Competencia digital
La competencia digital mide la facilidad y el acceso a las nuevas tecnologías como medio de aprendizaje.
facultad de educación · didáctica por materias
jue. 15 de abr. 2021
0

Las nuevas tecnologías y el fácil acceso a la información son tendencia hoy en día. Cada vez existen más y mejores plataformas en donde nos es posible desarrollar aspectos de nuestra vida sin salir de casa. Esto permite un sinfín de beneficios para el ser humano como sociedad, aunque se hace necesario el ahondar en cada nueva tecnología para conocer su funcionamiento. Esto resulta en muchos casos responsabilidad del profesional en educación, y es aquí donde entra la competencia digital. Veremos un poco de ello en el presente artículo.

Qué se entiende por competencia digital

La inclusión de la competencia digital en los currículos educativos de la educación resulta obligatoria en España y otros países. Ha supuesto un cambio en la metodología y recursos de aula para el desarrollo de esta competencia. Concretamente esta competencia tiene un tratamiento de integración en otras competencias clave, sobre todo en las primeras etapas educativas. No hay una asignatura específica, llegando a considerar su uso como transversal lo que supone un gran esfuerzo de integración en otras materias.

Para el Consejo Europeo (2006) la competencia digital implica el uso crítico y seguro de las tecnologías. Estas aplicadas a la sociedad de la información para el trabajo, el tiempo libre y la comunicación. Apoyándose en habilidades TIC básicas: uso de ordenadores para recuperar, evaluar, almacenar, producir, presentar, intercambiar información. Además de comunicar y participar en redes de colaboración a través de Internet.

El uso educativo de las webs desde la web 1.0, de carácter meramente contextual y divulgativo, paso pronto a quedarse obsoleta. Esto se debio a su vertiente unidireccional y a la falta de herramientas y recursos que permitirán un uso didáctico de doble dirección. Por eso no tardaron en dar paso a la web 2.0, a mediados del siglo XX. Así pues, permitiendo el desarrollo de herramientas de carácter social como fue Facebook.

La pretensión de esta web asiente la elaboración de blogs, wikis y foros que se han convertido en herramientas imprescindibles en el campo educativo. El siguiente paso es la web 3.0, que es la web de la nube y permite la evolución en las aplicaciones. Además de múltiples dispositivos como las tablets y los móviles. Es necesario, por tanto, promover herramientas y recursos tecnológicos dentro del contexto educativo para un avance acorde a las expectativas socioculturales como las redes sociales.

Avance en tecnología educativa

Se ha mostrado mediante el análisis de metodologías, recursos y herramientas didácticas que el uso de tecnologías en las aulas mejora el proceso de enseñanza-aprendizaje. Aumenta la motivación del alumnado, incluso se ha cerrado el aumento en algunas funciones de razonamiento superior. Además de sobre todo la eficacia y destreza de las tecnologías que impulsan el carácter social en relación con el resto de compañeros; por ejemplo, los grupos en las redes sociales o WhatsApp como medio de comunicación para el grupo aula aumentan la capacidad de trabajo cooperativo.

La planificación de actividades o acciones educativas a partir de las tecnologías se proclama como un ejercicio de innovación dentro de las aulas. Este es cada vez más actualizado, lo que configura una gran riqueza respecto a los avances de progresión del proceso enseñanza-aprendizaje. No obstante, todos los avances son productivos y asegurar así el rendimiento de los estudiantes.

Así, numerosos estudios indican que las TIC no han tenido un efecto tan revelador como se podría esperar. Es imperioso seguir en la línea de avance la captación de las TIC a los entornos educativos. Encontrándose herramientas más efectivas para apoyar la interacción educativa en las aulas. Las fuerzas por conseguir esta adaptación y trabajar en aulas digitales implica una serie de competencias añadidas en los docentes.

Dado que los resultados referidos al estudio de las competencias tecnológicas en los docentes arrojaban un importante déficit en el uso de las fuentes de información y comunicación como estrategia en el aula, en 2010 la dirección general de educación y cultura de la Comisión Europea, encarga al Institute for Prospective Technological Studies (IPTS) el desarrollo de un Proyecto de Competencias Digitales (DIGCOMP) con la finalidad de crear un modelo basado en el fomento de las competencias digitales.

Marco común digital docente

La competencia digital es una de las ocho competencias clave que cualquier joven debe haber desarrollado al finalizar de la enseñanza obligatoria. Esto para poder incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida. Según las indicaciones del parlamento europeo sobre competencias clave para el aprendizaje permanente. (Recomendación 2006/962/CE del parlamento europeo y del consejo, de 18 de diciembre de 2006, sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente, diario oficial L 394 de 30.12.2006).

La competencia digital no solo proporciona la capacidad de aprovechar la riqueza de las nuevas posibilidades asociadas a las tecnologías digitales y los retos que plantean. También resulta cada vez más necesaria para poder participar de forma significativa en la nueva sociedad y economía del conocimiento del siglo XXI. Los estándares educativos deben, por lo tanto, incluir el tipo de conocimientos y habilidades que pueden ayudar a los estudiantes al desarrollo de las nuevas competencias requeridas en la sociedad actual, que se ven potenciadas por la tecnología, especialmente aquellas relacionadas con la gestión del conocimiento.

En una serie de aspectos como aquellas personas que sean responsables de la enseñanza de los estudiantes del nuevo milenio tienen que ser capaces de guiarlos en su viaje educativo a través de los nuevos medios. Los profesores necesitan un mensaje político claro en este sentido: el reconocimiento público de lo que se espera que hagan para desarrollar estas competencias como una prioridad en sus áreas o especialidades. Este reconocimiento público puede exigir a su vez una atención preferente en los sistemas de formación del profesorado y el reconocimiento de su desarrollo profesional.

Formación por competencias

La formación en competencias es un imperativo curricular, que en el caso de la competencia digital ha tenido hasta ahora una especificación poco desarrollada y diversa en sus descriptores al no existir un Marco de referencia común. Desarrollar la competencia digital en el sistema educativo requiere una correcta integración del uso de las TIC en las aulas y que los docentes tengan la formación necesaria en esa competencia.

Es probable que este último factor sea el más importante para el desarrollo de una cultura digital en el aula y la sintonía del sistema educativo con la nueva sociedad red. El proyecto de Marco Común de Competencia Digital Docente nace en 2012 con esa intención de ofrecer una referencia descriptiva que pueda servir con fines de formación y en procesos de evaluación de acreditación.

Forma parte tanto del Plan de Cultura Digital en la escuela como del Marco Estratégico del Desarrollo Profesional Docente, cuyo conjunto de proyectos son el resultado del proceso de reflexión compartida con que el Ministerio abrió la participación de las comunidades autónomas y ponencias en las que también participan expertos externos y responsables de diversas unidades del MECD.

En las reuniones de los grupos de trabajo de tecnologías del aprendizaje que era lo que tuvo comité TIC y de formación de profesorado, anterior comité técnico de formación, con representantes de todas las comunidades autónomas, se han presentado las correspondientes líneas de actuación de los proyectos, cuyo desarrollo tiene lugar en un espacio de colaboración, debate y decisión conjunta, de tal modo que las propuestas resultantes tengan dimensión estatal y la aprobación y consenso general.

Formación profesional para el docente

El docente juega uno de los papeles más importantes dentro de nuestra comunidad hoy en día. Y es que, desde tiempos inmemorables, han sido el factor de cambio en las diversas comunidades existentes. Sin embargo, en la actualidad la exigencia de esta labor es mayor, empujando al profesional a la constante búsqueda de información por diversos canales.

TECH Universidad Tecnológica actualmente se posiciona como una las mejores herramientas virtuales de aprendizaje profesional. Por esta razón destinó buena parte de sus recursos a la creación de la Facultad de Educación, donde es posible hallar especializaciones tales como la Maestría en Dirección y Gestión de Centros Educativos y la Maestría en Educación Católica. Sin embargo, para aquellos profesionales enfocados en la formación en materias específicas brindando nuevas metodologías a su alumnado, la Maestría En Enseñanza del Latín y Cultura Clásica es la especialización indicada para él.

Artículos relacionados

1 /

Compartir