La diversidad
La diversidad dicta cuantas etnias, orientaciones y demás aspectos sociales que nos definen y diferencian en el ser humano.
facultad de educación · sociolaboral
vie. 04 de jun. 2021
0

El ser humano es una especie con gran variabilidad entre sus miembros, lo que da lugar a la gran diversidad que lo define como especie. La diversidad es, por lo tanto, una característica intrínseca de los grupos humanos. Esta se manifiesta en cualidades tan diversas como la manera de pensar, de sentir y de actuar. A pesar de que desde el punto de vista evolutivo existen unos patrones cognitivos, afectivos y conductuales con ciertas semejanzas, estos se expresan de una manera especial y específica en cada individuo humano, siendo imposible encontrar dos individuos absolutamente iguales.

Es decir, los seres humanos comparten como especie ciertas características generales con el resto de los individuos de su especie. Sin embargo, cada sujeto dispone de una serie de rasgos, capacidades y elementos únicos y especiales que son lo que hacen de cada persona un ser único y diferente al resto de la especie. Esta diferencia es apreciable incluso en hermanos gemelos, que a priori son idénticos. Estos presentan características tanto físicas, como psicológicas y emocionales que los hacen diferentes. Además, la pluralidad y la riqueza de la diversidad de la especie humana viene influenciada por el contexto.

Las personas se diferencian entre sí por variables relativas al contexto. Estos como son el lugar en el que viven, sus costumbres, cultura, valores, antepasados, factores socioculturales, etc. De este modo la variabilidad entre personas es muy amplia, además de características físicas, aparecen diferencias en características emocionales, psicológicas, e incluso culturales y educativas. Cada persona, por consiguiente, sea cual sea su origen y su procedencia posee unos rasgos y características singulares. Unas características personales que le hacen ser diferente, una persona única e irrepetible.

La diversidad en educación

La gran variabilidad existente en la especie humana se pone de manifiesto también en el ámbito educativo. Cada persona tiene unas características singulares que la hacen diferente de las demás, tanto física como emocionalmente, cada persona se define por una manera diferente de ser y, también, por una manera diferente, única y particular de aprender y de procesar la información.

Los procesos mentales de cada sujeto son específicos y únicos, particulares de cada cual y dan lugar a un amplio espectro de condiciones que no son, ni pueden ser, ajenas al acto educativo. La diversidad es una de las características de la conducta, de la condición del ser humano que se manifiestan tanto en el comportamiento como en el modo de vida de las personas, así como en el modo de aprender y de pensar.

La diversidad, por lo tanto, se contempla también el ámbito educativo y los alumnos que la conforman. En el aula aparece un crisol de características que definen al ser humano. En el ámbito educativo, dentro del aula coinciden una gran variabilidad de alumnos, cada uno de los cuales con una manera única de aprender y unas características peculiares. Así como la vida es diversa, el aula y la vida en el aula deben ser diversas.

El aula lejos de ser un espacio para la segregación ha de proporcionar las herramientas necesarias para que cada alumno pueda desarrollar sus potencialidades, de manera que la diversidad de cada cual pueda ser atendida, respetada y aceptada.

La evolución en la educación

La educación tradicional se ha enfocado en modelos unitarios y uniformes, en modelos iguales para todos, en modelos que pretendían un alumnado semejante y, con resultados homogéneos, dejando de lado la contemplación de la diversidad y variabilidad natural. Esta exagerada tendencia a una igualdad pretendida marcaba exigencias tremendas en el rendimiento, haciendo cada día más dispares y desiguales a los alumnos, haciendo más marcada la diversidad natural de cada cual. Convirtiéndose así en un impedimento para el desarrollo individual de cada cual.

El enfoque tradicional supone el impulso de la segregación y, la no atención a la diversidad y a las características personales e individuales de cada cual. La diversidad no era atendida y, por lo tanto, muchos alumnos quedaban condenados a un sesgo en su educación, condenados a no impulsar su desarrollo. Siguiendo una cita de Einstein “Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar a los árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”. No se puede tratar a todos los alumnos iguales, no se puede no tratar la diversidad.

Educar en la diversidad supone comprender el aula como un espacio creado para todos, un espacio que incluya y contemple las diferencias, desarrollando posibilidades y oportunidades para todos en un entorno no excluyente. Se trataría de una educación que busque el dar a cada alumno lo más útil y beneficioso para favorecer su crecimiento y desarrollo personal a partir de lo que es y desde donde se encuentra.

Educar en la diversidad implica creer en el ser humano, con independencia de su condición, contemplando y asumiendo que cada uno tiene un lugar y unas características diferentes, pero todos tienen la misma dignidad y los mismos derechos.

Factores de diversidad

Existen una serie de factores que se encuentran en la base de la diversidad:

Diferencias individuales

Engloban una serie de características personales que marcan diferencias individuales entre unos y otros.

  • Etapa de desarrollo: el ser humano está en evolución constante, existen una serie de hitos y de etapas generales del desarrollo que van a diferenciar a unos sujetos de otros en función de la etapa en la que se encuentren. Y, además, dentro de la misma etapa existen las lógicas diferencias individuales, de tal manera que no todos los sujetos pasan por las mismas etapas al mismo tiempo, cada cual sigue su propio ritmo y sus propios tiempos.
  • Conocimientos previos: cada sujeto parte de una serie de experiencias y conocimientos previos que van a diferenciarle de los demás.
  • Motivación: otra fuente de diferenciación es la motivación que cada cual tiene, qué es lo que mueve a la acción a cada sujeto, qué le interesa, le gusta o, al contrario, lo que no le interesa o no le gusta.
  • Expectativas: por otro lado, aparecen una serie de expectativas que son fundamentales a la hora de marcar la diferencia entre unos sujetos y otros. Cada cual parte de una serie de expectativas, de ideas sobre lo que puede llegar a conseguir.

Diferencias de grupo

Otra serie de factores que marcan la diferencia son las de grupo.

  • Étnicas: existen una serie de factores de tipo étnico que pueden marcar diferencias en función de la cultura, creencias, posibilidades, etc.
  • Género: el género es otro factor que marca la diferencia. – Socioculturales: otro factor que marca la diferencia son los factores socioculturales, que van a determinar creencias, valores, acceso a recursos, etc.

Elementos del contexto

Otra serie de factores que serán determinantes en las diferencias individuales son los relativos al contexto. En este sentido se pueden marcar varios contextos que van a influenciar en el sujeto y provocar diferencias:

  • Escolar: el ambiente escolar en el que se desenvuelve el sujeto.
  • Familiar: la familia a la que pertenece con sus reglas, normas, valores, creencias, dinámicas determinadas.
  • Social: el ambiente social que rodea al sujeto va a propiciar unas experiencias que marcaran sus singularidades.

El profesional para el entendimiento de la diversidad

En TECH Universidad Tecnológica se desarrolla un amplio portafolio educativo enfocado en la excelencia estudiantil. Caso ejemplo es su Facultad de Educación, donde se pueden hallar especializaciones tales como la Maestría en Robótica Educativa, Programación y Diseño e Impresión 3D para docentes y la Maestría en Terapia Vocal. Por otro lado, para aquellos profesionales enfocados en la educación a la población vulnerable, no cabe duda que su mejor opción será la Maestría en Gestión de las Dificultades de Aprendizaje y Atención a la Diversidad.

Artículos relacionados

1 /

Compartir