Las ciencias de la religión
Las ciencias de la religión hacen parte del entendimiento general que se le da al universo en la actualidad.
facultad de educación · educación católica para filosofía
mar. 23 de feb. 2021
0

Las ciencias de la religión, en la actualidad, juegan un papel importante en la sociedad. Aun así, desde tiempos remotos la existencia de un ser supremo es una necesidad del ser humano. Esto nos permite que logremos estructurar mucho mejor nuestras bases como comunidad, logrando así un bienestar colectivo. Para ello, se hace necesario que existan profesionales enfocados en esta área, siendo los mejor preparados los profesionales de la educación.

Las ciencias de la religión aplicadas

Las ciencias de la religión o estudios religiosos refieren al estudio científico, neutral y multidisciplinar de las religiones. Muchas veces, se confunde con el adoctrinamiento religioso, enseñanza o educación religiosa. Aun así, no existe un consenso sobre la definición de religión, en el marco de las disciplinas definidas como ciencias de la religión se persigue la descripción e interpretación de los fenómenos que se consideran generalmente como religiosos. Esto potenciando el carácter sistemático de su estudio y su fundamentación en hechos históricos y otros datos verificables analizados de forma neutral para llegar a conclusiones objetivas.

De esta manera, la ciencia de la religión engloba las conclusiones de diversas ciencias. Ejemplo claro son las ciencias de la filología, la historia, la arqueología, la antropología, la sociología o la psicología. El estudio de las ciencias de la religión comienza a desarrollarse después de un periodo de desconfianza. Esto se debe al origen pagano de la ciencia, a partir de san Agustín la Iglesia acaba por adoptar la ciencia como rama auxiliar de la teología.

Las tentativas medievales de construir una ciencia independiente no sobreviven a los censores y los grandes visionarios de los siglos XV y XVI. Solo las matemáticas, por su carácter de pensamiento abstracto, son aceptadas hasta que Copérnico se apoya en ellas y en la ciencia para decir que, la Tierra gira sobre sí misma. Es aquí, cuando también se vetan.

Avances en la historia

En este sentido, se puede decir que la ciencia nación durante el siglo XVII, nació la ciencia moderna como tal. Esto debido a que Galileo, su principal iniciador, reivindicó la autonomía de la ciencia para descifrar el libro de la naturaleza. Su condena, en 1633, por el tribunal del Santo Oficio, es el punto de partida del gran malentendido entre la Iglesia y la comunidad científica. Por esto, a principios del siglo XX, el debate se reinició tímidamente, por lo que Pío XII afirmó su simpatía hacia los hombres de ciencia. Aun así, los obstáculos subsistían, sobre todo con los temas relacionados con el origen del hombre.

El estudio en sí de las ciencias de la religión comienza a desarrollarse de manera sistemática en el siglo XIX en Europa, junto con el análisis histórico de la Biblia y otros textos de las religiones. Los primeros investigadores de este movimiento son Friedrich Max Müller y Cornelis Petrus Triele.

Las ciencias de la religión y la teología

Las ciencias de la religión y la teología se diferencian en:

  • Ciencias de la religión: estudian el fenómeno religioso desde afuera. Todo con la perspectiva que da la consideración de un objeto de estudio desde el punto de vista del observador. Aunque, a veces se considere necesario la imagen que el observado tiene de sí mismo. Así mismo, las ciencias de la religión no se identifican con el objeto de estudio ni tampoco lo valoran, sino que se ocupan de la investigación y sistematización de los aspectos observables de todas las religiones por igual con referencia a su contexto histórico. En cuanto al investigador científico, no tiene que ser creyente de las religiones que estudia, pues este busca la objetividad y cualquier dato obtenido está sometido a falsación.
  • En cuanto a la teología: no puede haber contradicción entre la realidad o la lógica y el texto sagrado, siendo los investigadores de esta mayor o absolutamente creyentes. Las teologías se definen respecto de una religión en particular, y respecto de las divisiones internas de cada una, incluso, aunque puedan influirse mutuamente o estar emparentadas históricamente. Dentro de un determinado marco teológico se forman especialistas para las ciencias de la religión; para el científico de la religión, cada religión no es más que una religión entre tantas otras. Pero, para un teólogo de esa religión, el análisis de una cuestión religiosa problemática debe hacerse desde la perspectiva propia frente a la ajena.

La religión en las ciencias sociales entre los siglos XIX y XX

El estudio de las religiones comenzó a asimilarse bajo un ángulo científico, cuando, a partir del último cuarto del siglo XIX, fueron establecidas las primeras cátedras universitarias, donde Max Müller fue el primer profesor que estudio las comparativas de las religiones en la Universidad de Oxford en una cátedra creada especialmente para él, primero con el nombre de Comparative Philology (filología comparada) y luego con el de Comparative Theology (teología comparada). Su obra más trascendental fue un vasto proyecto de edición crítica de fuentes que continuó incluso después de su muerte, titulada The sacred books of the East (Los libros sagrados de Oriente).

Más adelante, el gobierno holandés sustituyó la cátedra de Teología del Estado por la de Ciencia de las Religiones, en dónde Cornelis Petrus propuso deslindar la historia de las religiones, lo que buscaría la evolución en el ámbito de la hierología o la ciencia de lo sagrado que buscaría la esencia de lo religioso. Paralelamente, en Alemania se conformó una disciplina institucionalmente autónoma desde 1912 con la fundación del Religionswissenschaftliches Institut (Instituto científico de las religiones) en la Universidad de Leipzig.

Ciencias de la religión y sus limites

De esta manera, la ciencia de la religión es considerada como punto de convergencia, ya que persigue el estudio del fenómeno religioso como un todo y elabora conclusiones generales, mientras que, cuando se habla de ciencias de la religión se entiende como las ciencias que realizan un enfoque particular y diferenciado. Entre las ciencias que abarcan el estudio de la religión encontramos:

  • Historia de la religión: se centra en las investigaciones sobre la historicidad de personajes y eventos religiosos en los descubrimientos arqueológicos. Se ocupa de los aspectos cuantitativos ligados a la evolución de las religiones y de la historia de las doctrinas y problemas doctrinales. Pero, no le conciernen las cuestiones teológicas consideradas en sí mismas, más allá de su posible significación e impacto histórico.
  • Sociología de la educación: atiende a los aspectos sociales prácticos y teóricos del fenómeno religioso, así como las estructuras sociales, relaciones entre practicantes, la comunidad religiosa y en la construcción del propio significado religioso.
  • Antropología de la religión: concierne el estudio de las necesidades básicas del hombre satisfechas por la religión, también estudia la Antropología cultural de la religión centrada en el estudio de los rituales, creencias, el arte religioso y las prácticas piadosas.
  • Psicología de la religión: entre los pensadores de esta disciplina se destaca a William James, uno de los primeros en establecer relaciones entre psicología y religión, Sigmund Freud, Alfred Adler, Carl Jung y Erich Fromm. La psicología de la religión estudia el origen de la actitud y del sentimiento religioso, la naturaleza de la conversación religiosa, la toma de decisiones vinculados a la religión y los factores psicológicos operantes en la evaluación de tesis religiosas.

El profesional en la educación católica

La educación en la actualidad tiene tal peso en la sociedad como cualquier otra área. Por ello, se hace necesario que los profesionales de este ámbito se capaciten contantemente a través de herramientas tecnológicas a la disposición de estos profesionales. La mayor de ellas es TECH Universidad Tecnológica y su Facultad de Educación, dispuesta completamente a impartir el conocimiento necesario de esta área.

Dentro de esta facultad es posible encontrar especializaciones tales como la Maestría en Docencia Universitaria y la Maestría en Educación Bilingüe en Infantil y Primaria. Sin embargo la especialización más cercana a la temática vista en este blog es la Maestría en Educación Católica. En ella, el profesional adquirirá los conocimientos necesarios para desempeñar su labor de forma óptima y efectiva en esta área.

Artículos relacionados

1 /

Compartir