Manejo clínico y medicina preventiva
El manejo clínico y la medicina preventiva son parte del proceso mediante el cual el profesional ejerce su labor adaptandose a la situación.
facultad de veterinaria · animales exóticos
vie. 08 de oct. 2021
0

Antes de entrar en contexto, es importante conocer las características propias del manejo clínico y la medicina preventiva, como son las técnicas de manejo en consulta para su exploración. Los conejos y roedores son presas y, como tales, se estresan fácilmente. Es rara la ocasión en la que un conejo puede morder. Se lo puede acariciar y, finalmente, prepararse para cogerlo. Si puede darse la ocasión de recibir un mordisco de un roedor, será sobre todo en miomorfos. En este momento, todo el material que se va a utilizar debe encontrarse preparado. Es decir, otoscopio, báscula de pesaje, cortaúñas, lámparas de precisión, gasas para recoger heces, y todo aquello que se pueda necesitar.

La exploración física

La exploración física debe ser sistemática y completa; sin embargo, antes de realizar cualquier exploración, hay que realizar una correcta anamnesis. Para una correcta anamnesis se debe saber:

  • Dónde y cuándo lo adquirió: con el tiempo se sabe, según la procedencia del animal, el tipo de patologías que puede presentar. Es necesario saber desde hace cuánto lo posee el propietario actual, pues los datos que va a aportar son los que él realiza. Así un animal recién adquirido ha podido estar en malas condiciones a pesar de que el dueño lo pueda estar haciendo bien. Por tanto, presentar patologías secundarias a un mal manejo o alimentación.
  • Presencia de otras mascotas en casa: se valorarán posibles contagios de enfermedades en ambas direcciones, así como posibles riesgos en la convivencia.
  • Presencia de niños pequeños en la casa: siempre se debe considerar un posible riesgo el manejo del animal por niños muy pequeños, ya que no son conscientes del daño que les pueden hacer. Igualmente, se debe valorar el posible riesgo que pueda suponer para los niños la presencia del animal en casa.
  • Características del alojamiento: dimensiones, materiales, fondo de jaula y accesorios. También la posibilidad de andar sueltos por casa y si son o no controlados por el propietario: hay que avisar sobre los riesgos de las salidas no controladas de los animales. Se debe conocer las zonas a las que tiene acceso el animal (cocina, baños, terraza…) y las posibles salidas al exterior y contacto con otros animales de fuera de la casa.
  • Alimentación: no solo qué come sino cuántas veces y en qué cantidades.
  • Vacunas aplicadas: cuáles y cuándo.
  • Otras visitas al veterinario: motivo y si lo hubo tratamiento aplicado.

Resultado del análisis

Una vez recopilada la información se puede realizar un correcto asesoramiento al propietario para conseguir una vida larga y saludable de la mascota o bien es posible hacerse a una idea inicial del problema por el que se presenta en consulta en caso de patologías. La reacción al dolor de un conejo no es tan evidente como el de un perro o un gato, pero muestran reacciones al dolor como la anorexia, inmovilidad, pasividad ante estímulos externos, mirada ausente, bruxismo (rechinar de dientes) y presencia de cecotrofos sin consumir.

Por ejemplo, si un conejo camina de una manera anómala, en lugar de dar pequeños saltos, hay que revisar los motivos por los que puede presentar dolor. También hay que preguntar por las heces y revisar las heces frescas que produzca mientras ocurre la consulta, ya que un tamaño o número disminuido hará reflexionar sobre el sistema digestivo. Una diarrea en un conejo no es como la diarrea que presenta un perro o un gato, sino que puede ser unas heces ligeramente más blandas, que manchen el suelo o que permanezcan adheridas a la zona perineal del conejo.

Se aprovechará también para explorar el área genital del conejo. Por otra parte, se debe estudiar el estado general de la capa de pelo, así como el estado de hidratación del animal mediante la condición de los ojos y/o la persistencia del pliegue cutáneo. En la cavidad torácica se debe auscultar tanto corazón como pulmones en busca de ruidos anómalos. También se deben explorar las extremidades en busca de sobrecrecimiento de uñas o pododermatitis que suelen pasar inadvertidas, y los ganglios principales (submandibular, axilar, poplíteos e inguinales) para determinar si existe un aumento de tamaño de estos que indiquen la presencia de alguna patología.

El sexaje: dimorfismo sexual

Sexaje de un conejo

El macho tiene un prepucio con forma redondeada. Los testículos, que son relativamente grandes, descienden a las 10 semanas de vida a los sacos escrotales. La hembra presenta una vulva de forma triangular y su abertura es recta. El pedículo del útero y del ovario es más friable que en gata y perra, por esta razón es recomendable la ovariohisterectomía temprana para evitar un engrasamiento excesivo; solo la hembra tiene pezones. En la región perineal de ambos sexos hay dos porciones sin pelo laterales al ano que contienen las glándulas inguinales ceruminosas.

Sexaje de un cobaya

La determinación del sexo de los cobayas se realiza fácilmente, aunque tanto machos como hembras tienen un par de pezones en la zona muy evidentes y los genitales externos son similares superficialmente. Las glándulas del saco perineal están presentes en ambos sexos, pero son más extensas en el macho. Se localizan a ambos lados del ano y contienen gran cantidad de secreciones caseosas, pelos y restos cutáneos.

En el macho no existe un escroto evidente sino dos protuberancias escrotales que recogen a los testículos, el epidídimo y el cordón espermático caudal. El macho presenta los testículos, glándulas sexuales accesorias y glándulas perineales caudales; el anillo inguinal permanece abierto permanentemente.

Las glándulas accesorias de los genitales de un cobaya macho son la próstata, la glándula coagulante, vesículas seminales y glándulas bulbouretrales. La uretra del macho transporta una gran cantidad de líquido seminal, además de la orina, por lo que los cobayas macho geriátricos pueden desarrollar cistitis e incluso obstrucciones por oclusión de la uretra peneana por cálculos o secreciones seminales coaguladas. La presencia de membrana vaginal es una característica exclusiva de los caviomorfos. Se trata de una membrana epitelial translúcida que sella el orificio vaginal excepto durante la cópula y el parto. Se cierra poco después del estro o, en caso de cópula, tras la expulsión del tapón vaginal.

Sexaje de una chinchilla

Las hembras tienen una papila urinaria grande y al final de la papila se encuentra el orificio uretral. Este orificio uretral puede ser confundido con la abertura vaginal porque la abertura vaginal es difícil de localizar, ya que presenta una membrana que normalmente se encuentra cerrada. Inmediatamente caudal a la papila urinaria se localiza la vulva en forma de hendidura que está orientada transversalmente en relación con el eje craneocaudal del cuerpo. Una característica de la chinchilla hembra es que presenta dos cuernos uterinos y dos cervices.

La membrana del cierre vaginal queda abierta solo durante el parto y durante 2 a 4 días durante el celo. Tienen tres pares de glándulas mamarias: un par inguinal y dos pares torácicos laterales. Otra característica fundamental para identificar al macho es su pene que mide aproximadamente 1 a 1,5 cm y se localiza craneal al ano y está bien separado de este por una extensión de piel alopécica. Los machos no tienen un escroto verdadero.

El profesionalismo en el veterinario

En cada una de las carreras profesionales se debe contar con ciertos aspectos de crucial importancia, mismos que son adquiridos a lo largo de su labor. Para el profesional es de crucial importancia conocer y adaptar estos parámetros a cada una de sus acciones, ya que las mismas permitirán que se refleje su nivel de conocimiento en el campo.

TECH Universidad Tecnológica se centra en la educación especializada dirigida al alumnado profesional. Esto lo ha logrado mediante altos estándares de calidad enfocados en la excelencia. Dentro de su Facultad de Veterinaria, se hallan programas como el Máster en Medicina y Cirugía de Aves y el Máster en Cardiología Veterinaria en Pequeños Animales. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de los animales exóticos, una de sus mejores alternativas de estudio, será el Máster en Medicina y Cirugía en Animales Exóticos.

Artículos relacionados

1 /

Compartir