Importancia del sector porcino
La importancia del sector porcino se centra en brindar información sobre el desarrollo financiero y económico de este aspecto.
facultad de veterinaria · producción animal
mié. 19 de may. 2021
0

La importancia del sector porcino comprende todas las actividades económicas relacionadas con la cría del cerdo para el consumo humano. Esta satisface, además, la demanda de otros sectores: piel, cosméticos, farmacológico, investigación, etc. Dice el refrán que “del cerdo se aprovechan hasta los andares”. Sin duda, un potente sector porcino es un motor para la economía de un país.

La producción ganadera es una actividad del sector primario. Los cerdos la fuente de la materia prima de los que se beneficia la industria de la carne. Además de los productos elaborados (transformación) en el sector secundario. Así como son la materia prima de una notable cadena de distribución en el sector terciario para su comercialización y llegada hasta los hogares de los consumidores.

Por ello, un importante lema del sector porcino en los últimos años es “de la granja a la mesa”. El elevado valor nutritivo de la carne de cerdo la convierte en unos de los alimentos más completos. Por lo tanto, en una de las principales fuentes de proteína consumida en todo el mundo. Muchos países en desarrollo, donde existe una creciente necesidad de aumentar el consumo de proteínas, presentan una baja capacidad de producción de carne.

Por el contrario, en algunos países, el sector porcino ha crecido considerablemente, tanto en producción, como en censo de animales y número de granjas. Esto superando ampliamente la tasa de autoabastecimiento del mercado nacional. Convirtiéndose así en la exportación de la carne de porcino en un elemento esencial para el equilibrio del mercado.

El sector porcino a nivel mundial

Los principales productores de carne de cerdo en el mundo son China, la Unión europea y Estados Unidos. China es un país en proceso de industrialización con una economía en plena expansión. Además de las múltiples pequeñas granjas familiares tradicionales, destaca la presencia de importantes productores de porcino a gran escala Estos intentan abastecer a un creciente mercado interior.

China es el mayor mercado de carne y derivados del cerdo del mundo. Por ello, a pesar de ser el mayor productor es también el mayor importador. Esta situación que se acrecienta desde la presencia de la peste porcina africana (PPA) en 2018 que provoco el sacrificio sanitario masivo de cerdos y la disminución mundial de la producción.

El sector porcino mundial, además de la propagación de la PPA por Asia, se enfrentó en los últimos años al aumento de los costos de la alimentación. Fueron derivados del incremento de los precios de la soja por una mayor demanda. Esta sucedio por parte de la fabricación de piensos en el sistema de producción industrial. Además de la disputa comercial que llevó a unos mayores aranceles de China para la soja importada de los EEUU1,4.

Según la revisión del mercado de la FAO en 2019, la producción mundial de carne de cerdo en 2018 se estimó en 120,5 millones de toneladas, registrando un crecimiento del 0,6 % con respecto al 2017. Sin embargo, pese a alcanzar una producción de 335 millones de toneladas en 2019, ha supuesto una disminución del 1 % con respecto al 2018, debido principalmente al efecto de la PPA en China y a su propagación a varios países de Asia Oriental y de Europa. Esta disminución del último año ha marcado una desviación de la tendencia de crecimiento mundial registrada en las últimas dos décadas.

La producción de carne de cerdo

Las exportaciones mundiales de carne de cerdo se estiman en 8,9 millones de toneladas en 2019, suponiendo un aumento anual del 6,7 %, principalmente debido al incremento de las importaciones de China a causa de la tensión interna por las pérdidas de producción relacionadas con la PPA. Esto fue resultado del aumento de las exportaciones de los Estados Unidos, la Unión Europea, Chile y México.

Las importaciones totales de carne por parte de China aumentaron en un 35 % (alrededor de 2 millones de toneladas). Las exportaciones de carne de cerdo de la Unión Europea, por otra parte, se recuperaron parcialmente de la caída sufrida en 2017 (- 8,4 %), gracias a la resiliencia del sector porcino, el cual logro equilibrar la fuerte restricción de las importaciones de China con la expansión de las exportaciones a destinos alternativos, incluidos Japón, la República de Corea, los Estados Unidos y Filipinas.

Tras una reducción de la producción de carne de cerdo en la Unión Europea en 2017, repuntó un 2,5 % hasta llegar a los 24,6 millones de toneladas en 2019, respaldada por precios internos favorables que llevaron a un aumento del censo porcino. Sin embargo, desde mediados de ese año, los precios comenzaron a debilitarse debido a la reducción de los pedidos de importación.

Se estima que la producción en los EE. UU. de carne de cerdo aumentó en un 4,9 % hasta casi 12,5 millones de toneladas en 2019. A pesar de los aranceles, la fuerte demanda de China animó a los Estados Unidos a seguir impulsando la producción hasta producir 78,5 millones de cerdos. Los precios competitivos y la estabilidad continua de las importaciones de México y Japón, así como el aumento de las ventas a la República de Corea y Colombia, que compensaron las reducidas ventas a China.

El sector porcino en la Unión Europea (UE)

En la UE-15 el censo porcino se encontraba en torno a los 120 millones de cabezas, con una ligera tendencia a la baja. Con la ampliación de la Unión Europea hasta 27 países, el censo porcino fue aumentando hasta los 159 millones de cabezas en términos absolutos. Solo cuatro de los doce nuevos países presentaron relevancia dentro del sector porcino: Polonia con 18,8 millones, Rumanía con 6,6 millones, Hungría con 3,8 millones y la República Checa con 2,8 millones de cabezas.

La población de cerdos de la UE-27 en la última década ha seguido una tendencia ascendente, de acuerdo con los datos de FAOSTAT en 2017. Sin embargo, si se analizan los datos país por país, se observan grandes diferencias en la producción porcina, lo cual genera una cierta redistribución del censo porcino. Así, mientras algunos han reducido de forma importante el censo entre los años 1996-2020, como es el caso de Reino Unido (- 58 %), Países Bajos (- 27 %), República Checa (- 45 %) o Bélgica (- 19 %); otros lo han incrementado sensiblemente como en el caso de España (+ 25 %), Dinamarca (+ 14 %), Italia (+ 12 %) y Alemania (+ 10 %).

Estas diferencias son debidas a la especialización en el tipo de producción (reproductores o lechones) y al peso de los cerdos al sacrificio. En los Países Bajos, Dinamarca y Polonia tienen una población de lechones relativamente más importante que exportan para su engorde en otros países. En el caso de España, la población de reproductores (hembras y verracos), en términos absolutos, es la mayor de la Unión Europea, superando a Alemania, debido principalmente al aumento de la cría de cerdo ibérico en sistema semi intensivo.

El profesional en producción animal

En la actualidad el comercio de animales de granja para alimentación ha tenido un crecimiento constante debido a su alta demanda. Por esta razón la presencia de una figura profesional al tanto de los diversos factores que afectan a la misma se ha hecho necesariamente crucial. Los profesionales del área veterinaria buscan cada día, con mayor esfuerzo, completar su carrera profesional de manera que les permita aplicar en este tipo de campos.

Para TECH Universidad Tecnológica es muy importante que los profesionales modernos se preparen con respecto a las necesidades del mercado. Por esta razón su Facultad de Veterinaria oferta un amplio portafolio educativo donde se pueden hallar programas tales como la Maestría en Rehabilitación Equina y la Maestría en Seguridad Alimentaria Veterinaria. Sin embargo, para aquellos profesionales que busquen enfocarse en el área de la producción porcina, la mejor opción es sin duda alguna la Maestría en Producción y Clínica Porcina.

Artículos relacionados

1 /

Compartir