Sistemas biológicos y comunidades
Los sistemas biológicos y comunidades hacen parte de como se ha distribuido la diversidad animal en la historia.
facultad de veterinaria · fauna silvestre
jue. 13 de ene. 2022
0

Antes de entrar en el estudio de los biomas, conviene recordar brevemente el concepto de comunidad y sus características principales. Una comunidad, también llamada biocenosis, se puede definir como un conjunto de poblaciones que están interrelacionadas y coinciden desde el punto de vista espacio-temporal, es decir, están presentes simultáneamente en el mismo lugar.

Los límites de las comunidades son, a menudo, difíciles de establecer, salvo en aquellos casos en los que existe una clara discontinuidad, exclusión competitiva (fenómeno que se produce entre especies muy parecidas y que ocasiona una separación ecológica entre ellas), co-evolución de especies o simbiosis. Otros factores como el fuego pueden establecer esas fronteras. Estas fronteras virtuales tienen una zona de solapamiento (ecotono), en la que la diversidad de especies es mayor, se conoce como efecto borde.

La diversidad de las comunidades es amplia, existiendo en ella organismos que tienen un papel importante en el control y la estabilidad de esta, debido a factores como su tamaño, densidad o biomasa. Estos son conocidos como dominantes ecológicos. El resto de las especies juegan otros papeles relevantes en la evolución de la comunidad, sin embargo, la eliminación de los dominantes ecológicos provoca una alteración grave y severa de la comunidad. Las comunidades de formación reciente suelen tener una diversidad menor que las antiguas, esto significa que el tamaño de las cadenas tróficas será diferente en ambos casos. Las cadenas tróficas largas, con gran número de relaciones entre sus componentes, aumentan la estabilidad de la comunidad; amortiguando los cambios bruscos, al contrario de lo que sucede con las comunidades jóvenes. Se denomina índice de diversidad de especies a la relación entre el número de especies y su biomasa.

Sistemas biológicos y comunidades: estructura de la comunidad

La distribución de los organismos, de forma que satisfagan con facilidad sus requerimientos ecológicos, conduce a la estructuración de la comunidad en el espacio, los estratos y el tiempo (fenofases). De este modo cada organismo irá conformando su nicho ecológico, entendido este como el conjunto de requerimientos vitales junto con el papel que dicho organismo tiene en la comunidad.

Este concepto no se refiere únicamente a la localización física que ocupa en la misma, sino a la función que en esta desempeña. Algunos autores han comparado este concepto de la siguiente manera: el hábitat sería el domicilio de la especie, mientras que el nicho ecológico su profesión. Varias especies pueden tener sus nichos solapados, lo que las lleva a competir por determinados recursos.

Vistos los conceptos anteriores es posible concluir que las comunidades se pueden clasificar con base en sus dominantes ecológicos, el hábitat o por sus funciones. Esta última es considerada la mejor opción, ya que permite la comparación entre comunidades que habitan en zonas muy diferentes.

Biomas

Un bioma se puede definir como una comunidad, en su sentido más amplio, ya que es producto de las interacciones entre los factores bióticos y los factores abióticos que se vieron en el tema anterior. En definitiva, es el conjunto de comunidades sujetas a un clima similar. Los biomas pueden ser terrestres o acuáticos, entre estos últimos se incluyen los biomas oceánicos y de agua dulce.

Se cuenta con un total de ocho biomas terrestres que se diferencian por su temperatura y precipitaciones, y están distribuidos de forma irregular en fajas alrededor del globo. Igualmente, cabe destacar que las zonas cubiertas por glaciares permanentes no son consideradas biomas y, a menudo, se asimilan con los desiertos debido a las escasas precipitaciones que reciben. La vegetación culminante es clave en la identificación y clasificación de los biomas. Esta vegetación estará condicionada por el medio físico y ambos, a su vez, condicionarán la vida animal que se desarrolle en ellos.

Bosque tropical húmedo

Este bioma se extiende por las regiones ecuatoriales, destacando grandes extensiones en América Central y del Sur (cuencas del Amazonas y del Orinoco), en África (cuenca del Congo y países costeros del golfo de Guinea), en el sudeste de Asia (Indonesia) y en algunas áreas de Oceanía. Se incluyen también en esta categoría los bosques húmedos monzónicos del sur y sudeste asiático. La temperatura de los bosques tropicales húmedos es muy estable en comparación con el resto de los biomas terrestres. La temperatura media oscila entre 20 °C y 34  °C.

Esta falta de estacionalidad es la causa, por la cual, las plantas están en crecimiento todo el año. Además, otro factor que facilita su crecimiento es la cantidad de horas de luz, cantidad que es constante y elevada, en torno a 11-12 h cada día. Las precipitaciones que se registran están alrededor de los 2500 mm, sin embargo, presenta épocas en las que superan los 3000 mm. Estas precipitaciones elevadas propician el crecimiento rápido de la vegetación; sin embargo, producen el lavado de los nutrientes del suelo.

Los suelos de estas regiones suelen ser latosoles, muy antiguos y con acumulaciones arcillosas parduzcas sin horizontes diferenciados. La roca madre ha sufrido una alteración total y el contenido de óxido de hierro es muy elevado. Son suelos ácidos, con un pH en torno a 5, y pobres en nutrientes y sílice. No obstante, el crecimiento rápido de la vegetación ayudó a la falsa creencia de fertilidad de estos lugares y muchos fueron roturados y cultivados, mostrando bajos rendimientos. Este tipo de formaciones obtiene sus nutrientes de su propia biomasa, cuando muere y cae al suelo.

Sabanas

Se trata de pastizales, principalmente de gramíneas, con árboles y arbustos dispersos. Es posible encontrar en las regiones semiáridas de los trópicos en América del Sur, África y el norte de Australia. La temperatura en esta región está en torno a los 25  °C, no presentando gran amplitud térmica. Los ritmos de las estaciones en estos lugares están marcados por las lluvias, teniendo dos estaciones muy marcadas: la estación seca y la lluviosa. Esta última dura entre 3 y 5 meses y presenta temperaturas algo inferiores, cuanto más cerca al Ecuador, aumentan las precipitaciones, llegando a cerca de 300 mm anuales.

Los suelos son fundamentalmente latosoles, lateríticos con costras subterráneas, pobre en sílice y elevado en contenido de hidróxidos metálicos y negros. Respecto a la vegetación, presenta un estrato herbáceo de crecimiento rápido, formado por Pennisetum, Miscanthus, Imperata o Andropogon. Estas plantas tienen un sistema radical denso, que ocupa los primeros centímetros del suelo.

El estrato arbóreo lo conforman baobabs y ceibas, caducifolios capaces de almacenar grandes cantidades de agua en el tronco. Sus raíces, en cambio, son gruesas y avanzan profundamente. Caso especial ocurre en el entorno de los ríos, donde se forman selvas con un nivel de biodiversidad muy elevado.

El veterinario como base de la preservación animal

La diversidad de la vida animal ha sido un tema de alta preocupación en la humanidad durante el último siglo. Esto se debe a la constante reducción de diferentes especies y familias con el pasar de los años. Siempre es una responsabilidad del ser humano debido en muchos casos a la desmedida cacería y utilización y de los productos y materias primas de origen animal. El veterinario entonces juega un papel importante en el proceso de conservación de especies y preservación de la vida y la diversidad animal.

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Mediante su novedosa metodología de estudios de caso y un amplio portafolio educativo logró esta titulación en tiempo récord. Caso ejemplo de su excelencia es su Facultad de Veterinaria, donde se desarrollan especializaciones tales como el Máster en Gestión y Dirección de Centros Veterinarios y el Máster en Dermatología de Pequeños Animales. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar su educación base en el ámbito de la diversidad animal, no cabe duda que su mejor decisión será optar por el Máster en Gestión de la Fauna Silvestre.

Artículos relacionados

1 /

Compartir