Anatomía en la neuropsicología

La anatomía en la neuropsicología hace parte de como se desarrolla esta ciencia en los diferentes sistemas del ser humanos.

facultad de educación · neuropsicología
viernes, 29 de julio de 2022
0

En particular en la anatomía en la neuropsicología y dentro del proceso central del sistema nervioso, como responsable de las funciones de todo el organismo, tanto de supervivencia (el control del ritmo cardiaco, metabolismo, homeostasis y respiración, entre otras), como de diversos procesos adaptativos (el aprendizaje, la memoria o el lenguaje, por mencionar solo algunos)

Está formado por dos divisiones principales:

  • Sistema nervioso central (SNC), Está formado por el encéfalo y la médula espinal. Recibe la información y la procesa para controlar las funciones corporales. – Cerebro. – Médula Espinal.
  • Sistema nervioso periférico (SNP), Está integrado por el conjunto de nervios que sale del encéfalo (nervios craneales) y de la médula (nervios raquídeos).
  • El sistema Nervioso Somático Enerva músculos lisos y estriados. Control voluntario.
    • Nervios Craneales
    • Nervios Espinales.
  • Sistema Nervioso Autonómico (SNA) Enerva músculo liso. Opera bajo el nivel de conciencia. Control involuntario. Mantiene la homeostasis.
    • Sistema Nervioso Simpático.
    • Sistema Nervioso Parasimpático.

A nivel funcional, ambos están íntimamente relacionados. Las neuronas del SNP, localizadas en los ganglios, recogen información a través de los receptores sensoriales de lo que ocurre en el cuerpo y en el entorno, y la transmiten a las neuronas del SNC. Aunque hay algunas excepciones, la información llega a las neuronas de la médula espinal y del tronco del encéfalo, a través de los nervios espinales y los nervios craneales respectivamente.

Las neuronas de la médula espinal y del tronco del encéfalo establecen contactos con las de otras zonas del SNC para procesar la información recibida. Finalmente, la información queda almacenada o se emite una respuesta. Para emitir una respuesta, las neuronas del SNC dan órdenes que a través del SNP llegan a los órganos efectores (músculos y glándulas).

Sistema nervioso central & sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso autónomo o vegetativo difiere del sistema nervioso somático o voluntario, en varios aspectos: controla los órganos destinados a la nutrición, ejerciendo una actividad que escapa casi totalmente al control de la voluntad; dispone de vías y centros nerviosos propios, situados tanto en el SNC (médula espinal, tallo cerebral e hipotálamo) como en la parte periférica, con las cadenas láterovertebrales. El SNV tiene dos circuitos con los que ejerce su funcionalidad, y que pueden diferenciarse tanto en su organización anatómica como en los neurotransmisores que utiliza para activar sus vías nerviosas.

El sistema simpático está activado fundamentalmente por la noradrenalina en la unión neurovisceral, y el sistema parasimpático se activa a través de la acetilcolina; en las uniones ganglionares. Además, ambas partes ejercen funciones antagónicas, estimuladoras o inhibidoras, es decir, cuando se activa el simpático se inhibe el parasimpático y viceversa. En su conjunto, controlan el mantenimiento de la constancia del medio interno. Los centros vegetativos del SNC se sitúan desde el diencéfalo hasta la mitad inferior de la médula espinal, alrededor del conducto ependimario. En el diencéfalo, se encuentra los centros hipotalámicos, alrededor del tercer ventrículo.

La neurona

El sistema nervioso central tiene en su constitución varios tipos de células, las neuronas suponen la mitad del volumen total del SNC, la glía, que es importante en la constitución del tejido encefálico, ejerciendo de barrera hematoencefálica, aislando al cerebro del resto del organismo. La neurona es la célula principal, quizás, se puede decir; que es la unidad elemental de la comunicación del sistema.

Las glías dan soporte a las neuronas, protegiéndolas y nutriéndolas, siendo como unas especies de guías que las mantienen en su posición. En las glías se encuentra varios tipos: los astrocitos tienen forma de estrella y sirven como barrenderos, ya que limpian los desechos del medio. Además, producen unas sustancias que alimentan a la neurona, son las responsables de que el calcio extracelular este siempre presente, el calcio extracelular es indispensable para el impulso nervioso.

Los otros tipos de glías son los oligodendrocitos, son fundamentales para generar la vaina de mielina de los axones, ya que la capa de mielina no es otra cosa que capas superpuestas de la membrana del oligodendrocito, estos también recubren los ventrículos y los canales por donde circula el LCR.

Sistema nervioso periférico

El sistema nervioso periférico está diferenciado por los ganglios raquídeos, los nervios espinales y los pares craneales. Los haces de fibras nerviosas que son producto de las reuniones de los axones de las neuronas del SNC son realmente los pares craneales y los nervios espinales. Los ganglios raquídeos se forman a través de la aglomeración de los somas de las neuronas somatosensoriales, situándose en la parte dorsal de la columna vertebral, pero fuera del canal raquídeo. La parte periférica del SNV está compuesta por fibras nerviosas preganglionares, los ganglios, las fibras posganglionares y los órganos efectores.

El tronco simpático paravertebral es una cadena de ganglios paravertebrales unidos entre sí mediante fibras interganglionares que se extiende desde la base del cráneo hasta el coxis. Los ganglios son masas de células nerviosas que se unen a las raíces espinales por dos ramas: el ramo comunicante de los nervios espinales, o ramo blanco, compuesto por fibras mielínicas, y el ramo comunicante del sistema nervioso vegetativo, o ramo gris, formado por fibras amielínicas. Los circuitos simpáticos motores o eferentes están compuestos por dos neuronas:

  • La primera neurona (neurona preganglionar), mielinizada, se sitúa en los centros vegetativos de la sustancia gris de la médula y su axón atraviesa el asta anterior, incorporándose al nervio espinal, desde donde se dirige, por el remo comunicante blanco, al ganglio espinal.
  • La segunda neurona (neurona posganglionar) es amielínica y su situación varía según el destino de la fibra. En las fibras somáticas (piloerección, sudoración, vaso motricidad periférica) se encuentra en uno de los ganglios latero vertebrales, pero no precisamente en el más próximo (puede ser subyacente o suprayacente).

Vías aferentes o sensitivas

Transmiten la sensibilidad visceral y vascular y son el origen de los circuitos reflejos simpáticos. Hay unos circuitos cortos, que van de la víscera al ganglio periférico, donde conecta con las vías motoras; los circuitos largos alcanzan la cadena paravertebral y la atraviesan, se incorporan al nervio espinal por el ramo blanco y alcanzan, a través de la raíz posterior, el ganglio espinal donde conectan con la segunda neurona, cuyo axón se incorpora a las vías medulares de la sensibilidad general.

Otras fibras encuentran su segunda neurona en los núcleos viscero-sensitivos periependimarios. La parte parasimpática del SNV es agonista del sistema simpático en los órganos que inerva. Se encuentra dividido en dos porciones: craneal y sacra. Los centros craneales del sistema parasimpático se corresponden con los del sistema simpático.

Sistema nervioso motor & sistema nervioso vegetativo

Está formado por los nervios craneales y espinales, que conducen impulsos nerviosos desde el sistema nervioso central hasta la musculatura estriada, provocando los movimientos voluntarios, y a su vez transmite información sensitiva desde el resto del cuerpo al sistema nervioso central. Pares craneales: 12 pares de nervios craneales. Se originan en el cerebro e inervan los órganos sensoriales, músculos y glándulas de la cabeza como también la mayoría de los órganos internos.

Se clasifican en sensoriales, motores y mixtos. El Sistema Nervioso Somático nos permite interaccionar con el mundo que nos rodea. Las fibras aferentes llevan información al SNC de los cambios que detectan los receptores localizados en la piel, los músculos esqueléticos y los órganos de los sentidos.

Aplicación de las neurociencias

Dentro del proceso educativo se deben aplicar tantas estrategias como sea posible para un adecuado procedimiento de transmisión de conocimiento. Esto permitirá que el profesional haga uso de las herramientas que domina de forma óptima. Sin embargo, para ello, la especialización juega un papel crucial, siendo esta la base del conocimiento y su pilar principal para ejercer sus funciones de manera íntegra.

TECH Universidad Tecnológica oferta una gran cantidad de programas para su alumnado profesional. Este portafolio de especializaciones ha sido creado cuidadosamente de la mano de su equipo de expertos en diferentes campos. En el caso de su Facultad de Educación, se encuentran posgrados tales como el Máster en Digital Teaching and Learning y el Máster en Coaching Educativo. Sin embargo, para aquellos profesionales interesados en dominar el campo de las neurociencias, no cabe duda que su elección debería inclinarse por el Máster en Neuropsicología Clínica para Docentes.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir