Formación de los tejidos dentales en los animales
La formación de los tejidos dentales parte desde el nacimiento del ser vivo donde se forman diferentes membranas.
facultad de veterinaria · odontología animal para veterinaria
mié. 03 de mar. 2021
0

Tanto en humanos como en animales, la odontología resulta vital como una ciencia de la salud que busca el bienestar en los seres vivos. Esta ciencia debe tener el conocimiento acerca de la formación de los tejidos dentales, ya que muchas de las enfermedades se presentan en estas zonas. Los profesionales de la veterinaria se especializan muchas veces en esta área, así pueden dar pronta solución a las afecciones que en los animales se puedan presentar.

Dentina

Se desarrolla al final del estadio de campana, a expensas de la papila dentaria. Es el primero de los tejidos dentales duros formados. El primer signo es un engrosamiento de la membrana basal. Entre el epitelioesmáltico interno y la capa superficial de células de la papila dental formada por odontoblastos. Los odontoblastos son células cilíndricas que presentan una fina prolongación en el polo apical que recibe el nombre de fibra de Tomes.

Estas fibras se van haciendo más largas a medida que la capa de la dentina aumenta de espesor. Cada prolongación determina la formación de un canalículo en la matriz de la dentina, los túbulos de la dentina. Comienza a formarse la dentina en la parte más apical de la papila dental, a medida que se va formando más dentina. Los odontoblastos van retrocediendo de forma centrípeta, haciéndose cada vez más pequeña la cavidad pulpar.

La formación de la dentina comienza con la secreción de una matriz compuesta por fibras de colágeno y sustancia fundamental amorfa. Esta es rica en glucosaminoglucanos que no está mineralizada y se denomina predentina. La misma rápidamente comienza su mineralización con la formación de cristales de hidroxiapatita. La dentina es menos dura que el esmalte (por su mayor contenido en sustancias orgánicas) y no deja de producirse a lo largo de toda la vida del animal.

Esmalte

La primera capa de la dentina se rodea de la matriz esmáltica, la cual se desarrolla en la capa interna de las células epiteliales del órgano esmáltico llamadas ameloblastos. Los ameloblastos son células cilíndricas que presentan numerosas vesículas de secreción con material granular en su interior. El esmalte se desarrolla en dos fases distintas:

  • Primera fase, formación de la matriz esmáltica: esta fase se prolonga hasta la formación de la corona y consiste en la mineralización de la matriz. Su contenido es aproximadamente del 25-50 % de sales minerales y el resto se compone de material orgánico y agua.
  • Segunda fase, maduración de la matriz: el esmalte incrementa la calcificación y la matriz se transforma en esmalte maduro que contiene 96 % de sales minerales y 4 % de material orgánico y agua.

Después de que la corona del diente se ha desarrollado, las células epiteliales del borde alrededor de la base del órgano esmáltico continúan proliferando. La capa interna continua del epitelio esmáltico interno estimula la diferenciación de las células superficiales de la papila dentaria, para que lleguen a ser odontoblastos y guíen la formación de la dentina radicular.

La vaina radicular de células epiteliales también determina la forma y desarrollo de la porción radicular de cada diente. Después de que la capa externa de la dentina se ha formado, la vaina de la raíz epitelial se rellena de fibras del folículo que llegan a contactar con la superficie de la dentina formada recientemente. Posteriormente, se forma el cemento en la superficie de la dentina radicular, para fijar las fibras de la membrana periodontal, que más tarde soportará el diente en su alveolo.

Cemento

Es un tipo de hueso modificado que une las fibras de la membrana periodontal a la superficie de la raíz. Se reconocen dos variedades: una capa de cemento acelular unido a fibras tensadas que sostiene el diente en el alveolo y una capa de cemento celular alrededor de la región apical de cada diente. Ambas variedades de cemento, células y fibras de la membrana periodontal, derivan del folículo dental.

Una vez que la dentina de la raíz ya se ha formado, las capas de células ectodérmicas degeneran a partir de la región del cuello, dejando la superficie externa de la raíz en contacto con el mesénquima circundante. Las células mesenquimatosas de la zona se tornan semejantes a los osteoblastos y forman sobre la superficie de la dentina un tipo especial de hueso modificado, que será el cemento el cual recubre toda la raíz.

Este tejido óseo modificado, en el cual no hay ni sistemas de Havers ni vasos sanguíneos, se deposita de manera que las laminillas se ajustan concéntricamente al eje de la raíz, depositándose antes de que el diente haga erupción, una primera capa acelular, delgada, llamada cemento primario. Después de la erupción, un nuevo conjunto de células forman más cemento sobre este cemento de la raíz, que se puede llamar cemento secundario, y en el que ya se puede encontrar cementocitos.

Membrana periodontal

Deriva del folículo dental que rodea al germen radicular. Cuando la raíz comienza a formarse, se da un cambio en la unión de las fibras del folículo que es reorientado a extenderse, del germen dental al hueso. Durante la formación de cemento, estas fibras llegan a unirse a la superficie del diente radicular.

En este sentido, la membrana periodontal se desarrolla para soportar el diente en su alveolo y capacitarlo para resistir el estrés y tensiones de la masticación. La membrana periodontal se encuentra formada por:

  • Sustancia amorfa fundamental.
  • Elementos celulares: fibroblastos y fibrocitos.
  • Gruesos haces de fibras de colágeno que la cruzan: fibras de Sharpey.
  • Vasos sanguíneos, linfáticos y nervios.

Los gruesos haces de fibras de colágeno mantienen una orientación que puede variar con respecto al nivel del alvéolo dentario y así, se puede encontrar fibras oblicuas, horizontales, cemento alveolares, etc. En un periodo de descanso, las fibras del diente muestran un trayecto ondulado. Esta ondulación desaparece en el momento en el que el diente está efectuando su función, entonces los dientes presentarán trayectos rectilíneos.

Entremezclados con las fibras de colágeno, se encuentran numerosos y pequeños vasos sanguíneos y linfáticos, así como frecuentes islotes de células que corresponden a restos de la vaina epitelial de Hertwig.

Pulpa dentaria

Se origina del mesénquima condensado en la papila. Es un tejido conectivo laxo cuya célula predominante es el fibroblasto. Existen diferencias según sea la edad del animal: en el animal joven, las células de la papila son de forma más esférica, con citoplasma pálido, y rodeadas de abundante sustancia amorfa; mientras que en el animal adulto, la pulpa presenta unas células de aspecto fusiforme y una mayor riqueza en fibras de colágeno. La pulpa es un tejido muy inervado y vascularizado. Vasos y nervios mielínicos penetran por un orificio en el ápice de la raíz y se ramifican profusamente.

Encía y mucosa

El tejido gingival se divide anatómicamente en tejido unido, tejido no unido (marginal o libre) y encía interdental, según su localización y si está o no unido a estructuras dentales subyacentes o al periostio. Las fibras en la región de la unión cemento-esmalte (línea cervical) que es donde el cemento se une al esmalte, se introducen en la parte coronal de la encía. La encía unida, que está asociada por fibras similares, llamadas desmosomas, se sujeta fuertemente a la superficie externa del hueso alveolar y está fuertemente queratinizada.

El veterinario y su labor como odontólogo

La odontología también hace parte del bienestar de las mascotas y animales de granja. Por ello es necesario que existan profesionales de este ámbito con conocimientos en la salud dental, ofreciendo así un portafolio de soluciones más amplio a las diversas dolencias del animal. El obtener estos conocimientos no resulta tan complejo como lo parece, un ejemplo claro lo veremos a continuación.

TECH Universidad Tecnológica se enfoca en ampliar los conocimientos en gran medida de los profesionales de diversas áreas. Entre ellas destaca su Facultad de Odontología. En ella es posible hallar especializaciones con altos estándares de calidad como el Máster en Cirugía Veterinaria en Pequeños Animales y el Máster en Peritaje Judicial Veterinario. Sin embargo, para aquellos profesionales que busquen el conocimiento en el área odontológica animal el Máster en Odontología Veterinaria es el indicado para ellos.

Artículos relacionados

1 /

Compartir