Emprendimiento educativo
El emprendimiento educativo enmarca diferentes aspectos que buscan la autonomía y la independencia por parte del aprendiz dentro y fuera del aula.
facultad de educación · educación universitaria
mié. 28 de jul. 2021
0

En los establecimientos educativos, el emprendimiento educativo, desde un enfoque de desarrollo humano integral, permite a la comunidad educativa: construir conocimientos y desarrollar hábitos, actitudes y valores necesarios para generar acciones orientadas al mejoramiento profesional y a la transformación del entorno y de la sociedad; dar soluciones a las necesidades humanas presentes la comunidad, con un sentido de ética y responsabilidad social y una perspectiva de desarrollo sostenible.

Además de ello, promover la cooperación del trabajo en equipo en todos los miembros de la comunidad; fortalecer en los estudiantes la capacidad de conseguir conservar un empleo, acceder a diferentes alternativas laborales y a posibilidades de autoempleo; consolidar procesos de articulación del establecimiento educativo con el sector productivo, educación superior y la educación para el trabajo.

La formación de niños, niñas y jóvenes emprendedores requiere que los establecimientos educativos fomenten una cultura del emprendimiento. La cultura es entendida como un conjunto de valores, creencias, ideologías, hábitos, costumbres y normas. Estas comparten los individuos en la organización y que surgen de la interrelación social, los cuales generan patrones de comportamiento colectivos. Mismos que establecen una identidad entre sus miembros y los identifica de otra organización.

En este sentido, la cultura del emprendimiento en los establecimientos educativos se presenta cuando desde el horizonte institucional. Así, si tras el camino para la realización de una visión compartida, el proyecto educativo institucional genera ambientes propicios para la formación y el desarrollo de personas críticas, comprometidas, expresivas, conscientes de sí misma, con sentido de responsabilidad personal y social.

Todos los miembros de la comunidad educativa manifiestan relaciones de cooperación, liderazgo y actitud para el desarrollo; se promueven actitudes emprendedoras en los estudiantes, las cuales se manifiestan en los diferentes espacios de formación y/o todos los ámbitos de su vida.

El pensamiento de diseño: fundamentos

El fomento de la cultura del emprendimiento su formación en el nivel de educación básica y media es de carácter obligatorio. Esto de acuerdo con lo establecido en el artículo 13 de la Ley 1014 de 2006. Esto requiere un esfuerzo coordinado y sostenido por parte del establecimiento educativo, así como una estructura organizacional coherente y dotada de un horizonte institucional orientado hacia la formación de personas integrales, con proyectos de vida con prospectiva de desarrollo sostenible y con las competencias necesarias para hacer frente a los desafíos del mundo educativo, familiar, productivo y social.

Para ello, cada una de las dimensiones de la gestión institucional con sus respectivos actores puede vincularse de manera explícita y organizada a la generación de ambientes que contribuyen a la consolidación de la cultura del emprendimiento. Esto es posible gracias a una adecuada combinación de actividades, recursos, estrategias y herramientas que de manera integrada se orientan hacia el fortalecimiento como la reflexión y la simplificación de actitudes emprendedoras, así como todos los miembros de la comunidad educativa y a través de todos los espacios de interacción en la vida institucional.

Esta dinámica se puede entender de acuerdo con las ideas orientadoras que se exponen a continuación: la gestión directiva reúne el conjunto de procesos que orientan al establecimiento educativo hacia el logro de los propósitos planteados en el proyecto educativo institucional, los cuales se establecen en el horizonte institucional y se direccionan de manera estratégica en la gestión escolar. Entre los propósitos fundamentales de este conjunto de procesos hasta la generación de una cultura que permita dinamizar los ideales, valores y principios que la identifique y proyecten hacia la consecución de metas y mejores resultados.

El proceso frente al producto

La implementación de cada una de las acciones, herramientas y estrategias en el establecimiento educativo, con el propósito de generar una cultura del emprendimiento requiere la participación y el compromiso de todos y cada uno de los factores presentes de la comunidad educativa. Para ello es importante tener como referencia los roles que deben desempeñar en los procesos, todas las áreas de la gestión institucional:

  • Secretarías de educación: definen políticas y programas locales y regionales para el fomento de la cultura del emprendimiento; acompañar a los establecimientos educativos en el desarrollo de las estrategias definidos, facilitando alianzas entre las organizaciones productivas y sociales.
  • Sector productivo: apoya los programas de fomento de la cultura del emprendimiento del municipio, departamentos región; abrir espacios para la concreción de acciones conjuntas de mejora; ofrece posibilidades para la creación de nuevos escenarios de aprendizaje.
  • Rectores/rectoras: liderar los procesos de crecimiento personal y organizacional teniendo como fundamento la proyección de metas y su alineación con el proyecto educativo institucional; organizar y administrar el control sobre la información con el fin de agilizar los procesos de toma de decisiones; generan redes y comunicación flexible que permiten un lenguaje común.
  • Estudiantes: favorecen las condiciones necesarias para fomentar una cultura del emprendimiento; diseñan y participan en programas que fortalecen las actitudes emprendedoras; actúan como protagonistas de alianzas con sus comunidades más próximas.
  • Docentes y coordinadores/as: crean las condiciones necesarias para fomentar la cultura del emprendimiento; definen formas de articular las acciones del modo más eficaz para alcanzar sinergia y dar sentido a los proyectos; generan redes y comunicación flexibles que permiten un lenguaje común.
  • Padres de familia: sustentar nuevos proyectos ​del fomento de una cultura del emprendimiento de acuerdo con el entorno social y productivo.

Aplicación en el aula

El proceso de fomento de la cultura del emprendimiento implica la integración de las competencias básicas y ciudadanas, el emprendimiento y el empresarismo al contexto institucional, lo cual se manifiesta al concebirla como resultado de la construcción del proyecto educativo institucional y el proyecto de vida de sus estudiantes, donde su diseño de implementación contempla una mirada integral del ser humano; desarrollada de manera intencionada y sistemática.

Esto sucede aportando significado y relevancia a cada una de las dimensiones humanas; biológica, conflictiva, axiológica, política, intelectual, cultural y productiva; promoverla en todos los espacios académicos de manera reflexiva y práctica; reconoce, no como un proceso personal individual sino como un espacio dinámico y social donde la interacción con el entorno, con las personas y con las situaciones favorecen y potencian las actitudes emprendedoras.

Es importante recordar que las competencias sean entendidas como un saber hacer, en situaciones concretas que requiere varias aplicaciones. Así, en tal sentido, desde las competencias básicas y ciudadanas se desarrollan actitudes emprendedoras en los estudiantes.

Un establecimiento educativo que se proyecta desde su gestión directiva hacia la creación y consolidación de una cultura del emprendimiento de diferencia; por lo tanto, un proyecto educativo institucional con visión y proyección que se anticipe a los cambios y permita posicionar una imagen en términos de gestión y resultados con los elementos claramente diferenciados y significativos; claridad y despliegue institucional de su razón de ser y su proyección en el corto y mediano plazo.

Un equipo directivo que inspire orienta y mantenga una visión prospectiva de la dinámica institucional; un adecuado ejercicio del mejoramiento permanente de los procesos en términos de planeación, ejecución, evaluación y ajustes de tal manera que toda acción se realice con alto grado de conciencia y compromiso.

La enseñanza desde el aula

Cada profesional, sin importar su área, puede aportar un grano de arena a la construcción social que realizamos día a día. Más allá de su labor, el profesional puede de manera adecuada, lograr transmitir más que solo conocimiento en su alumnado. Los valores éticos, la mentalidad de grandeza, entre otros aspectos, aportarán en su momento seres humanos de gran calidad a nuestras comunidades.

TECH Universidad Tecnológica se ha centrado en la capacitación íntegra enfocada en el alumnado profesional. Por ello, en su facultad de Educación se desarrollan programas educativos tales como el Máster en Educación Bilingüe en Infantil y Primaria y el Máster en Tecnología Educativa y Competencias Digitales. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan especializarse en el ámbito de la historia humana y la cultura, no cabe duda alguna que su mejor elección será el Máster en enseñanza del latín y cultura clásica.

Artículos relacionados

1 /

Compartir