El papel de la empresa veterinaria en la sociedad actual
El papel de la empresa veterinaria en el actual contexto social resulta una figura vital, debido a la importancia que han tomado las mascotas y los animales en nuestras vidas.
facultad de veterinaria · dirección general para veterinaria
lun. 31 de may. 2021
0

Los animales juegan un papel muy importante en nuestras vidas hoy en día. El trato hacia los mismos se ha convertido en un tema de responsabilidad social. Esto ha permitido que la protección y cuidado hacia ellos quede como un principio humano. Por estas razones el papel de la empresa veterinaria en el actual contexto social ha tenido un gran crecimiento. Además de una relevancia social lo suficientemente amplia como para convertirse en algo casi crucial en nuestras vidas.

Responsabilidad social empresarial

La responsabilidad social empresarial (RSE) o corporativa (RSC) es un concepto que ha ido desarrollándose cada vez más en las últimas décadas. Llegando en la actualidad a ser un tema muy importante para tener en cuenta en la diferenciación de las empresas. Además de en las expectativas que se generan en los grupos de interés (stakeholders) internos (accionistas y trabajadores); y externos (consumidores, proveedores, competidores, comunidad local, etc.). El mismo resulta crucial en el papel de la empresa veterinaria en el actual contexto social debido a la recepción que puede tener el mercado objetivo de la misma.

Es una herramienta de gestión que ayuda a establecer relaciones estables con los proveedores y con los clientes. También ayuda a mejorar la reputación de la empresa y la lealtad de los consumidores y de los empleados. Se trata de lo que se conoce como 3W (win): gana la empresa, ganan sus grupos de interés y gana el mundo. La RSE representa el conjunto de medidas y decisiones empresariales que vincula a la corporación con el exterior. Condiciona su interacción con el medio ambiente, con el entorno económico y con la sociedad en general.

Trata temas como, el respeto por los derechos humanos, por los derechos laborales de los trabajadores, el cumplimiento de la legislación vigente en cada país o región, reglas comerciales justas y equitativas, el impacto ambiental de la actividad económica, etc. Esto conduce a la generación de un impacto social y a la transformación de la sociedad hacia modelos de desarrollo más sostenibles e inclusivos.

El concepto de transformación social competitiva define el desarrollo de una estrategia empresarial con impacto social positivo. El mismo actúa como palanca de aceleración y que transforma el entorno de la empresa posicionándola en el mercado.

El impacto social

Las empresas con estrategias de impacto social son más competitivas. Como resultado, hacen que la sociedad obtenga un mayor estado de bienestar en un entorno donde lo social y lo empresarial van de la mano. Esta transformación social competitiva se produce cuando la empresa integra los factores de cambio de forma estructural. Esto implicando de forma integral a toda la organización y situando la generación de impacto social como un objetivo específico midiendo los resultados de forma concreta.

Tradicionalmente, los clientes escogían los productos y los servicios según su necesidad. Los precios o la relación calidad-precio, pero el cliente es cada vez más exigente y sofisticado, más informado y mucho más sensible al impacto medioambiental. Está más inclinado al respeto de los derechos de los trabajadores y al impacto social de la empresa; se está sopesando este valor añadido a la hora de escoger comprar una empresa u otra.

La tendencia del número de consumidores sensibilizados que están dispuestos a cambiar de marca por razones éticas va en alza. Es una tendencia que se debe tener muy en cuenta en la estrategia empresarial basada en sostenibilidad. En los últimos años también se han visto alterados los criterios de inversión en los mercados financieros. Se observa un incremento de la inversión socialmente responsable y la consideración de los riesgos sociales y medioambientales. Además, en la última década ha habido un aumento en la presión regulatoria.

La implementación de un programa completo de responsabilidad social corporativa es un proceso complejo con beneficios a medio y largo plazo, en muchas ocasiones es difícil de medir y se tiene que encontrar el punto de equilibrio entre todos los grupos de interés, distribuyendo entre ellos el valor generado, pero manteniendo la rentabilidad de la actividad económica.

Normatividad en aspectos sociales

Desde los años noventa han ido apareciendo distintas recomendaciones, códigos, certificaciones e incluso normas para encaminar a las empresas a implementar en sus organizaciones un comportamiento más ético, respetuoso y sostenible; pero todavía no presentan un criterio de homogeneidad e incluso, en algunos casos, son contradictorias (Declaración de Río, Objetivos del Milenio, Líneas Directrices de la OCDE, Líneas Verdes de la Unión Europea, Foro de Lisboa 2000, Alianza Europea de RSC, Estándares de Global Reporting Initiative (GRI), Marco de Reporte Integrado (IR), Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, etc.).

La Unión Europea aprobó la Directiva 2014/95/EU el 22 de octubre de 2014, esta directiva estipula que desde 2017 las empresas con más de 500 empleados, tales como sociedades públicas anónimas, proveedores de servicios financieros, bancos y compañías de seguros deben informar anualmente su desempeño en sostenibilidad.

Alrededor de 6.000 empresas están obligadas a proporcionar información sobre el medioambiente, los derechos humanos, ambientales, sociales y relacionados con los empleados (planes de igualdad, brecha salarial, promociones, etc.), contra la corrupción y asuntos de soborno; también deben describir su modelo de negocio, los resultados y los riesgos de las políticas sobre los temas anteriores y la política de diversidad aplicada para las entidades de gestión y de supervisión.

A través de esta directiva se busca reforzar la confianza de los inversores y los consumidores, aumentando la transparencia a través de la divulgación de datos relacionados con la sostenibilidad. La Unión Europea espera que esta nueva regulación cree un incentivo para que las empresas introduzcan aún más la sostenibilidad en sus estrategias corporativas.

La nueva normatividad

La nueva norma se aplica a las sociedades de capital y sociedades que formulen cuentas consolidadas, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 500. • Que tengan la consideración de entidades de interés público en conformidad con la legislación de auditoría de cuentas o que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las siguientes circunstancias: – Que el total de las partidas del activo sea superior a 20 000 000 €. – Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40 000 000 €. – Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 250.

Transcurridos tres años de la entrada en vigor de la nueva legislación (noviembre de 2021), el alcance se amplía a las sociedades que formulen cuentas consolidadas con más de 250 trabajadores; exceptuando a las entidades que tienen la calificación de empresas pequeñas y medianas de acuerdo con la directiva 2013/34/UE.

Al principio, las empresas han empezado a contribuir en áreas de necesidad sin vinculación con el negocio en el que están especializadas. A lo largo del tiempo esto ha ido cambiando, cada vez son más las empresas que se implican en dar soluciones y en ayudar en lo que mejor se conoce. Por ejemplo, Telefónica se implica en la lucha contra el ciberacoso, Mercadona dona alimentos en distintos puntos de España a personas en riesgo de pobreza, y CaixaBank ha desarrollado el programa MicroBank que concede microcréditos a emprendedores, microempresas y particulares para promover la creación de ocupación, el autoempleo y la inclusión financiera.

El papel de la empresa y el profesional de veterinaria en el actual contexto social

Para la empresa veterinaria es de vital importancia contar con un profesional capacitado en diversos ámbitos. Sin embargo, una de las características que resultan más importantes en su equipo es el liderazgo y la capacidad administrativa. Esto permitirá tanto el crecimiento del sentido de pertenencia en sus labores como un óptimo desempeño en su nivel de autonomía.

Para TECH Universidad Tecnológica resulta crucial que su alumnado profesional se encuentre totalmente capacitado para cualquier situación que pudiera presentarse en su campo laboral. Por ello programas como su Maestría en Anestesiología Veterinaria y la Maestría en Medicina y Cirugía en Animales Exóticos hacen parte de la búsqueda de la excelencia.

Sin embargo, para aquellos profesionales que busquen enfocarse en el área administrativa y de gestión de recursos dentro del ámbito veterinario, la Maestría en Gestión y Dirección de Centros Veterinarios llenará sus expectativas por completo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir