Cambios fisiológicos relacionados con la edad

Los cambios fisiológicos relacionados con la edad hacen parte del proceso de diagnóstico adecuado en pacientes animales con avanzada edad.

facultad de veterinaria
viernes, 29 de julio de 2022
0

La edad media de los pacientes ha aumentado considerablemente en los últimos años. Por otro lado, la medicina y cirugía animal también han evolucionado y es cada vez más frecuente que se tengan que anestesiar pacientes gerontes. Conocer los cambios fisiológicos relacionados con la edad en estos pacientes, es determinante para asegurar protocolos que aumenten la seguridad del paciente y estar prevenidos a la posible aparición de complicaciones características asociadas al envejecimiento.

Todas estas modificaciones son inevitables en el paciente, aunque independientemente a estas, de forma individual se pueden complicar por componentes individuales o incluso, relacionados con la raza e incluso, especie. A todo esto, hay que valorar, también, la mayor probabilidad de aparición de enfermedades concomitantes asociadas a la edad. Lo que sí aparece siempre en todos los sistemas y pacientes geriátricos, es una pérdida de la capacidad y la reserva funcional, tolerando mucho peor las modificaciones de estos.

Sistema respiratorio

Como todos los sistemas, el respiratorio sufre variaciones a lo largo de la vida. Estas modificaciones aparecen en todas las estructuras del sistema respiratorio y afectan tanto a la anatomía como a la histología de todos los componentes.

Vías superiores

Según aumenta la edad, el cambio más representativo a este nivel se produce en la tráquea y algo menos en los bronquios, aumentando su rigidez por la calcificación de los cartílagos traqueales. El impacto de estas modificaciones es mínimo desde el punto de vista anestésico. Otra modificación, esta sí quizás a tener más en cuenta, es la pérdida progresiva de la función de los cilios respiratorios y aumento, también, de la secreción mucosa. Por esto, es aconsejable tener buenas pautas higiénicas en el mantenimiento de los tubos endotraqueales y del procedimiento de intubación.

Parénquima pulmonar

Los cambios más importantes a este nivel se relacionan con pérdidas inevitables de la elasticidad pulmonar. También, se produce una disminución del volumen alveolar y aumento de la distancia interalveolar, en definitiva, una disminución de la superficie alveolar sin disminución del número de alveolos, aunque sí que puede disminuirse en casos de patología pulmonar asociada.

Asociado indirectamente a estas modificaciones, también se encuentran modificaciones en la capacidad de difusión por menor superficie de intercambio, alteración en la permeabilidad de membrana y disminución de los capilares sanguíneos pulmonares, y modificaciones en la relación ventilación y perfusión asociada a factores externos al sistema respiratorio (disminución del gasto cardiaco asociado a la edad, por ejemplo).

Se incrementa la capacidad residual funcional y el volumen residual, pero el volumen corriente tiende a disminuir. El pulmón se vaciará más lentamente al perder elasticidad. La elasticidad del pulmón depende, principalmente, de las fibras de elastina que rodean a las paredes alveolares, bronquiolos y capilares pulmonares y, por otro lado, y en menor proporción, de las fibras de colágeno.

También, parece que haya variación en la composición del surfactante, con menor contenido lipídico, con menor capacidad para mantener la tensión superficial. El balance final de todos estos cambios es una disminución de la compliancia pulmonar. Añadido a todo esto, hay una mayor rigidez de la caja torácica, principalmente por modificaciones en las articulaciones costales, tanto hacia vértebras como hacia el esternón y, también, osificación del cartílago costal. En definitiva, la compliancia de pared torácica se ve también disminuida.

Cambios fisiológicos relacionados con la edad: sistema cardiovascular

A nivel del sistema cardiovascular, hay que establecer diferencias entre el envejecimiento fisiológico. Además de la aparición de enfermedades cardiovasculares adquiridas, ya sean primarias o secundarias a otras patologías.

Envejecimiento vascular

Las principales modificaciones aparecen a nivel arterial (sobre todo, en las arterias de mayor diámetro). Corresponden, principalmente, con aumento en la rigidez de las paredes (en medicina humana, se valora como un factor de inicio hipertensión en ciertos pacientes). En evolución con la edad, el número de células musculares lisas de la pared arterial disminuye, principalmente por apoptosis.

Por otro lado, se produce un aumento en el colágeno vascular, sustituyendo a la elastina. En definitiva, haciendo que estas arterias (y parece que también las venas) sean más rígidas. También, en el envejecimiento, aparece una disfunción endotelial que se caracteriza por una disminución de la capacidad de vasodilatación; además de mayor facilidad de general procesos inflamatorios.

También existen modificaciones en arterias de más pequeño tamaño. Aunque la implicación para el entorno es menor, quizás únicamente un aumento en la resistencia vascular periférica asociado a dicha rigidez. Hay que tener en cuenta que enfermedades sistémicas pueden adelantar, acelerar o magnificar estos procesos como puede ser la diabetes, hiperadrenocorticismo, insuficiencia renal, etc.

Envejecimiento cardiaco

Al igual que en el resto de los sistemas, las modificaciones a nivel cardiaco se presentan como una limitación en la reserva funcional cardiaca. Así, en el paciente “mayor” sin patología cardiaca asociada, no suelen aparecer problemas salvo en situaciones de estrés. Hay que recordar que, durante la anestesia, pueden aparecer situaciones que pueden suponer un estrés miocárdico importante.

La principal característica que se modifica, es la contractibilidad cardiaca que aparecerá disminuida en el paciente geriátrico, aumentando la rigidez del miocardio. Principalmente, a nivel ventricular, incluso, remodelación cardiaca (hipertrofia en la pared). Esta hipertrofia concéntrica parece tener más representación a nivel del ventrículo izquierdo, dando como resultado, una disminución de la función sistólica.

Independientemente, a los cambios celulares propios del miocardio, con la edad se inician cambios en el ambiente extracelular. Así, disminuyendo la eficacia contráctil de los cardiomiocitos, facilitando la aparición de arritmias; incluso, aumentando su sensibilidad a sustancia arritmogénica (catecolaminas, por ejemplo). Por otro lado, esta modificación del ambiente extracelular modifica la homeostasis celular, disminuyendo la interacción con la propia matriz. Relacionado con esta rigidez, también se observa un aumento en la rigidez de la pared ventricular; la fase temprana de llenado ventricular va disminuyendo con la edad.

También puede aparecer rigidez valvular, calcificación y cicatrización de los velos. Y en general, estas modificaciones facilitan aumentos en la poscarga y ayudan a la remodelación ventricular. A todas estas características del paciente geriátrico, hay que añadir, también, una disminución en el número de las células marcapasos (hasta en un 30% en humanos). Esto hace aún más complicada la respuesta a situación de estrés.

Cambios fisiológicos relacionados con la edad: sistema nervioso

Con el paso del tiempo, todos los componentes del sistema nervioso sufren modificaciones, en la mayoría de los casos, irreversibles. La influencia de estos cambios en el paciente anestesiado, se producirán por el efecto directo sobre el sistema nervioso y, también, de forma indirecta por el efecto de este sobre otros sistemas orgánicos.

Sistema nervioso central

Una de las principales modificaciones a este nivel es la pérdida celular, principalmente de las neuronas corticales, pasando a formar parte de la glia y perdiendo su gran especialización celular. Estas pérdidas celulares se asocian a alteraciones cognitivas en el paciente geriátrico.

Sistema nervioso periférico

Se producen modificaciones anatómicas con pérdidas neuronales y, también, con un deterioro en la velocidad de conducción eléctrica. Así, las respuestas simpáticas suelen ser más lentas, incluso, en las vías nociceptivas, las cuales se ven enlentecidas.

El proceso de ingreso y tratamiento animal

El profesional en veterinaria recibirá gran diversidad de casos en los que tiene que tener en cuenta las diferentes características de peso y afección en el paciente. Desde los hábitos de salud, hasta la raza y especie del mismo, pueden dar un vuelco total a cualquier tipo de diagnóstico. Sin embargo, la edad es uno de los principales puntos a tener en cuenta desde el ingreso del paciente a consulta. Por esta razón, esta figura deberá tener pleno conocimiento de los cambios físicos y fisiológicos que pueden afectar el desarrollo y aplicación de un tratamiento puntual.

TECH Universidad Tecnológica constantemente amplia su oferta educativa, teniendo así un mayor alcance en las necesidades laborales de cada campo. Para ello, cuenta con un equipo de expertos encargados de diseñar cada uno de sus programas, además de realizar el respectivo acompañamiento a cada alumno. En el caso de su Facultad de veterinaria, se encuentran posgrados tales como el Máster en Medicina y Cirugía en Animales Exóticos y el Máster en Seguridad Alimentaria Veterinaria. Sin embargo, para aquellos profesionales que se interesan por dominar el campo de la anestesiología en animales, no cabe duda que su mejor opción será tomar el Máster en Anestesiología Veterinaria.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir