Consulta pre anestésica
La consulta pre anestésica se realiza con el fin de conocer el animal y su historia clínica previa.
facultad de veterinaria · anestesiología para veterinaria
vie. 09 de abr. 2021
0

Cada paciente es diferente, y su organismo varía en gran medida uno de otro en distintos factores. Esto es bien conocido por los profesionales de la salud y de la veterinaria. Por esta razón se hace necesario que, además de un diagnóstico, se realice una consulta general antes de cada proceso invasivo o no. Entre las diversas alergias, los efectos secundarios, reacciones adversas etc. el profesional veterinario tiene una carga de responsabilidad bastante amplia en estas situaciones. La consulta pre anestésica se hace presente debido a esta razón. Veremos un poco más a fondo la información sobre ella en el presente artículo.

Los últimos avances en anestesiología veterinaria han permitido la evolución paralela de la cirugía. Esto permitió la incorporación de técnicas hasta hace pocos años exclusivas en cirugía humana. Parte de esta evolución se debe a la incorporación, adaptación de técnicas y procedimientos anestésicos que en anestesiología humana se han instaurado como estándares en la seguridad del paciente.

El tema tratado en este artículo es uno de ellos; la optimización del paciente quirúrgico antes de ser anestesiado. La mayor mejora posible de todos sus sistemas orgánicos para minimizar las complicaciones, mejorar la estancia hospitalaria y adelantar el alta. Todo esto pasa por la individualización del protocolo anestésico, entendiendo que cada paciente y cada momento son únicos y es ese tiempo, el que marcará el manejo anestésico.

Consulta pre anestésica. Valoración preoperatoria

La valoración individual de cada paciente, con relación a un procedimiento quirúrgico concreto y referente a una situación fisiológica determinada, debe de ser el punto de inicio del procedimiento anestésico, siendo el paso previo a la elección del protocolo anestésico. La realización de una consulta pre anestésica puede ayudar incluso, en situaciones comprometidas o pacientes concretos. Además, puede ser de gran ayuda para minimizar el miedo o ansiedad de los propietarios frente al procedimiento.

Es en esta consulta pre anestésica donde se detectarán los déficits y necesidades particulares de cada paciente (medicación, patologías asociadas, dietas específicas, etc.). Esto permitiendo pautar las posibles mejoras para el paciente, ya sean de medicación como de pautas de ayuno. La consulta preanestésica presenta diferentes objetivos:

  1. Obtener todos los datos posibles sobre el historial clínico del animal, especialmente aquellos que puedan aumentar el riesgo anestésico.
  2. Obtener todos los datos posibles sobre el estado actual del paciente mediante una correcta exploración física y la realización de las pruebas complementarias adecuadas.
  3. Determinar cuáles son las pruebas complementarias que se necesitan realizar.
  4. Debe tener una parte informativa para el propietario del animal sobre lo que se va a hacer con su mascota y cuáles son los riesgos que corre.
  5. Permitir el diseño del protocolo anestésico y analgésico adecuado al tipo de paciente (carácter, edad, riesgo anestésico, etc.).

Partes de la consulta pre anestésica

Anamnesis

En opinión del autor, es el punto más importante en cuanto a la valoración y elección del protocolo incluso, más que la valoración de pruebas concretas, ya que gran parte de las complicaciones y criterios de decisión durante el procedimiento, se pueden prever con una buena anamnesis y exploración. Es importante obtener una información detallada del estado actual pero también una historia clínica completa.

También es importante conocer las reacciones del paciente a anestesias previas y si hubo alguna complicación. Igualmente, la medicación que esté tomando el paciente o la que haya tomado recientemente ayudará (por ejemplo el uso de AINES o corticoides previos, IECAS, etc.). Es conveniente que la información obtenida más relevante quede reflejada en la historia clínica o por lo menos, en algún documento, a tal efecto, para tener acceso rápido a este (hoja de registro anestésico).

Datos importantes que no pueden faltar en la anamnesis

Raza

Hay determinadas razas que ya de por sí, presentan peculiaridades anestésicas (despertares disfóricos por ejemplo) o una mayor probabilidad de sufrir determinadas patologías.

Edad

La edad influye enormemente en el protocolo anestésico, tanto a nivel farmacológico como por las características fisiológicas propias de cada rango de edad. Así, en edades tempranas se encuentran valores inferiores de albúmina y de la glicoproteína α-1 ácida importante en la unión a determinados fármacos (ej., lidocaína, alfentanilo). Por otro lado, en edades inferiores a las 4-8 semanas, los sistemas hepáticos y renal no están completamente desarrollados, por ejemplo.

Además, el paciente pediátrico presenta características hemodinámicas especiales que determinaran el manejo perioperatorio. En el lado opuesto, los animales de edad avanzada sufren modificaciones en sistemas cardiorrespiratorio, hepático, renal e incluso neurológico que se deben tener en cuenta en el momento de enfocar las pruebas diagnósticas (analíticas, ECG, radiografías, análisis de orina, etc.) y elección de fármacos durante el procedimiento.

Historial clínico

Es importante profundizar en cualquier patología previa del paciente, ya sea o no concurrente con el acto anestésico y cómo se encuentra el paciente en ese momento (apetito, actitud ante el ejercicio, etc.). Las pruebas complementarias pueden variar según las patologías concurrentes, pero no se puede olvidar que determinadas patologías, pueden haber dejado secuelas que pueden influir en el acto anestésico (como por ejemplo, en el caso de un traumatismo antiguo de cadera, que puede complicar una anestesia epidural).

Peso y condición corporal

No solo conocer el peso actual, sino variaciones importantes de peso y condición corporal en los últimos tiempos. Es importante tener en cuenta que los pacientes con sobrepeso tienen más facilidad para mantener la temperatura corporal durante la anestesia que los pacientes más delgados o caquécticos.

Medicación que esté tomando o haya tomado el paciente

Como puede ser el caso de animales epilépticos tratados con fenobarbital en los que hay una estimulación de enzimas hepáticas, que se traduce en muchos casos, en mayor demanda de agentes anestésicos; o en casos de animales con patologías cardiacas que estén en tratamiento y que pueden modificar desde presiones arteriales (p. ej. IECAS); o anti arrítmicos (betabloqueantes, digoxina, etc.) e incluso el equilibrio de iones (diuréticoshipokelemia).

Es importante conocer dosificación y patología por si requiere de administración durante el procedimiento. En función de esto, se puede establecer la recomendación de medicación previa al procedimiento anestésico como se indicará en el siguiente capítulo, buscando siempre la optimización del paciente en el momento de la anestesia.

Anestesias previas

Es interesante saber si el animal ha sufrido alguna anestesia anteriormente, si hubo alguna complicación o reacción adversa a algún fármaco.

Exploración

La exploración física es uno de los puntos básicos en cuanto a la valoración pre anestésica y no debe sustituirse por ninguna otra prueba. Aparte de la información que se puede obtener de una exploración física detallada, el acto de revisar al paciente aumenta la confianza y tranquilidad del propietario. Se debe empezar la exploración “a distancia”, simplemente observando al animal, fijándose en la actitud (estado de alerta, miedo, agresividad, etc.), cómo es la respiración (abdominal, con refuerzo, etc.) y constitución (obeso, caquéctico).

Anestesia en veterinaria

No todos los medicamentos reaccionan de la misma manera en los diferentes organismos. Por esta razón, es importante que el profesional tenga conocimiento sobre los procedimientos antes de aplicar la misma. Conocer y aplicar estos pre-procesos permitirá que no sé de margen de error, evitando agravar la situación del animal. Por esta razón, los profesionales de veterinaria se capacitan y especializan en esta área especifica.

TECH Universidad Tecnológica oferta actualmente un amplio portafolio educativo. En el mismo se oferta su Facultad de Veterinaria en donde su alumnado se enfoca en la excelencia profesional. Allí pueden hallarse diferentes especializaciones tales como el Máster en Traumatología y Cirugía Ortopédica Veterinaria y el Máster en Urgencias Veterinarias en Pequeños Animales. Por otro lado, para los profesionales que quieran dominar el ámbito de la anestesia y sus factores influyentes, la mejor opción de capacitación profesional sin duda alguna será el Máster en Anestesiología Veterinaria.

Artículos relacionados

1 /

Compartir