Métodos de desinfección
Los métodos de desinfección hacen parte de como se realiza el proceso de higienización de áreas e instrumentos en un centro de salud.
facultad de veterinaria · cirugía general en veterinaria
jue. 25 de mar. 2021
0

En las diferentes áreas de la salud, la desinfección e inocuidad de los diferentes elementos e instrumentos a utilizar es crucial. El hecho de que un profesional de la salud tenga los diferentes métodos de desinfección y las ejecute siempre brinda seguridad en sus procedimientos de manera que evita complicaciones en la misma. Cuando se habla de las áreas de la salud, no podemos dejar a un lado el ámbito veterinario.

Principales métodos de desinfección

La mayoría de desinfectantes son compuestos líquidos. Pueden encontrarse alcoholes, fenoles y derivados, compuestos de amonio cuaternario, iones de metal pesado, óxidos de etileno, halidos, aldehídos, óxido de etileno, etc. La elección del mismo dependerá del uso que se espere de él, todos los microorganismos, incluidas las esporas otros tienen menos efecto eliminando patógenos.

Dentro de los desinfectantes que se usan más comúnmente está el alcohol (alcohol isopropilico o alcohol etílico). Este último tiene buenas propiedades desinfectantes y muy buenas propiedades antisépticas, se utiliza para limpiezas de manchas y preparaciones de campos para inyecciones. Es volátil y corroe el acero inoxidable. Dentro de los compuestos de cloro está el hipoclorito, que se usa para limpiezas de superficies y encimeras, tiene malas propiedades antisépticas, pero buenas propiedades desinfectantes. Se inactiva con desechos orgánicos y corroe el metal.

Los compuestos de yodo (yodóforos) se usan para limpiar suelos y encimeras de colores oscuros, poseen buenas propiedades, tanto desinfectantes como antisépticas. Hay que tener precaución con su uso, puesto que mancha la tela y el tejido. La solución alcalina al 2% es un glutaraldehído que se usa en la desinfección de lentes e instrumentos delicados, tiene propiedades desinfectantes, incluso, llega a esterilizar, pero no tiene propiedades antisépticas.

Hay que enjuagar bien los instrumentos antes de usarlos, puesto que produce olor al reaccionar con el tejido.

Métodos de desinfección en superficies

Son raras las infecciones que tienen relación con las superficies de la sala de operación, aun así, es importante seguir un protocolo de limpieza para disminuir todo lo posible la concentración de microorganismos. No hay estudios que aporten una correcta forma de limpieza, pero la recomendación descrita en medicina humana es de una limpieza con desinfectante después de cada intervención, eliminando los residuos macroscópicos, y una limpieza exhaustiva una vez terminada la jornada laboral.

Ambiente del quirófano

El quirófano debe mantenerse en presión positiva, de tal forma que el flujo de aire siempre sea hacia el exterior, y no entre aire del resto de las instalaciones. Todas las instalaciones quirúrgicas deben contar con dos filtros de aire, un primero que filtre el 30 % y otro seguido que filtre el 90%. La salida siempre tiene que estar en el techo de la sala y la recogida lo más próximo al suelo.

Principales métodos de esterilización

Todo equipamiento o material que vaya a estar en contacto con los tejidos corporales o la sangre debe estar esterilizado. Antes de proceder a la esterilización es necesario realizar un lavado previo y un empaquetamiento de los instrumentos. La limpieza previa manual se realiza con cepillos con o sin detergentes, para retirar restos biológicos de intervenciones anteriores.

Pueden usarse productos enzimáticos para ayudar a desincrustar estos restos; es importante aclarar bien, sobre todo cuando se usan detergentes, y secar por completo el material. La limpieza mecánica de los instrumentos se realiza con ayuda de aparatos de limpieza mediante ultrasonidos y limpiadores descontaminantes o desinfectantes. Los limpiadores mediante ultrasonidos limpian mediante procesos de cavitación, donde estos ultrasonidos forman pequeñas burbujas que al romperse generan un pequeño vacío que ayuda a retirar los restos biológicos.

Todos estos aparatos limpian sin los inconvenientes y riesgos de una limpieza manual. Posterior a la limpieza viene el secado, organización y embalaje del material para su posterior esterilización. El embalaje se realiza con materiales libres de compuestos tóxicos y se prefiere doble capa en lugar de capa simple, para reducir contaminación y añadir protección si fracasa una de las capas.

Los materiales más utilizados son muselinas de algodón, papel no tejido, polipropileno no tejido, papel plástico y bolsas de plástico. El paquete debe precintarse con cinta especial de autoclave o termoselladora. También existen cajas de metal para esterilizar el material sin necesidad de embalajes, tienen un filtro para permitir el paso de los agentes esterilizadores, pero no de bacterias una vez terminado el proceso.

Métodos de desinfección: Esterilizador por vapor a presión

La esterilización por vapor bajo presión se utiliza para material e instrumentación tolerante a altas temperaturas. Destruye rápidamente todos los microorganismos conocidos al producir su coagulación y desnaturalización proteica, para ello, es necesario alcanzar unos correctos niveles de temperatura, presión y tiempo de exposición. Al poner vapor en un compartimento cerrado y aumentar la presión, la temperatura sube, esto, manteniéndolo unos tiempos específicos, produce la esterilización; el aparato que produce este vapor altamente presurizado se llama autoclave.

Los microorganismos más resistentes son las esporas termófilas aerobias y anaerobias, los virus son mucho menos tolerantes a la esterilización por vapor. La esterilización puede fallar si los paquetes se embalan demasiado apretados o se sobrepasa la carga máxima del autoclave; los instrumentos y paquetes deben posicionarse verticalmente y es recomendable dejar aire entre los paquetes para asegurar un correcto flujo de vapor.

Los esterilizadores por vapor a presión más comúnmente utilizados en veterinaria son los esterilizadores de desplazamiento por gravedad. Funcionan bajo el principio de que el aire es más pesado que el vapor, por lo que, cuando se produce el vapor, desplaza el aire hacia la parte más baja, este sale por una válvula con un termómetro que se cierra para evitar que salga el vapor. El tiempo mínimo que necesita para esterilizar es de 10 a 25 minutos a 132 °C o de 15 a 30 minutos a 121 °C.

Otros tipos de esterilización

La esterilización mediante gas de óxido de etileno es una esterilización a baja temperatura, este gas no tiene color ni olor y tiene un punto de ebullición de 10,5 °C. Esteriliza por aniquilación de las proteínas y ácidos nucleicos, impidiendo el metabolismo celular y la reproducción de los microorganismos. Se suele utilizar para productos que no pueden ser esterilizados por incompatibilidad con el calor. Es un producto inflamable, por lo que se suele mezclar con dióxido de hidroclorofluorocarbono.

Esteriliza en rangos de 29 °C a 65 °C, humedad del 45% al 85%, y de 2 a 5 h de tiempo. El uso de sistemas de ozono también es útil en esterilizaciones de materiales termosensibles. Las moléculas de ozono oxidan otras moléculas para destruir los microorganismos. No se puede utilizar con embalajes de papel o madera, y no produce residuos tóxicos.

Los esterilizadores de plasma utilizan energía electromagnética para crear un plasma de peróxido de hidrógeno, oxígeno o ácido peracético. Estos plasmas contienen productos reactivos como radicales libres que desactivan los procesos celulares. Son rápidos y efectivos, pero tienen un elevado coste económico. La esterilización por radiación la utilizan, sobre todo, empresas de fabricación de productos como suturas o implantes, debido a que conlleva unas estrictas medidas de seguridad y un elevado coste económico. Estos productos se mantienen estériles más tiempo, debido a que añaden gases inertes irradiados.

La figura del profesional

La esterilización y la desinfección, entre otros procedimientos que aseguran la limpieza e higiene total de los diferentes instrumentos, asegura un proceso adecuado e íntegro por parte del profesional en veterinaria. El conocer y aplicar de manera adecuada estas técnicas y métodos permite que los diferentes tratamientos realizados sean exitosos y sin complicaciones a futuro. Para dominar esta temática muchas veces es necesario que el profesional realice estudios especializados, ya que en los mismos la información resulta mucho más profunda y especifica.

TECH Universidad Tecnológica es la mayor universidad virtual del mundo, y como tal se responsabiliza por una educación profesional íntegra y adecuada. En su Facultad de Veterinaria, por ejemplo, es posible encontrar especializaciones de alta calidad tales como el Máster en Peritaje Judicial Veterinario y el Máster en Gestión de la Ganadería Extensiva.

Sin embargo, si el profesional busca incursionar en temáticas como la revisada, enfocada en los procedimientos quirúrgicos aplicados en ciertas especies, el recomendado para el mismo es sin duda el Máster en Cirugía Veterinaria en Pequeños Animales. En este el profesional podrá adquirir los conocimientos necesarios para desempeñar su labor de forma optima en el área.

Artículos relacionados

1 /

Compartir