Anatomía y fisiología laríngea
La anatomía y fisiología laríngea hace parte de como se conforma la estructura vocal y de la voz para generar sonidos con nuestra boca.
facultad de educación · logopedia en educación
jue. 09 de sep. 2021
0

La anatomía y fisiología laríngea permite conocer los aspectos anatómicos y funcionales específicos del sistema fonador como base para la rehabilitación de patologías vocales y para el trabajo vocal con profesionales de la voz. La laringe es el órgano vocal por excelencia, por lo que se necesita conocer las estructuras que lo forman y sus posibilidades, con el fin de entender cómo se produce y se modifica la voz. En el presente artículo se estudiará la anatomía laríngea, analizando todas las estructuras (cartílagos, ligamentos, tejidos, músculos, inervación) que la componen. También se estudiará en profundidad la composición de las cuerdas vocales y los conceptos más relevantes para entender cómo se produce el ciclo vibratorio.

La laringe es un órgano tubular constituido por varios cartílagos, que comunica la faringe con la tráquea. Es una estructura músculo-cartilaginosa situada en la parte superior del cuello, a la altura de las vértebras cervicales C5, C6 y C7. Se relaciona cranealmente con la faringe, caudalmente con la tráquea, ventralmente con las fascias cervicales y dorsalmente con el esófago.

Se conoce que la función principal de la laringe no es la fonatoria, sino respiratoria y protectora, permitiendo al aire entrar y salir a los pulmones, y protegiendo, durante la deglución, las vías aéreas inferiores de la entrada de alimentos, sólidos o líquidos. Atendiendo a nociones topográficas, la laringe se divide en tres porciones: • Porción glótica: incluye las cuerdas vocales, el espacio entre estas, y las comisuras anterior y posterior.

  • Porción supraglótica: es la zona que conecta con la hipofaringe. En ella se encuentran: la epiglotis, las bandas ventriculares, ventrículos, pliegues ariepiglóticos y aritenoides.
  • Porción subglótica: es la zona que queda por debajo de la porción glótica y que continúa caudalmente con la tráquea. Cuenta con una zona membranosa y otra cartilaginosa.

Esqueleto óseo

Solamente existe un componente óseo en la laringe, el hueso hioides. Muchos autores no reconocen este hueso como componente de la laringe, pero su conexión con los cartílagos laríngeos y la musculatura extrínseca laríngea lo hacen relevante en este estudio. El hueso hioides es un hueso impar situado en la línea media por arriba de la laringe (parte anterior del cuello), a la altura de la cuarta vértebra cervical, por debajo de la lengua y por encima del cartílago tiroides.

Presenta forma de herradura, mostrando un cuerpo y cuatro prolongaciones, dos de cada lado, denominadas astas mayores y menores. Establece relaciones importantes para la biomecánica laríngea, con cartílagos laríngeos a través de los ligamentos y de la musculatura supra e infrahioidea que permiten el desplazamiento vertical de la laringe. Movimiento de suma importancia durante la deglución, la respiración y la producción vocal. Del hioides parten y se insertan los músculos supra e infrahioideos (extrínsecos laríngeos).

En el cuerpo del hioides

  • Cara anterior: genihioideo, milohioideo, hiogloso, digástrico y estilohioideo.
  • Borde superior: hiogloso, geniogloso y genihioideo.
  • Borde inferior: esternocleidohioideo, omohioideo y tirohioideo.

En las astas

  • Mayor: digástrico, tirohioideo, constrictor medio de la faringe, hiogloso.
  • Menor: geniogloso, estilohioideo, constrictor medio de la faringe, lingual inferior y superior.

Farias (2016) resume la importancia del hueso hioides en los siguientes puntos:

  • Su fijeza relativa es necesaria para movimientos de la columna cervical, la cabeza y la mandíbula.
  • Influye en la buena colocación y funcionamiento lingual.
  • Esto influye en el buen funcionamiento de la respiración.
  • Influye en el buen funcionamiento de la fonación y la voz.

Cartílagos laríngeos

La laringe está compuesta por varios cartílagos, una parte de los cuales son de tipo hialino (tejido conjuntivo duro que a diferencia del tejido óseo no posee nervios o vasos sanguíneos y su espesor oscila entre 0,2 y 2 mm) y otra de tipo fibro-elástico. El esqueleto cartilaginoso de la laringe se compone de los siguientes cartílagos.

Tiroides

Es el mayor de los cartílagos laríngeos. Está situado justo debajo del hioides y los une la membrana tiro-hioidea. Está constituido por dos láminas que se unen en la línea media formando la prominencia laríngea, “nuez de Adán”. El ángulo que se forma entre estas láminas es una característica del dimorfismo sexual, siendo más cerrado y notable en el hombre (hombre: ≤90°; mujer: ≥120°), lo cual influye en el tamaño de la laringe y en características tonales diferenciadas en cada sexo.

Los bordes posteriores de las láminas se continúan craneal y caudalmente con unas prolongaciones o cuernos superiores e inferiores, encontrándose en estos últimos las carillas articulares que se articulan con el cartílago cricoides. En la zona medial del borde craneal se encuentra la escotadura tiroidea. En la cara externa del cartílago existe una rugosidad que termina en dos pequeños tubérculos que sirve de inserción a los músculos infrahioideos (esternotiroideo y tirohioideo), al constrictor inferior de la faringe y a la fascia pretraqueal.

Aquí se encuentra la zona de mayor elasticidad de las láminas tiroideas, lo cual tienen unas implicaciones mecánicas importantes. La cara interna del tiroides tiene un pequeño relieve en el ángulo que es el lugar de inserción del ligamento vocal, y por encima de este una pequeña fosita en la que se inserta el ligamento ventricular. Este cartílago realiza un movimiento de báscula y se desplaza ligeramente hacia adelante o hacia atrás manipulando de esta manera el pitch.

Cricoides

Cartílago con forma de anillo que constituye la base de la laringe. Situado por debajo del tiroides, con el que se articula. Su parte anterior (arco cricoideo) es más delgada que la posterior (lámina cricoidea). En este cartílago se originan los músculos cricoaritenoideos laterales y posteriores, y los músculos cricotiroideos. Se articula con las astas menores del cartílago tiroides, lo cual facilita la basculación tiroidea hacia delante, generando aumento de tensión en las cuerdas vocales. Y también con los cartílagos aritenoides, permitiendo movimientos de balanceo y deslizamiento que provocan la abducción y la aducción de los pliegues vocales.

Aritenoides Pares y simétricos, con forma de pirámide de tres caras y una base. Cada cartílago presenta:

  • Una cara medial.
  • Cara posterior en la que se inserta el músculo interaritenoideo.
  • Una cara anterolateral donde se inserta el pliegue vocal.
  • Una base que descansa sobre el borde superior de cricoides con que se articula.
    • El ángulo anterior de esta base forma la apófisis o proceso vocal, en la que se inserta el ligamento vocal.
    • El ángulo externo de la base forma la apófisis o proceso muscular, en la que se inserta:
      • Cricoaritenoideo posterior (único músculo respiratorio).
      • Cricoaritenoideo lateral.

Epiglotis

Se trata de un cartílago fibroso con forma de hoja, fijado al ángulo del tiroides mediante el ligamento tiroepiglótico. Su borde superior rebasa el límite superior del hioides. Tiene una función esencial durante la deglución protegiendo la vía aérea inferior. Está unida a los aritenoides mediante los repliegues ariepiglóticos, los cuales tienen capacidad de contraerse durante movimientos fonatorios y de contracción esfinteriana de la laringe. Así, a pesar de no tener una acción directa sobre la emisión vocal, su participación es fundamental en la modificación del tubo epilaríngeo, el cual influye en la calidad vocal.

El profesional en el habla

Dentro de los diferentes inconvenientes que el educador profesional enfrentará a lo largo de su labor, los problemas del habla serán frecuentes. Esto puede presentar un inconveniente en el proceso de transmisión del conocimiento, y si es en temprana edad será una responsabilidad del profesional. Por ello, resulta de vital importancia que el profesional tenga el conocimiento para aplicar una terapia y pronta solución a ello.

En TECH Universidad Tecnológica se capacitan a diario los mejores profesionales del mundo. Esto se ha logrado mediante su amplio portafolio educativo enfocado en la excelencia del profesional. En su Facultad de Educación se pueden hallar programas tales como el Máster en la Formación del Profesor de Economía y Empresa en Educación Secundaria y el Máster en Docencia Universitaria. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan establecerse en el ámbito de la voz y sus dificultades, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Terapia Vocal.

Artículos relacionados

1 /

Compartir