Elaboración de informes logopédicos

La elaboración de informes logopédicos permite conocer en detalle un diagnóstico y análisis de un caso de traastorno del habla.

· logopedia
viernes, 29 de julio de 2022
0

Un informe es un texto de tipo expositivo y valorativo, mediante el que se transmite una información y se exponen unos datos dirigidos hacia un destinatario, que, en algunas ocasiones, deberá tomar una decisión, valorar y seguir un procedimiento, con relación al tema que se desarrolló durante el documento pertinente. Para la elaboración de informes logopédicos, se realiza un registro formal y, en ningún caso, se puede emplear el registro coloquial, y menos todavía, el vulgar.

Por otra parte, el emisor deberá seleccionar un discurso narrativo, descriptivo o expositivo, según sea la intención y la situación comunicativa. Siendo, en este caso, expositivo y descriptivo. Los informes logopédicos son una herramienta muy útil en la que se recogen datos sobre el paciente, para que tanto él como sus familiares, estén informados de todo lo que conlleva el proceso de intervención, desde la evaluación y sus resultados, los objetivos a llevar a cabo durante el tratamiento y la evolución del mismo.

¿Quiénes pueden solicitar y recoger un informe logopédico?

El Código de Ética y Deontología Médica, versión del año 1999, en su artículo 11.1 establece que: “Es derecho del paciente obtener un certificado médico o informe realizado por el médico que le ha atendido, relativo a su estado de salud o enfermedad o sobre la asistencia prestada. Su contenido será auténtico y veraz y será entregado únicamente al paciente o a la persona por él autorizada”. En la versión reciente del código del año 2011, la misma obligación se refleja en el artículo 20.

Los profesionales sanitarios, entre los que se incluyen los logopedas, tienen la obligación de la confidencialidad, la cual aparece recogida en los artículos 11 y 14 del Código de Ética y Deontología Médica (1999), en el capítulo 5 del nuevo código (2011) y en el artículo 8 de la citada Ley 44/2003 de ordenación de las profesiones sanitarias, con las excepciones que marca la normativa vigente legal. Se debe de valorar la edad y las capacidades de la persona que solicita y recoge el informe. En el caso de un adulto independiente, ya que es él mismo, quien establece relación directa con el logopeda, lo podrá solicitar y recoger. Sin embargo, hay que tener en cuenta otros aspectos (Ortega, 2012):

  • En caso de incapacidad legal o de internamiento por un trastorno psiquiátrico, puede solicitar los informes la persona que le represente, es decir, los padres o la persona nombrada tutora legal por el juzgado. Una vez elaborados, esa persona los recogerá.
  • En caso de menores de edad, no competentes intelectualmente ni emocionalmente, su representante puede pedir y recoger estos informes. Si tiene más de 16 años o es un menor emancipado, el propio joven podrá pedir y recibir los informes.

Informes según la variedad del discurso

  • Informes argumentativos. Los informes argumentativos pretenden demostrar un hecho o defender una opinión mediante pruebas y razonamientos.
  • Informes narrativos. Los informes narrativos exponen una serie de acciones que se ordenan lógica y cronológicamente.
  • Informes descriptivos. Los informes de tipo descriptivo son aquellos que plantean un tema del que indican sus propiedades.
  • Informes expositivos. Los informes expositivos son los informes que presentan un determinado tema de manera clara y ordenada.

Informes según el ámbito temático

  • Informes científico-técnicos. Los informes científico-técnicos tienen como objetivo aumentar los conocimientos del receptor en relación con el ámbito de las ciencias.
  • Informes humanísticos. Los informes humanísticos tienen la finalidad de transmitir conocimientos relacionados con las disciplinas humanísticas.
  • Informes jurídicos-administrativos. Los informes jurídicos-administrativos son aquellos que emplean la variedad de la lengua utilizada por la administración es sus relaciones con los ciudadanos.
  • Informes periodísticos. Los informes periodísticos son aquellos que usan los usos de la lengua en los distintos medios de comunicación.
  • Informes de ficción literaria. Los informes de ficción literaria son un tipo de informes propios de la literatura, donde uno de los rasgos principales es la intención de crear belleza con el lenguaje.

Clasificación de informes logopédicos según el contexto de intervención

Informes clínicos (ámbito clínico)

Los informes clínicos son los informes más comunes que un logopeda llevará a cabo, por lo que deben ser de tipo técnico-sanitario. Su destinatario suele ser principalmente un médico, o un compañero sanitario, por lo que el lenguaje empleado será más técnico. Suelen ser informes en los que se solicitan valoraciones técnicas, propuestas de tratamiento y explicación de la intervención. También es frecuente la elaboración de un escrito, en la cual el logopeda solicita al médico, una revisión o un juicio clínico para poder replantear el tratamiento, en función del avance del caso y del resultado de las diferentes pruebas, si fuese necesario.

Informes educativos (ámbito educativo)

Son aquellos informes logopédicos en los que se exponen aspectos más enfocados del entorno escolar y no del sanitario. El logopeda deberá tener en cuenta las normas de redacción de los informes escolares, incluyendo el tipo de lenguaje utilizado. No se debe obviar que normalmente los destinatarios de estos informes, suelen ser los padres, tutores legales y el resto del equipo docente.

Informes sociales (ámbito social)

En el ámbito social, el logopeda, como parte del equipo multidisciplinar, es el encargado de elaborar un informe específico sobre el lenguaje y la comunicación, con una especial atención en la repercusión en lo que respecta a la situación psicosocial del sujeto. Los destinatarios de estos informes suelen ser los familiares y la administración.

Clasificación de informes logopédicos según el modelo de intervención

Informes de evaluación

El objetivo de este informe es recoger el resultado de la valoración logopédica, que se ha realizado al paciente al inicio del tratamiento, acompañado de la propuesta de intervención, en el supuesto que la necesite. En la realización de este informe, se deben incluir, como mínimo, los apartados que se mencionan a continuación:

  • Introducción con los datos personales relevantes del usuario.
  • El motivo de la consulta.
  • La historia clínica del paciente, en la que se incluyen los antecedentes personales y familiares, a la vez, que también se especifica la historia del suceso actual y del motivo de la consulta.
  • La exploración logopédica, explicando el protocolo utilizado y el tipo de test y baterías que han sido necesarias para llevar a cabo, una evaluación lo más completa y específica posible.
  • Explicar si ha sido necesaria ejecutar una evaluación por un equipo interdisciplinar, los motivos que han propiciado esa decisión.
  • Valoración o juicio logopédico, en el cual, se relacionan los resultados obtenidos durante la exploración, con el tipo de alteración que presente el paciente.
  • Recomendaciones sobre si es necesario iniciar tratamiento, los objetivos a llevar a cabo, la frecuencia de las sesiones, la duración del tratamiento.
  • Todo informe logopédico, debe finalizar con la fecha de entrega de dicho informe, y con los datos del logopeda que efectúa la valoración y el escrito, nombre y apellidos, datos de colegiación.

El profesional en educación y el tratamiento en el aula

Son múltiples los papeles que desempeña el educador dentro y fuera del aula más allá del proceso de transmisión del conocimiento. Por esta razón él mismo debe contar con gran cantidad de herramientas que le permitan desarrollar una labor limpia, además que sean un factor a favor cuando situaciones adversas se presenten en su día a día. Ejemplos claros de ello suceden con los diferentes problemas con el habla, donde el profesional debe actuar en parte como terapeuta, ayudando a superar esta cuestión.

TECH Universidad Tecnológica se ha centrado en la alta calidad de cada uno de sus programas educativos ofertados desde su fundación. Esto le ha permitido ampliar cada día con mayor velocidad su alcance, ofreciendo soluciones a cada campo disponible. En el caso de su Facultad de Educación se hallan posgrados tales como el Máster en Neuropsicología Clínica Para Docentes y el Máster en Docencia Universitaria. Sin embargo, para aquellos interesados en el ámbito del tratamiento del habla, no cabe duda que su mejor decisión será tomar el Máster en Trastornos del Habla, Lenguaje y Comunicación.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir