Vasos sanguíneos del corazón y coronarias
Los vasos sanguíneos del corazón y coronarias hacen parte de las diferentes herramientas que hacen parte del sistema de circulación de sangre en el corazón.
facultad de veterinaria · equina
jue. 13 de ene. 2022
0

El objetivo de este artículo es realizar una revisión de conducción, prestando especial atención a las estructuras más relevantes desde el punto de vista de la arritmología, como lo son los vasos sanguíneos del corazón y las coronarias. En este punto se revisarán los dos vasos principales del corazón, la arteria pulmonar, la arteria aórtica, las venas pulmonares, vena cava, vena ácigos, conducto torácico, arterias y venas coronarias. La arteria pulmonar y sus ramas transportan sangre desoxigenada a los pulmones. Se compone de la válvula pulmonar, la arteria pulmonar principal o tronco pulmonar y dos ramificaciones, derecha e izquierda.

La válvula pulmonar y la válvula aorta son llamadas frecuentemente válvulas semilunares. La válvula pulmonar se sitúa craneal, a la izquierda y dorsal respecto a la válvula tricúspide. Se compone de tres cúspides (craneal, izquierda y derecha) en forma de triángulos simétricos que se encuentran en el punto medio para cerrar el círculo. Las cúspides están formadas por un estroma de tejido fibroso cubierto por endotelio y se unen al anillo fibroso valvular.

Vasos sanguíneos del corazón y coronarias

El tronco principal emerge desde el anillo fibroso en la válvula pulmonar, gira dorsal y caudalmente hacia la izquierda de la raíz aórtica y dorsalmente a la orejuela izquierda. La arteria pulmonar principal es corta y se encuentra rodeada por la aurícula derecha e izquierda. La rama pulmonar caudal derecha avanza caudalmente a la raíz de la aorta a través del extremo superior de la aurícula derecha, y sale lateralmente al bronquio derecho.

La rama caudal izquierda cruza el extremo superior de la orejuela izquierda y sale lateralmente al bronquio izquierdo. Cruza el extremo superior de la orejuela izquierda y sale lateralmente al bronquio izquierdo. Proximal a la bifurcación de la arteria pulmonar se encuentra el ligamento arterioso, representación del ductus arteriosus fetal. El ligamento arterioso forma un ángulo hacia delante desde la aorta descendente proximal hasta la ramificación de la arteria pulmonar principal y la rama de la arteria pulmonar izquierda.

Venas pulmonares

Las venas pulmonares devuelven la sangre oxigenada de los capilares pulmonares a la aurícula izquierda. Estas venas se introducen en la aurícula izquierda por su cara dorsal. Existen seis venas, tres del pulmón derecho y tres del izquierdo. Es frecuente que dos venas se junten en una sola antes de entrar en la aurícula izquierda. Así, existen entre cuatro y seis orificios de las venas pulmonares en el techo de la aurícula izquierda.

La aorta

Es el vaso que transporta la sangre oxigenada desde el ventrículo izquierdo a todo el sistema arterial. Se compone de la válvula aórtica y tres segmentos (aorta ascendente, el arco aórtico y la aorta descendente). La válvula aórtica se compone de un anillo fibroso, tres cúspides y la raíz aórtica. Las cúspides son muy parecidas a las de la válvula pulmonar, pero más gruesas. La raíz aórtica sobresale ligeramente por detrás de cada una de las cúspides valvulares, más allá del anillo, para formar los senos de Valsalva. Los orificios de las arterias coronarias derecha e izquierda se sitúan en dos de estos senos.

Los senos impiden que los orificios coronarios se cierren al abrirse las cúspides de la válvula aórtica durante la sístole. La cúspide asociada con el orificio de la arteria coronaria derecha se denomina cúspide derecha de la válvula aórtica y la cúspide asociada con la arteria coronaria izquierda, cúspide izquierda. La cúspide que no está asociada con la arteria coronaria se denomina cúspide no coronaria.

En la mitad del borde libre de cada una de las cúspides valvulares existe un pequeño nódulo. Los bordes libres de contacto entre válvulas adyacentes se denominan lunulae. La comisura existente entre las válvulas izquierda y derecha de la válvula aórtica es la más cercana a la válvula pulmonar. Así, la línea alba apunta para fuera, hacia la válvula pulmonar.

Entre las cúspides izquierda y no coronaria, la línea alba apunta hacia la aurícula izquierda. Entre las cúspides no coronaria y coronaria derecha, apunta hacia la válvula tricúspide. Las líneas albas se observan en las imágenes ecocardiográficas y conocer su orientación es importante para determinar la anatomía ecocardiográfica de la raíz de la aorta.

Vena cava, vena ácigos y conducto torácico

La vena cava craneal recibe sangre de la cabeza, el cuello, la pared torácica y las extremidades anteriores. Avanza dorsalmente hacia la orejuela derecha y entra en la aurícula derecha dorsalmente a la cresta terminalis. Las venas axilares de las extremidades torácicas se juntan con las venas yugulares externa e interna de la cabeza para formar las venas braquiocefálicas derecha e izquierda.

Estas se juntan para formar la vena cava craneal. Las venas costocervical y torácica interna se unen a la vena cava craneal más distalmente. La vena ácigos se sitúa a lo largo de los músculos psoas, principalmente debajo de las vértebras torácicas. Se origina en la región de la tercera vértebra lumbar. A partir de su origen, avanza cranealmente y recoge sangre de las venas lumbar, subcostal, intercostal dorsal, esofágica y broncoesofágica. Entra en la vena cava craneal cerca del punto de entrada de la vena cava en la aurícula derecha.

El conducto torácico drena toda la linfa del organismo, excepto la que proviene de la extremidad torácica derecha, la cara derecha de la cabeza y el cuello. El conducto linfático derecho es el responsable del drenaje de estas regiones. Se origina en la región sublumbar craneal o entre el pilar del diafragma como prolongación de la cisterna del quilo. Avanza cranealmente en el tórax a lo largo del borde dorsal derecho de la aorta y del borde central de la vena ácidos.

Arterias coronarias

El riego sanguíneo del corazón se realiza a través de las arterias coronarias y venas del corazón. Las arterias coronarias emergen de la aorta ascendente, caminan a lo largo de los surcos coronarios e interventriculares y se ramifican por las paredes del órgano. A la altura de la válvula semilunar derecha y oculto por el tronco pulmonar, se encuentra el nacimiento de la arteria coronaria derecha que hacia este mismo lado busca cranealmente el surco coronario, tras rebasar el cono arterial, haciéndose caudodorsal.

Después de ceder a nivel del seno de las cavas, una arteria sinuosa que riega el nodo sinusal prosigue descendente como rama Interventricular por el surco de igual nombre; en su curso procura abundante riego para las correspondientes paredes ventriculares, así como para el septo, mediante ramos septales. La arteria coronaria izquierda, que nace en el caballo en la válvula semilunar septal de la aorta ascendente, alcanza el surco coronario por este lado; en su curso caudal rebasa el borde ventricular izquierdo y, ya en el surco interventricular subsinuoso, termina dando ramos circunflejos.

La rama interventricular paracoronaria se desprende de la coronaria izquierda a lo largo del surco de igual nombre (interventricular paracoronario o longitudinal izquierdo); alcanza el vértice del corazón, aunque sin rebasarlo, pues ya lo hizo la rama interventricular subsinuosa. De la rama interventricular paracoronaría derivan importantes ramos septales destinados al riego del nodo atrioventricular y su fascículo.

Control cardiológico en animales

El profesional en veterinaria debe tener en cuenta los diferentes campos y ámbitos de especialización que se presentan a lo largo de su carrera. Elegir el adecuado le permitirá poner a prueba sus conocimientos y experiencia. En el campo de la cardiología, esto se resalta con mayor importancia, teniendo en cuenta que el eje principal de esta área es el principal órgano responsable de la vida del animal.

TECH Universidad Tecnológica desarrolla algunos de los programas educativos en modalidad virtual más demandados en el campo laboral. Caso ejemplo de ello es su Facultad de Veterinaria, donde se desarrollan especializaciones tales como el Máster en Medicina Interna en Especies Mayores y el Máster en Gestión de la Fauna Silvestre. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de la cardiología en animales no cabe duda que una de sus mejores elecciones será optar por el Máster en Cardiología Veterinaria en Especies Mayores.

Tags: Equina

Artículos relacionados

1 /

Compartir