Exploración cardiovascular
La exploración cardiovascular es uno de los procesos previos a la cirugía animal, donde se diagnostican enfermedades en el área del corazón.
facultad de veterinaria · especies mayores
mar. 15 de jun. 2021
0

El propósito principal de la exploración física del sistema cardiovascular es evaluar la presencia, la naturaleza y la gravedad de la enfermedad cardiovascular. El examen físico general debe incluir la evaluación de todos los parámetros que se explican en los siguientes temas de forma detallada: frecuencia y ritmo cardíaco, auscultación respiratoria, pulso arterial periférico, pulso yugular y retorno venoso, color de las mucosas y tiempo de relleno capilar, edema ventral y temperatura.

Anamnesis

Debe ir dirigida a la valoración de aspectos muy importantes como momento de aparición, cronicidad y severidad de los signos clínicos, detección de la disminución del rendimiento, intolerancia al ejercicio, hemorragia pulmonar inducida por esfuerzo, fiebre, episodios de debilidad o depresión, colapso o síncope, tanto en reposo como en ejercicio, además de posibles intoxicaciones.

También es importante obtener información sobre la medicación que haya podido ser administrada al caballo, en especial, fármacos con efecto en el corazón o en la presión arterial. La edad del animal es un dato importante, por ejemplo, la presentación de un soplo en un potro orienta el diagnóstico diferencial hacia una cardiopatía congénita.

Exploración cardiovascular

Examen clínico general

Sin embargo, antes de enfocar el examen, realizar una exploración general es muy útil, pues aporta información sobre el estado general del animal. Las patologías cardiovasculares crónicas que presentan relevancia clínica normalmente causan pérdida de peso, mal estado del pelo y puede haber ligera depresión. En ocasiones, alteraciones cardíacas en los caballos se asocian con hemorragia pulmonar inducida por esfuerzo y, por tanto, puede aparecer ligera epistaxis. La endocarditis, por ejemplo, en muchas ocasiones está causada por una patología infecciosa extracardíaca.

Está descrita la asociación con problemas digestivos, infecciones en la cavidad oral o por enfermedades infecciosas respiratorias. Por ello, explorar estos sistemas en fundamental para determinar el origen de algunas de las cardiopatías y poner un tratamiento apropiado. Igualmente, la presencia de endocarditis puede causar alteraciones en zonas alejadas del corazón y, por ello, también habría que valorarlas.

Es común observar distensión articular y trombos sépticos en la zona de las arterias ilíacas y, en estas dos situaciones, los animales presentan cojera de diferentes grados. Además, es muy útil identificar aquellos animales que claramente tienen una patología cardíaca, con repercusión clínica evidente, de los que aparentemente no la tienen o si hay relevancia clínica, que sea poca o solo perceptible durante un esfuerzo.

Aunque se van a ir desgranando todos los indicadores de la enfermedad cardíaca en los siguientes puntos, a continuación se aporta una lista en la que se detallan aquellos indicadores que informan que una patología cardíaca está teniendo una importancia clínica elevada.

Examen clínico específico a nivel cardiovascular

En el examen clínico específico a nivel cardiovascular se incluirá:

  • Frecuencia y ritmo cardíaco
  • Evaluación del sistema respiratorio
  • Pulso arterial
  • Presión arterial sanguínea
  • Mucosas
  • Presencia de edema
  • Auscultación cardíaca
  • Pulso yugular y distensión venosa

Frecuencia y ritmo cardíaco

La frecuencia cardíaca varía en función de la edad, raza y durante el ejercicio. Se determina bien sea palpando una arteria periférica o el choque de punta o mediante el uso del estetoscopio. La frecuencia cardíaca normal en el caballo adulto varía entre 28 y 48 latidos por minuto (lpm), considerándose bradicardia cuando es < 24 lpm y taquicardia cuando es > 50 lpm.

El ritmo puede ser regular (lo normal), regularmente irregular (irregularidad periódica) o irregularmente irregular (caótico). Determinar el ritmo ayuda a realizar los diagnósticos diferenciales de las arritmias, aunque, en general, cuando la frecuencia cardíaca esté aumentada o disminuida y/o el ritmo no sea completamente regular, lo recomendado es realizar un electrocardiograma.

Evaluación del sistema respiratorio

Con respecto a la frecuencia respiratoria, los caballos adultos presentan entre 8 y 16 respiraciones por minuto y los potros entre 20 y 40. En el contexto de la patología cardiovascular, la taquipnea se observa principalmente asociada a la insuficiencia cardíaca. La auscultación pulmonar se debe realizar en un ambiente sin ruido, en ambos hemitórax y con el caballo en reposo.

Para intensificar los sonidos pulmonares, puede utilizarse una bolsa, tapando los ollares del caballo. Esta técnica no debe realizarse en animales con sospecha de patología respiratoria moderada o grave, así como en aquellos caballos con insuficiencia cardíaca pues puede resultar peligrosa. Alteraciones de la auscultación pulmonar asociadas con patología cardíaca:

  1. Disminución o ausencia de los sonidos pulmonares a nivel ventral en ambos lados: puede ser indicativo de la existencia de derrame pleural y se puede asociar a la presencia de insuficiencia cardíaca.
  2. Crepitación áspera: en un caballo con patología cardíaca es muy indicativa de edema pulmonar a nivel intersticial y está asociada a insuficiencia cardíaca crónica. Esta es la auscultación más común en los caballos que desarrollan insuficiencia cardíaca con el tiempo, debido a la preexistencia de un soplo.
  3. Crepitación húmeda: normalmente indica edema alveolar y puede acompañarse con la presencia de espuma en los ollares. Se observa en animales con insuficiencia cardíaca aguda, como la observada en la rotura de las cuerdas tendinosas.

Pulso arterial periférico

El pulso se puede percibir, tanto en la arteria maxilar, como en las digitales palmares. Hay que valorar que sea simétrico y fuerte. En la arteria caudal (en la base de la cola), se puede obtener la presión arterial sanguínea no invasiva. Debe estar en torno a 120/60 (sistólica/ diastólica).

  • Hipocinético (débil) o hipotensión: normalmente por insuficiencia cardíaca, deshidratación, endotoxemia y hemorragias moderadas o severas.
  • Hipercinético (saltón) o elevación de la sistólica con disminución de la diastólica: normalmente por insuficiencia aórtica moderada-severa.

Valoración de las mucosas

Las mucosas son tejidos de transición entre la piel y el sistema interno y son zonas con gran vascularización. El color de la mucosa normalmente refleja:

  • El gasto cardíaco
  • La presión arterial sistémica
  • El hematocrito
  • La concentración de la hemoglobina

En la valoración de las mucosas se incluye:

  • Color: rosadas, pálidas, rojo intenso, azuladas, grisáceas e ictéricas.
  • Hidratación: se evalúa en función de la sequedad la propia mucosa.
  • Tiempo de relleno capilar: se realiza contando los segundos que transcurren desde que desaparece la huella blanca que queda al presionar la mucosa.

Las alteraciones que se asocian a los cambios en las características de las mucosas son:

  1. Rojo intenso (congestivas): indican deshidratación y patología cardiovascular.
  2. Pálidas: indican anemia y vasoconstricción periférica.
  3. Grisáceas: indican septicemia, endotoxemia, vasoconstricción periférica y vasodilatación periférica.
  4. Azuladas (cianóticas): indican shunt vascular o cardíaco derecho-izquierdo.
  5. Secas: indican deshidratación.
  6. TRC > 2 segundos: indican hipovolemia, hipotensión y vasoconstricción periférica.
  7. TRC < 2 segundos: indican vasodilatación.

Existencia de edema

El edema se define como una acumulación de líquido en el espacio intercelular proveniente de la expansión patológica del volumen del líquido intersticial. Se identifica porque, cuando se presiona con el dedo una zona de la piel, aparece la fóvea, un hoyuelo que permanece en la zona donde se ha ejercido presión.

El edema que se produce por insuficiencia cardíaca normalmente es ventral en pecho y abdomen. No es común observarlo en extremidades. Los líquidos, tanto intersticial como intravascular, se regulan por:

  • El gradiente de la presión hidrostática capilar
  • El gradiente de la presión oncótica capilar

La acumulación del líquido o lo que es lo mismo, el edema, aparece si este equilibrio se altera, provocando un aumento en la presión hidrostática capilar y en el volumen plasmático, junto con una reducción de la presión oncótica plasmática y mayor permeabilidad capilar u obstrucción linfática. La aparición de edema ventral en la zona del pecho, abdomen y región inguinal es sugestiva de insuficiencia cardíaca.

La veterinaria en especies mayores

Cualquiera pensaría que la veterinaria puede aplicar en cualquier tipo de animal y, en cierta parte esto es así. Sin embargo, aquellos profesionales que buscan adentrarse en un área determinada en su mayoría, buscan continuar capacitándose y de este modo poder conocer a fondo el terreno en el cual aplicará sus conocimientos.

En TECH Universidad Tecnológica se desarrollan programas educativos enfocados en funcionar como el siguiente peldaño del profesional. De esta manera, los mismos pueden alcanzar sus metas a nivel personal y profesional de manera efectiva, fácil, y en cortos periodos de tiempo. Ejemplo claro es la Facultad de Veterinaria, donde pueden hallarse especializaciones tales como la Maestría en Odontología Veterinaria y la Maestría en Medicina y Cirugía de Animales Exóticos. Sin embargo, para aquel profesional interesado por las temáticas relacionadas con la revisada en el presente artículo, no cabe duda que su mejor opción será la Maestría en Medicina Interna en Especies Mayores.

Artículos relacionados

1 /

Compartir