Definición de aprendizaje
La correcta manera de entender el proceso de conocimiento en el ser humano es definiendo el aprendizaje, ya que así se puede entender a fondo.
facultad de educación · didáctica por materias
mar. 19 de ene. 2021
0

Cuando uno piensa en aprendizaje lo suele hacer en relación con los estudios; de este modo, cuantos más años se dedique a la capacitación en una determinada materia, mayor será su nivel de aprendizaje. Al contrario, si una persona no ha ido a la escuela o ha abandonado sus estudios antes de finalizar se puede considerar que no ha concluido su ciclo de aprendizaje. Esta visión no es incorrecta, pero si es limitada. Por estas razones se hace necesario para educadores y aprendices conocer la definición de aprendizaje, tal y como se plantea en nuestro Máster en Didáctica de las Matemáticas en Secundaria y Bachillerato, ya que así es posible entender a fondo el proceso cognitivo.

Únicamente se tiene en cuenta un campo de aprendizaje relacionado con el ámbito académico, siendo el concepto de aprendizaje más amplio, e involucrando cualquier nuevo conocimiento o destreza que con anterioridad no se tenía y ahora se adquiere.

Por tanto, se puede aprender habilidades y destrezas demás de conocimientos teóricos. Un ejemplo de ello se puede ver a la hora de aprender a conducir. Allí se han de superar dos tipos de pruebas para la obtención del carnet. Se conforman por una de tipo teórico, donde se ha de demostrar el dominio del conocimiento relacionado con el vehículo y las normas de circulación; Además el examen práctico; Allí se demuestran las habilidades necesarias para la conducción, sin poner en peligro a los viandantes u otros vehículos, respetando las normas.

La función del aprendizaje

No se considera que la persona pueda obtener su carnet habilitante para conducir si falla en alguna de las dos pruebas. Esto sería muestra de un aprendizaje incompleto. Siendo superado mediante pruebas tipo test de opciones múltiples o de redacción, en ocasiones el aprendizaje es únicamente teórico; o exclusivamente práctico cuya evaluación suele realizarse mediante la ejecución de esa habilidad para demostrar su dominio.

El aprendizaje es un proceso natural que forma parte de las características de muchos seres vivos. Esto permite dar una mejor respuesta a las demandas del ambiente. En el proceso va perfeccionándose mediante prueba y error u otras prácticas de aprendizaje, para lo cual requiere de:

  1. Una capacidad sensitiva con la que percibir el mundo exterior.
  2. Un procesamiento, aunque sea básico de la información sensitiva que va a provocar una respuesta.
  3. Un sistema de almacenamiento de información, en donde se recojan tanto información sensitiva como la respuesta y sus consecuencias.

Es precisamente en este punto de retroinformación sobre la respuesta donde se empieza a delimitar el proceso de aprendizaje, el cual permite ir optimizando la forma de atender las demandas ambientales, adaptándose a las mismas.

Definiendo la importancia del aprendizaje

Sin aprendizaje únicamente se trataría de una respuesta más o menos fortuita, cada vez que se presenta una estimulación, aunque esta haya sido la misma una y otra vez.

Tal como sucede a aquellas personas que, por alguna lesión y trauma craneoencefálico, no pueden acceder a su memoria a largo plazo. Se rigen exclusivamente por su memoria a corto plazo, pasados unos momentos, esos “recuerdos” se disipan y todo le vuelve a parecer nuevo y novedoso.

Por tanto, el aprendizaje se puede considerar como un proceso superior, en el que participan otros más básicos, como la sensación, la percepción, la atención, la memoria, y las emociones.

A nivel cerebral existen distintos sistemas que van a participar en el proceso de aprendizaje. Ejemplo es el sistema nervioso periférico, encargado de recibir la información sensorioreceptiva y de hacer cumplir las órdenes, en cuando a ofrecer la respuesta conductual oportuna.

A nivel del sistema nervioso central, la información es conducida al cerebro el cual la procesa, clasifica y memoriza, en caso de tratarse de aprendizajes, así como dar las instrucciones precisas para la respuesta pertinente.

Es en áreas especializadas del cerebro, donde intervienen los procesos de atención, percepción, memoria y emoción, sin los que el aprendizaje no sería posible.

Aprendizaje a nivel neural

Hay que tener en cuenta, que el cerebro está “diseñado” para aprender. De hecho es lo que “mejor” hace, es pues por lo que están implicado en ello diversas estructuras neuronales, aunque no existe un “centro del aprendizaje” por así decirlo, sino que son las funciones y habilidades que desarrolla la persona y que tienen su correlato en el cerebro, los que se van modificando y adaptando a los nuevos aprendizajes.

Así la información relacionada con la visión, va a implicar una serie de estructuras cerebrales. Estas a medida que la persona va teniendo experiencia va cambiando y alterando su funcionamiento adecuándose al aprendizaje.

Todo ello parte de un cerebro “en blanco”, que ha sido estructurado y guiado genéticamente. Sin necesidad de la intervención del medio ambiente, pero que con posterioridad tiene que ser “moldeado” según vaya adquiriendo la persona nuevos conocimientos y experiencias. Esto le ayudará a desarrollar sus habilidades y a ser funcional en el contexto social donde vive.

Definiendo el aprendizaje natal

Aunque no está de en blanco literalmente, ya que el bebé incluso desde el vientre materno puede oír, ver y sentir. Además el cerebro poco a poco va adquiriendo la capacidad del control muscular. A esto hay que añadir los movimientos reflejos que van a mostrar durante los primeros meses de vida.

El proceso de aprendizaje, se inicia normalmente por los sentidos, cuya información se conduce al cerebro, donde se separa en dos vías, una emocional y otra cognitiva, allí se percibe el estímulo una vez analizado, por las áreas especializadas para cada sentido y de ahí permanece en la memoria.

Como base fundamental se encuentra el hipocampo. En este lugar, se guarda la memoria a corto plazo antes de ser desechada o archivada en la memoria a largo plazo. Hay que tener en cuenta, que hasta hace escasamente unas décadas, se consideraba que el aprendizaje, se producía desde el momento del nacimiento, hasta la etapa adulta, perdiéndose esta facultad cuando se llegaba a la tercera o cuarta edad.

Gracias a los avances de las neurociencias, se conoce que este proceso se inicia incluso antes del nacimiento y que va acompañando al ser humano, en todas sus etapas. Esto incluye la última, eso sí, la velocidad de aprendizaje va cambiando, siendo este mayor durante las primeras etapas de vida, y ralentizándose en las etapas posteriores.

Aprendizaje aplicado

La transmisión de conocimiento es un proceso complejo que funciona desde la parte cognitiva del ser humano hasta la parte receptiva de su cerebro. Por ello, los profesionales en educación buscan capacitarse cada día, ya que esto les permite facilitar el proceso de aprendizaje. Los educadores que logran entender por completo este proceso pueden realizar el proceso de transmisión del conocimiento con mayor facilidad, sin importar el tipo de estudiante.

Para mejorar tus habilidades y conocimientos como educador TECH Universidad Tecnológica diseñó un máster perfecto para lo que buscas. El Máster en Didáctica de las Matemáticas en Secundaria y Bachillerato optimizará el proceso de aprendizaje, mejorando tus habilidades y conocimientos en el proceso. En este posgrado aprenderás mediante el método Relearning apoyándote en 75 casos prácticos que contribuirán a tu éxito profesional, ya que podrás adquirir mayor agilidad y seguridad en tus propias capacidades como docente de matemáticas.

Si deseas profundizar en la enseñanza de Ciencias Sociales a adolescentes, el Máster en Didáctica de la Geografía e Historia en Secundaria y Bachillerato te permitirá desarrollarte profesionalmente a través de la mejor propuesta online y adquirir 60 ECTS a lo largo de 1500 horas lectivas. El Máster en Didáctica de Lengua y Literatura para Secundaria y Bachillerato también te preparará para la enseñanza a alumnos a partir de 12 años, motivarles y guiarles en el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, así como tener en cuenta la realidad de las inteligencias múltiples a la hora de plantear las lecciones.

Artículos relacionados

1 /

Compartir