El lenguaje y el cerebro
El lenguaje y el cerebro hacen parte base del aprendizaje del idioma desde nuestra edad más temprana.
facultad de educación · didáctica por materias
lun. 18 de ene. 2021
0

Los profesionales de la educación deben tener amplios conocimientos en como se desarrolla cada una de las áreas del aprendizaje en el cerebro. El lenguaje y el cerebro están concretamente ligados, y así mismo, el cerebro humano es la unión de dos mentes. Cada uno de sus hemisferios gemelos es el espejo físico del otro, y si se pierde uno de ellos al principio de la vida, el otro puede asumir y cumplir las funciones de los dos. Pero normalmente los dos están conectados por una banda de fibras que transmite un diálogo íntimo y continuo entre ellos.

La información que llega a una mitad está disponible para la otra casi instantáneamente, y sus respuestas están en tan perfecta armonía que producen una percepción del mundo en apariencia ininterrumpida y una sola corriente de conciencia. Sin embargo, (…) cada mitad de un cerebro maduro tiene sus propias maneras de procesar la información y sus propias capacidades. (Carter, R., 1998: 34).

Sabemos que el cerebro humano está compuesto por muchas partes. Cada una de ellas tiene una función específica: transformar sonidos en habla; procesar color; percibir miedo; reconocer una cara, o distinguir un pez de una fruta. Pero no se trata de una colección estática de componentes: cada cerebro es un caso especial, constantemente cambiante y exquisitamente sensible a su entorno. Sus módulos son interdependientes e interactivos, y sus funciones no están rígidamente fijadas.

A veces una parte cumplirá el trabajo de otra, o no podrá funcionar en absoluto debido a algún salto genético o ambiental. La actividad cerebral está controlada por corrientes eléctricas, por agentes químicos y por misteriosas oscilaciones. Hasta podría ser objeto de efectos cuánticos que distorsionan el tiempo.

El conjunto está enlazado por un proceso dinámico de sistemas que hace millones de cosas al mismo tiempo. Probablemente sea tan complejo que nunca llegue a comprenderse a sí mismo. Sin embargo, no deja de intentarlo. (Carter, R. 1998).

Proceso de aprendizaje del lenguaje en el cerebro

Protegido por la caja craneana, nadando literalmente en un líquido que amortigua los golpes, el cerebro humano es el origen del lenguaje. Su peso es de 360 gramos de promedio, su aspecto es el de una masa de color rosado grisáceo surcada de pliegues, y allí, en ese reducido espacio, están congregadas cien mil millones de neuronas o células nerviosas, rodeadas de otras tantas células gliales.

Las neuronas se intercircuitan por medio de las fibras ramificadas que proceden de su cuerpo celular (un axón y varias dendritas por neurona).

En términos generales, los neurólogos dicen, que las dendritas reciben las señales de entrada, el cuerpo celular combina e íntegra estas señales y emite, a su vez, señales de salida a través del axón correspondiente. Quien, inmediatamente y por medio de sus terminales axónicas, distribuye la información a otros con tintos neuronales. El sistema de señales es además doble: eléctrico y químico.

La señal generada por una neurona y transportada a lo largo de su axón es eléctrica, pero el paso de una célula a otra es propiciado mediante moléculas de sustancias transmisoras que fluyen a través de un contacto especializado: la sinapsis entre axón y dendrita.

Debemos hacer notar además en esta primera aproximación a la estructura cerebral, la gran jerarquización existente entre las diversas partes del sistema nervioso humano, siendo las de mayor complejidad la zona de la corteza cerebral: El córtex. En el mismo existen aproximadamente doce mil millones de neuronas distribuidas en seis capas.

El cerebro y el aprendizaje

¿Genera el cerebro en primer lugar los significados en forma de elementos de vocabulario, los pone luego en oraciones y por último les da forma fonológica?. O más bien. ¿Se organiza primero una forma gramatical en la que se instalan después los elementos del vocabulario? Tratando de contestar al primer grupo de preguntas relacionadas con la codificación.

Es claro que al hablar no planeamos nuestras expresiones palabra a palabra, cada vez. Si nuestro esquema mental así actuara se reflejaría en titubeos, pausas después de cada palabra, etc; Pero el habla no es así, sino fluida, con pausas y entonaciones adecuadas y creando oraciones. Admitido esto, cuando la transmisión no marcha bien para la unidad oracional, es probable que afecte a las otras unidades secuenciales: fonemas, morfemas, lexemas y aspectos semánticos: los tres niveles fundamentales del lenguaje. Pero no siempre sucede así.

El lenguaje como acción humana

Dos pruebas, según Descartes, permiten determinar si algo es realmente humano: el aspecto creador del uso del lenguaje y la diversidad de la acción humana. Si bien Descartes dedicó poco tiempo al estudio del lenguaje directamente sí centró su atención en la naturaleza de éste, afirmaba que el ser humano. Posee una facultad lingüística que le permite formar nuevas expresiones que manifiesten nuevos pensamientos y que sean apropiadas a nuevas situaciones.

Facultad que permite al hombre colocar «sus palabras de modos diversos para replicar apropiadamente a todo lo que se pueda decir en su presencia. No existe ningún animal que pueda hacer lo mismo, aun contando con aparato fonador para el habla; por ello, esta es una facultad específicamente humana, independiente de la inteligencia o de estímulo externo alguno, la cual se manifiesta en esa creatividad ilimitada al usar normalmente el lenguaje».

La lingüística Cartesiana

Para la lingüística cartesiana, el lenguaje tiene dos aspectos: Los sonidos de los signos y la significación de estos; es decir, su apariencia física o interpretación fonética y la idea o interpretación semántica. En términos chomskianos sería: la estructura superficial de una frase y su estructura profunda. La primera es la organización superficial de unidades que determinan la interpretación fonética y que se relaciona con la forma física de la expresión efectiva.

La segunda es la estructura abstracta básica que determina su interpretación semántica. Entre las distintas teorías científicas que explican el funcionamiento del lenguaje humano se encuentra la gramática generativa partidaria de un enfoque formalista de Noam Chomsky, también conocida en la actualidad como Biolingüística.

Esta teoría postula la existencia de una estructura mental innata que permite la producción y comprensión de cualquier enunciado en cualquier idioma natural, posibilitando además que el proceso de adquisición y dominio del lenguaje hablado requiera muy poco input lingüístico para su correcto funcionamiento y se desarrolle de manera prácticamente automática (cf. Berwick y Chomsky, 2011; Berwick, Friederici, Chomsky y Bolhuis, 2013; Chomsky, 1980b, 1988a).

El innatismo de Chomsky ha sido discutido por diversos académicos, Otros autores, escépticos frente al innatismo y partidarios de un punto de vista funcionalista (Bates 1978), consideran la necesidad de una red neuronal bastante compleja para poder desarrollar el lenguaje.

Aprendizaje para enseñar

Dominar un tema tan amplio como el lenguaje no es algo que se pueda aprender de un día para otro. El profesional moderno de la educación se capacita constantemente para aprender nuevas temáticas y técnicas, con el fin de que su proceso de transmisión del conocimiento sea efectivo y mucho mas claro.

Entre tantas opciones de educación es importante elegir la adecuada, una que brinde la información a cabalidad y que además aporte un valor agregado: tiempo. TECH Universidad Tecnológica es actualmente la mejor opción de estudio virtual, al ser la mayor universidad virtual del mundo, ofrece cerca de 7000 cursos diferentes. Los mismos se encuentran clasificados dentro de áreas, como es la Facultad de Educación. Allí es posible hallar especializaciones con altos estándares de calidad educativa, como el Máster en Altas Capacidades y Educación Inclusiva y el Máster en Didáctica de las Matemáticas en Secundaria y Bachillerato.

Uno de estos masters se especializa en temáticas muy similares a la lengua y el cerebro, como se vio en este artículo. Si tu interés se encuentra enfocado en profundizar en este mar de conocimientos, te invitamos a ampliarlo en nuestro Máster De Didáctica De Lengua Y Literatura Para Secundaria Y Bachillerato.

Artículos relacionados

1 /

Compartir