Fisiología neurológica
La fisiología neurológica permite conocer la reacción a nivel cerebral del medicamento aplicado en el animal
facultad de veterinaria · anestesiología para veterinaria
vie. 08 de oct. 2021
0

Otro de los sistemas más importantes a tener en cuenta durante la anestesia, es la fisiología neurológica, tanto central como periférico y autónomo. En la primera definición de la anestesia equilibrada, se introducen conceptos que dependen directamente del sistema nervioso: equilibrio entre hipnosis, analgesia y relajación muscular. Si se profundiza más, ya se entran en cinco pilares básicos de la anestesia equilibrada: hipnosis, amnesia, relajación muscular, estabilidad sistema nervioso autónomo y analgesia.

Sistema nervioso central

Centrándose en el sistema nervioso, la anestesia general debe de cumplir unos requisitos obligatorios en cualquier procedimiento anestésico:

  • Se debe asegurar un estado de inconsciencia. Este será generado y mantenido por la administración de fármacos anestésicos, el cual debe de ser reversible cuando el anestesiólogo lo decida.
  • Se debe de asegurar al paciente la imposibilidad de establecer recuerdos de lo que está sucediendo durante el acto quirúrgico. Es decir, debe tener amnesia, la cual debe ser reversible al acabar el acto anestésico.
  • Por último, se debe asegurar inmovilidad para la correcta realización del acto quirúrgico, es básico. Para esto, la farmacología anestésica ha evolucionado enormemente, al igual que los protocolos.

Otro punto importantísimo y con un gran debate añadido, es el tema de la nocicepción en el paciente quirúrgico. La línea actual de pensamiento, considera que la inhibición de la nocicepción es una condición absolutamente deseable, pero no obligatoria en el paciente quirúrgico. Aquí, se habla de nocicepción, entendiendo que el dolor implicaría un estado de vigilia y recuerdo del mismo. En los puntos anteriores este concepto no es viable, únicamente se hablará de nocicepción intraoperatoria.

Así, la amnesia es el primer efecto que aparece al inicio de la administración de los fármacos anestésicos y se inicia a bajas dosis y/o concentraciones farmacológicas. Además el hipocampo es la estructura en la que se localiza dicho efecto en primera instancia; al seguir con la administración del anestésico, aparecerá el estado de inconsciencia ya con una mayor dosis y/o concentración. Es aquí, cuando los anestésicos empiezan su acción sobre la corteza cerebral y estructuras subcorticales.

Inconsciencia durante la anestesia

Hasta la fecha, no está demostrado de forma absoluta cómo los agentes anestésicos consiguen la inconsciencia; muy posiblemente haya diferentes mecanismos en función de cada fármaco e incluso, seguramente, se deba a la combinación de varios de ellos. De forma general, existen tres teorías básicas:

  1. Por acción en los núcleos subcorticales involucrados en el sueño.
  2. Debido al bloqueo de las interconexiones de la corteza cerebral, haciendo que esta no pueda responder ante la recepción de estímulos externos.
  3. Por diferentes efectos sobre la corteza y núcleos subcorticales dependiendo sobre qué blancos moleculares presente cada fármaco. A este nivel, se establece que los receptores gabaérgicos y NMDA (inhibición de la actividad glutaminérgica de las interneuronas) son los principales causantes de los estados de hipnosis en el paciente anestesiado.

Sistema nervioso autónomo

También se conoce como sistema nervioso vegetativo. La mayor parte de las actividades del organismo (por no decir todas), se encuentran reguladas por el sistema nervioso autónomo; constituyéndose como el principal responsable de la homeostasis completa del organismo. Este sistema es también el encargado de la adaptación del individuo al medio externo. Su funcionamiento es totalmente independiente del individuo, con respuestas autónomas a la conciencia del individuo, pero dependientes totalmente del estado fisiológico de este.

Es la parte del sistema nervioso que inerva todos los órganos. La mayoría de las funciones vegetativas que son reguladas por el sistema nervioso autónomo, son independientes al control consciente del individuo. Aunque hay que tener en cuenta que, las emociones y los estímulos somatosensoriales, pueden influenciar enormemente dicha respuesta. Desde el punto de vista fisiológico, presenta dos divisiones funcionales:

  • Sistema nervioso simpático.
  • Sistemas nervioso parasimpático.

La información recibida del medio (temperatura, humedad, etc.) y las diferentes vísceras, es integrada por el sistema nervioso autónomo, el cual responde con dos mecanismos básicos, estimulando los procesos del organismo, habitualmente a través del sistema simpático o inhibiéndolos, en general, por activación del sistema parasimpático.

No existe una centralización del sistema nervioso autónomo, la integración de las diferentes respuestas ocurre en todos los niveles del eje cerebroespinal y la actividad eferente, puede ser iniciada a partir de centros espinales y supraespinales (médula espinal, tronco encefálico y/o hipotálamo). Si se puede hablar de un centro con mayor papel en esta regulación que es el hipotálamo, lugar de integración de la respuesta y sobre todo, de relación directa entre el sistema vegetativo y el neuroendocrino, íntimamente relacionados con las diferentes respuestas y efectos en el organismo.

Sistema nervioso autónomo periférico

Como se vio anteriormente, la principal división del sistema vegetativo se realiza en función de la respuesta fisiológica del mismo con una clara división en sistema simpático y parasimpático. Esta división se mantiene también cuando se fija en la farmacología de estos, con diferentes hormonas, mediadores y receptores en cada uno de los mismos, así, se hablará de sistema adrenérgico cuando se refiera al sistema simpático y sistema colinérgico cuando se refiera al parasimpático.

Como dato añadido, actualmente, en medicina humana, sobre todo se habla de la regulación entérica como un sistema independiente a estos dos sistemas, aunque tradicionalmente se consideraba como un órgano más con regulación vegetativa. Son sistemas con respuestas antagónicas, siendo el equilibrio entre los dos sistemas el responsable del equilibrio homeostático del paciente. Aun considerándolo como un sistema principalmente eferente, la parte aferente es muy parecida a la somática, con un componente unipolar y que suele acompañar a la mayoría de las fibras eferentes.

Por otro lado, la inervación simpática y parasimpática eferente se presentan con componentes bipolares a diferencia de los nervios somáticos que son unipolares, formados por dos neuronas, una neurona preganglionar y otra postganglionar. Y es en este punto, donde se encuentran diferencias anatómicas entre los dos sistemas nerviosos autónomos: en el caso del simpático, la fibra preganglionar es corta y hace sinapsis en los ganglios autonómicos (localizados a nivel paravertebral bilateral) con la neurona postganglionar, mientras que la fibra postganglionar, es larga y acaba en el órgano efector.

En cambio, en el parasimpático, la fibra preganglionar es larga, haciendo sinapsis o en un ganglio autonómico distal o bien, en el propio órgano efector (en la pared), siendo una fibra postganglionar corta.

Neurotransmisores del sistema nervioso autónomo

La transmisión y regulación de la señal nerviosa, se produce por la movilización de neurotransmisores en las diferentes localizaciones de las membranas presinápticas y postsinápticas de las diferentes neuronas integradas en el sistema vegetativo. Los neurotransmisores involucrados en el sistema nervioso autónomo son principalmente la noradrenalina (NA) y la acetilcolina (AC). Las fibras secretoras de NA se denominan adrenérgicas y las que secretan AC, colinérgicas.

El proceso de anestesiología

Dentro de los diferentes procesos quirúrgicos es de crucial importancia tener pleno conocimiento de cada acción realizada. Esto permitirá que el procedimiento sea un éxito y que las complicaciones que puedan presentarse disminuyan en gran parte. Para ello, el profesional de veterinaria debe capacitarse en las diferentes etapas del proceso; esto debería ser de preferencia mediante una academia certificada.

TECH Universidad Tecnológica ha impartido programas de alta calidad educativa para los diferentes profesionales de los campos que abarca. En su amplio portafolio educativo se halla la Facultad de Veterinaria, dedicada por completo al campo de la salud animal. Dentro de la misma se pueden encontrar posgrados como el Máster en Medicina y Cirugía en Animales Exóticos y el Máster en Medicina y Cirugía de Aves. Por otra parte, para aquellos profesionales que busquen dominar el ámbito de la anestesia, vital en el procedimiento quirúrgico, su mejor elección será el Máster en Anestesiología Veterinaria.

Artículos relacionados

1 /

Compartir