La salud digital en el sector veterinario

La salud digital en el sector veterinario hace parte del proceso de transformación que atraviesan las empresas durante la epoca moderna.

facultad de veterinaria
viernes, 29 de julio de 2022
0

La transformación digital es un proceso complejo y transversal de cambio estructural de una organización que pretende usar la tecnología para optimizar los procesos, mejorar la competitividad y ofrecer un nuevo valor añadido a sus clientes. Esta transformación no se realiza simplemente comprando nuevos ordenadores o almacenando los datos en la nube, sino que implica un proceso exigente, dilatado en el tiempo, que obliga a realizar un cambio en la organización de la empresa y, sobre todo, un cambio de mentalidad de los directivos y los empleados, cambio que debe realizarse de manera paulatina acorde a las capacidades y necesidades de cada empresa. La salud digital en el sector veterinario hace parte de este proceso de virtualización que atraviesa la humanidad.

Para que sea eficiente y no se ejecute una transformación caótica, previamente se debe realizar un profundo análisis sobre la situación de la empresa; a dónde se quiere ir, identificar las oportunidades y cómo la tecnología le permite diferenciarse. Después, se procede a diseñar una hoja de ruta que defina la estrategia digital a seguir. La transformación digital no es un proceso opcional porque ya se está viviendo una nueva revolución industrial, la cuarta, y, quien no está dispuesto a adaptarse desaparecerá.

Esta transformación tiene que llegar a todo el tejido empresarial, a las administraciones públicas y a todos los ciudadanos sin excepción para evitar brechas digitales. Todo lo que se puede automatizar, interconectar, digitalizar y analizar, se hará; y los trabajos tradicionales, manuales y repetitivos, serán reemplazados por nuevas tecnologías que ganarán en cuanto a eficiencia.

La digitalización del sector veterinario

Factores y herramientas digitales que favorecerán el cambio

Los factores facilitadores de la revolución digital son de naturaleza tecnológica y, por supuesto, hay que conocerlos para poder hacer uso de ellos:

  • Las redes (banda ancha, 5G): representan las infraestructuras que transportan, distribuyen y permiten compartir la información. Sin ellas, sería difícil que existiera todo lo demás y han ido evolucionando en capacidad, cobertura, ancho de banda y eficiencia.
  • Computación en la nube (cloud computing): es la solución en remoto de datos y aplicaciones. Es de vital importancia que exista esta infraestructura de primer nivel, preparada para alojar servicios de las dimensiones requeridas.
  • Internet de las cosas (Internet of thinks [IoT]): representa la conexión de todos los dispositivos que simbolizan una gran oportunidad de evolución (smart health, connected car, smart home, smart cities, industria 4.0), siendo la tercera ola de conexión después de la primera que fue la información y la segunda que fueron las personas.
  • Big Data: tantos dispositivos interconectados en las redes generan un volumen impresionante de datos que están en crecimiento exponencial, duplicándose cada año.
  • Robots: ofrecen sostenibilidad, mejora de la productividad, y aumento de la calidad del producto. Los sectores que más emplearán los robots son transporte, logística, industria, alimentación y distribución.
  • Drones: tienden a usarse cada vez más en aplicaciones civiles como extinción de incendios, servicios forestales, control de los cultivos, control del ganado en crecimiento extensivo, sanidad (transporte de sangre y material urgente evitando aglomeraciones), logística etc.
  • Impresoras 3D: se puede alterar la ubicación geográfica de ciertas ramas industriales, pero el reto está pensado en resolver la sostenibilidad de todo el proceso y en el reciclaje de los materiales.
  • Inteligencia artificial (IA): mediante algoritmos que utilizan como paradigma la inteligencia humana, se busca resolver problemas cotidianos e, incluso, desarrollar modelos predictivos en distintos ámbitos.

Factores que frenan el desarrollo digital

Los factores que frenan la transformación digital son de otra índole, principalmente humanos y jurídicos:

  • Resistencia al cambio: forma parte de la naturaleza humana que se resiste a salir de la zona de confort conocida. El miedo al cambio hace paralizar la acción, llegando a perturbar todo un proceso de transformación de una organización.
  • Cultura: la cultura digital exige flexibilidad, adaptabilidad y agilidad para poder absorber los nuevos conocimientos y aplicarlos rápidamente. Este nuevo paradigma requiere personas innovadoras, creativas, con capacidad de autoaprendizaje y dispuestas a la colaboración.
  • Falta de iniciativa: en una empresa es uno de los principales factores que frenan el desarrollo en general.
  • Liderazgo: hacen falta líderes con capacidad de resiliencia, que escuchen a los empleados, al mercado, a los clientes y a sus competidores. Esto con capacidad de crearse una visión estratégica e innovadora del futuro que les permita diferenciar constantemente sus empresas en el mercado.
  • Seguridad digital: su desarrollo es un pilar fundamental para poder romper la barrera de miedo y garantizar la fiabilidad de las transacciones y los datos.
  • Talento y capacidad digital: el cambio a la economía digital exige nuevos perfiles laborales, nuevas capacidades tecnológicas. A veces, en la frontera de dos o tres sectores o profesiones que son muy difíciles de encontrar en el mercado laboral por la falta de formación específica; produciendo gran dificultad en la retención del talento.
  • El legado histórico: las empresas suelen tener procesos y sistemas de trabajo desarrollados a largo del tiempo. Generalmente, resulta difícil poder adaptaros al nuevo entono digital, resultando en un freno en la transformación.
  • Reputación: las empresas tienen miedo a hacer grandes inversiones en algo que el cliente perciba como una pérdida de identidad de la marca a la que está acostumbrado.

La salud digital en el sector veterinario: diferenciadores digitales

La diferencia en el resultado obtenido de cada empresa en el proceso de la transformación digital dependerá directamente de la gestión que se hace de los factores facilitadores e inhibidores de la digitalización. Estas son las diferencias entre un negocio digital y uno tradicional:

  • Procesos: en la empresa digital todos los procesos (obtener información, conservar y satisfacer a los clientes, las operaciones internas, la optimización de operaciones) se realizan en la red, la cual está preparada para dar respuesta inmediata. ni sus operaciones internas se ejecutan en internet.
  • Puntos de contacto: los clientes de la empresa digital acceden a través de la red directamente a todos los productos y servicios de la empresa, sin necesidad de usar otra vía de contacto, igual que los empleados y los proveedores.
  • Eficiencia: las estructuras digitales se caracterizan por ofrecer agilidad, buscando flexibilidad inter funcional; mientras que la empresa tradicional se basa solo en la eficiencia funcional.
  • Tecnología: en la empresa tradicional se analiza la nueva tecnología buscando mejorar la eficiencia; mientras que, en la empresa digital, se desarrolla la innovación tecnológica buscando nuevas oportunidades de negocio.
  • Innovación: la empresa tradicional aplica la “innovación cerrada” en la que las mejoras de los procesos son decididas por la empresa. En cambio, la empresa digital tiene un ciclo de innovación dinámico, abierto, haciendo partícipes en el proceso de cambio a distintos actores.
  • Información: las empresas digitales utilizan intensamente la información para conocer mejor a los clientes y así poder atenderles mejor y ofrecerles servicios más personalizados. Para las empresas digitales la información es poder y generador de riqueza.

El profesional como gestor del cambio

La dirección, administración y gestión de la oficina veterinaria debe ser tan profesional como la que se llevaría en un consultorio médico. El manejo de estos procesos de forma optimizada permitirá que la eficacia, el progreso y los servicios ofrecidos se optimicen día tras día. Por esta razón se hace necesario que el profesional en veterinaria tenga pleno conocimiento acerca de cómo llevar estas características a cabo dentro de cualquier organización dedicada a la salud animal.

TECH Universidad Tecnológica conoce y estudia a diario las necesidades de los profesionales modernos. Por esta razón, ha diseñado un amplio portafolio educativo que responde a estas necesidades con una oferta de programas para cada área. En el caso de su Facultad de Veterinaria, se hallan posgrados tales como el Máster en Dermatología de Pequeños Animales y el Máster en Ensayos Clínicos Veterinarios. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el área de la administración en el campo veterinario, su mejor elección será optar por el Máster en Gestión y Dirección de Centros Veterinarios.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir