El cerebro emocional o sistema límbico es el almacén de las emociones y los recuerdos. En él se encuentra la amígdala, y entre sus funciones están el miedo, la rabia, el amor maternal, las relaciones sociales y los celos. El cerebro emocional es irracional e impulsivo. Su forma de aprendizaje es asociativa, y su memoria es emocional, ya que depende directamente de la amígdala.

El coach en educación

El educador ha evolucionado en los tiempos actuales. La figura del maestro en el aula quedo atrás y ahora la relación con su estudiante es más cercana. Esto ha permitido que el educador pueda notar con mayor facilidad qué tanto ha aprendido el alumno. Por supuesto, que esto es una mejora que ha abierto espacio al uso de diferentes métodos y técnicas en el ámbito educativo tanto dentro como fuera del aula.

TECH Universidad Tecnológica brinda educación enfocada en la alta calidad educativa. Dentro de su Facultad de Educación, por ejemplo, Pueden hallarse especializaciones diseñadas cuidadosamente por expertos como son el Máster en Investigación en Educación y el Máster en Terapia Vocal. Sin embargo, para aquellos profesionales con metas intelectuales enfocadas en el dominio de las diversas técnicas de transmisión del conocimiento, no cabe duda que la mejor elección para su carrera profesional es el Máster en Coaching Educativo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir