Aspectos evolutivos del desarrollo: 0-3 años
Los aspectos evolutivos del desarrollo en los niños entre 0-3 enmarca los diferentes aspectos inherentes al aprendizaje en los primeros años de vida del ser humano.
facultad de educación · sociolaboral
lun. 23 de ago. 2021
0

En los primeros años de vida en el ser humano se desarrollan algunas de las habilidades más importantes para su vida. Este proceso debe ser vigilado constantemente, ya que es en estas edades en las cuales el profesional notará falencias en el proceso educativo; si las mismas son tratadas en esta edad, no representarán gran problema en su crecimiento y próximos años. Los aspectos evolutivos del desarrollo entre 0-3 años hacen parte de las etapas más importantes en la vida del menor en crecimiento.

El término infancia es bastante ambiguo, se intentará clarificar brevemente con el fin de comprender mejor los aspectos evolutivos que acontecen. La infancia es una etapa de la vida que se encuentra bajo una fase en constante crecimiento y finaliza con la madurez, por lo tanto, infancia hace referencia a la fase evolutiva que comienza desde el nacimiento del ser humano hasta el inicio de la adolescencia.

Cuando se observa a un niño, suele decirse que es un diamante, alguien puro, bueno, guapo, etc. pero, también se ve la infancia a modo social, como una etapa de lucha y continuos problemas que desembocan hoy día cada vez más con estrés familiar. Todo lo anteriormente mencionado debe desaparecer para que realmente la infancia pueda evolucionar y desarrollarse positivamente en un contexto adecuado, pues es fundamental que en este periodo se asienten las bases para poder llevar a cabo una adaptación del niño y niña en su ambiente, lo cual le llevará a potenciar las diferentes áreas de desarrollo, como son:

  • Desarrollo motor.
  • El desarrollo cognitivo.
  • El desarrollo del lenguaje.
  • Desarrollo social.

Desarrollo motor

Para hablar del desarrollo motor es necesario centrarse en los seis principios del desarrollo de Illingworth (Illingworth, 1983). Según él, dichos principios muestran el ritmo del desarrollo del bebé.

  • El desarrollo es un proceso continuo que inicia ya en la concepción y llega hasta la madurez del ser humano.
  • El orden de desarrollo es idéntico en todos los niños y niñas, lo que cambia es el ritmo que cada uno presenta en su evolución. No obstante, debe hacerse hincapié en que no se iniciará dicho desarrollo en el mismo momento en cada una de las áreas, sino, que estas se percibirán en momentos diferentes.
  • El sistema nervioso guarda una relación directa con el desarrollo.
  • Alrededor del quinto mes del bebé, al acercarle un juguete por el que tenga interés, comenzará de inmediato a realizar movimientos de tronco, extremidades superiores e inferiores, acompañados de sonidos.
  • La orden en la que se presenta el desarrollo es, en primer lugar, en la dirección cefalocaudal, previa a la bipedestación y en segundo lugar próximo-distal. Lo que significa que primero se logrará manejar las partes más próximas al eje corporal del bebé y después las más lejanas.
  • Para que se den los movimientos voluntarios en el bebé, es imprescindible que desaparezcan algunos de los reflejos primarios.

Dentro del desarrollo motor se encuentra una estructuración de tres grandes grupos, según (Tárraga, Andrés M. 2005).

  • El tono y desarrollo postural (tono, evolución del tono y desarrollo postural).
  • Desarrollo de la motricidad de función efectora (locomoción, prensión, esquema corporal y lateralidad).
  • Desarrollo de la motricidad de función expresiva (señales para la comunicación, códigos mimicogestuales y conductas motrices simbólicas).

Primeros pasos

El bebé desde el nacimiento, hasta los tres meses aproximadamente, debe mostrar unos signos de desarrollo psicomotor que predicen que su desarrollo marcha con normalidad. En primer lugar, debe poder mantener la cabeza erguida cuando se le tiene en brazos verticalmente, además, comenzará a fijar la mirada y realizará movimientos hacia cualquier “objeto” o “persona” que se mueva y salga de su plano visual. Al final de los tres meses podrá mantener “objetos” involuntariamente con la presión y los moverá agitándolos.

En esta etapa llega el descubrimiento de sus manos y pies, llevándoselos a la boca. Entre los tres y seis meses ya ha avanzado en lo referente al control cefálico y podrá levantar la cabeza estando en posición prono, es decir, boca-abajo. Por otro lado, realizará giros sobre su propio cuerpo, consiguiendo así, cambiar de la posición de boca-arriba a boca-abajo.

En lo referente a su esquema corporal, el bebé alrededor de estos meses comienza a tener las reacciones circulares descritas anteriormente de Piaget. Primero descubrirá sus manos, en segundo lugar, sus pies y entonces se los llevará a la boca. Sobre los seis y nueve meses, pueden observarse cada vez avances más significativos, pues podrá mantenerse sentado sin apoyos, y realizar la sedestación, de prono-supino-prono y con ello, habrá logrado un volteo completo.

Además, aparecerá la reptación, lo que lo lleva a comenzar a explorar su entorno más cercano, logrando coger “objetos” y agitarlos, ya que, también domina la prensión voluntaria con la pinza inferior -pulgar y meñique-. Es importante recordar que ya ha comenzado el descubrimiento e identificación de su cuerpo y de los “objetos”.

La lateralidad

En lo referente a la lateralidad, de manera breve, reseñar que el ser humano dispone de un cuerpo, asimétrico, pues se suele utilizar tanto una mano, una pierna sobre la otra en sus actividades diarias. No obstante, sí existe una prevalencia por el lado izquierdo o derecho y ello es debido a los hemisferios cerebrales. Normalmente, el hemisferio izquierdo es el dominante en la gran mayoría de los humanos, y la persona es diestra (ya que el movimiento es contra lateral) pero, hay personas que son zurdas, lo que significa que el hemisferio dominante es el derecho sobre el izquierdo. Existen dos tipos de lateralidad:

  • La homogénea, siendo zurdo o diestro del mismo ojo, brazo y pierna.
  • La lateralidad cruzada, es decir, ocurren diferentes combinaciones, siendo, ojo distinto al brazo y pierna más dominante.

También es importante mencionar que existen personas ambidiestras, mantienen aproximadamente la misma funcionalidad en ambos hemicuerpos. La lateralidad se consolida aproximadamente sobre los 3 y 6 años, ya que a los dos años utilizan ambas partes indistintamente, ya a los cuatro se observa la preferencia lateral. Cabe destacar, que es fundamental que alrededor de los cinco años ya esté consolidada, pues es importante que se dé antes de comenzar con la escritura (Martínez, A., Navarro, I. y Pérez, N. 2011).

Desarrollo cognitivo

Para hablar del desarrollo cognitivo, se debe recordar que comienza por los procesos de asimilación y acomodación. Es posible referirse al proceso de asimilación y acomodación como ya es sabido, la forma en la que los bebés realizan su adaptación. O lo que es lo mismo, la representación de la interacción entre el sujeto (el niño) y el contexto (los objetos) y se lleva a cabo a través de los procesos complementarios de asimilación y acomodación. A través de la asimilación el niño es capaz de interactuar con los objetos que tiene a su alcance, pero, dependerá de lo que ya conoce, de su “esquema interno”.

En párrafos anteriores se decía que la adaptación del sujeto al contexto surge a partir de un proceso de construcción del propio “esquema mental” del niño, al principio siendo un esquema simple y a medida que el bebé crece y se desarrolla estos esquemas se vuelven más complejos. Para que la adaptación tenga éxito, es necesario mantener un equilibrio entre la manera de interacción del bebé y el medio, lo que significa un equilibrio entre los procesos de asimilación y acomodación.

El especialista en desarrollo y crecimiento

TECH Universidad Tecnológica se ha centrado en desarrollar programas enfocados en la excelencia y la alta calidad educativa. Esto se ha logrado de la mano de los mejores expertos del mundo en diversos campos. Cada programa ofertado es un mundo de información al alcance de cualquier profesional, y es por ello que esta institución ha logrado tal renombre.

En su Facultad de Educación destacan programas como el Máster en Investigación en Educación y el Máster en Terapia Vocal. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan especializarse en el ámbito de la educación desde el ámbito social y psicológico, su mejor elección para capacitarse adecuadamente será el Máster en Psicopedagogía Social y Laboral.

Artículos relacionados

1 /

Compartir