Anatomía dental en pequeños animales
La Odontología Animal es una practica extensa que requiere de conocer a fondo la Anatomía dental en pequeños animales.
facultad de veterinaria · odontología animal para veterinaria
vie. 15 de ene. 2021
0

Un profesional en veterinaria debería estar correctamente preparado, y conocer a fondo la anatomía dental en pequeños animales. La misma se conforma por varias partes, la primera de ellas son los dientes; Son formaciones en las que intervienen dos hojas embrionarias: el ectodermo y el mesodermo. Los dientes forman parte de la boca y ésta forma parte del tracto digestivo que se forma por proliferación ectodérmica, muy temprana en el desarrollo embrionario. La conexión del tracto digestivo con el exterior se realiza mediante dos depresiones del intestino primitivo.

La depresión craneal, el estomodeo, se introduce hasta que solo una fina capa de tejido, la placa bucal, separa los dos espacios. La placa bucal se rompe para establecer continuidad y se ubica en el equivalente al área tonsilar en el adulto. Por lo tanto, la cavidad bucal y las estructuras relacionadas se forman a partir del ectodermo estomodal y del tejido conectivo mesenquimatoso de soporte.

En el momento en que se rompe la placa oral, el estomodeo todavía es muy poco profundo. Esto en comparación con la complejidad de la cavidad oral al nacer. Gracias al crecimiento progresivo de las estructuras que forman la boca y la cara, se producirá su desarrollo posterior.

La mandíbula y el maxilar comienzan a desarrollarse como procesos emparejados. Los procesos mandibulares crecen juntos y se unen para formar el arco mandibular completo.

El desarrollo de los maxilares es algo más complicado, porque las apófisis maxilares crecen juntas pero no se unen. Permanecen separados, pero se fusionan con el premaxilar que se forma a partir de procesos mediano nasales emparejados. Los múltiples sitios de origen de los maxilares son una de las principales razones de las diversas anomalías congénitas complejas que ocurren en esta área.

Embriología: creación de la anatomía dental en pequeños animales

El área formada por el proceso mediano nasal (premaxilar y el sitio de origen de los dientes incisivos superiores) se llama paladar primario. Puede no fusionarse en la línea media o en uno o ambos lados, con las estructuras formadas a partir de los procesos maxilares (el maxilar, todos los dientes superiores excepto los incisivos, que se denomina paladar secundario).

El paladar en sí está dividido en tres partes. Una parte está formada por una contribución triangular rostral de los procesos medianos nasales unidos que forman el pre maxilar, que se convierte en el área rostral hasta la papila incisiva incluida.

La porción más grande del paladar está formada por proyecciones en forma de estante que crecen medialmente desde los procesos maxilares. Estos se unen para separar la cavidad nasal de la cavidad bucal. La lengua surge de una prominencia en la línea media y dos protuberancias laterales que forman la mayor parte de su tejido.

El origen de los músculos de la lengua son los miotomas somitas occipitales que migran, llevando consigo el nervio hipogloso, y de esta manera realizan un largo pasaje por los tejidos laterales de la faringe.

Odontogénesis y desarrollo del periodonto

La odontogénesis, o desarrollo de los dientes, se inicia en las primeras etapas del desarrollo embrionario y continúa durante algún tiempo después del nacimiento. En comparación con los humanos, es un proceso bastante rápido en perros y gatos. (BSAVA) El desarrollo de la dentición ha sido bien estudiada por Williams (1961), quien encontró que la calcificación de todos los dientes deciduos se inicia en el día 55 de gestación y se completa en el día 20 postparto para las coronas, y día 45 postparto para las raíces.

El tamaño, la forma y la ubicación se determinan genética e independientemente para cada diente, y el tamaño del diente es independiente de las dimensiones de la mandíbula y el maxilar.

El desarrollo de los dientes es en dirección corono apical, es decir, desde la punta de la corona hasta la raíz. Los principios y reglas biológicas que regulan e influyen en el desarrollo y la erupción de los dientes son los mismos, tanto para los dientes deciduos, como para los permanentes.

No obstante, en la actualidad se cree que el desarrollo de los dientes permanentes depende de un correcto desarrollo de la odontogénesis de los dientes predecesores deciduos. Si un diente deciduo falta congénitamente, el diente siguiente generalmente no se forma.

Etapa de gemación o de yema

Para que el diente se desarrolle, el mesénquima embrionario y el epitelio deben interactuar estrechamente. Inicialmente, las células mesenquimales migran desde la cresta neural a la región de formación de dientes de los maxilares, lo que induce la proliferación de células epiteliales odontogénicas.

El epitelio odontogénico forma un engrosamiento local llamado banda epitelial primaria, que da lugar a la lámina dental en las apófisis – medial nasal (premaxilar), maxilar y mandibular. (BSAVA) El crecimiento de las láminas dentales va a producir la formación de unas prominencias redondeadas independientes llamadas yemas o brotes dentarios.

Debajo del brote dentario, el mesénquima se condensa. Este mesodermo contiene células derivadas de la cresta neural (a las que se considera portadoras del mensaje inductor que inicia la formación del diente). Dependiendo de la especie, se producen distintos números de láminas dentarias.

Etapa de caperuza

El brote dentario se invagina a causa de la condensación del mesénquima apical, que recibe el nombre de papila dental, y proporciona al diente el aspecto de copa. El ectodermo comienza a crecer en torno al mesénquima. La porción ectodérmica del brote dental se denomina órgano de esmalte. El mesénquima de la papila dental origina la dentina y la pulpa dental. El mesénquima que rodea al órgano del esmalte y papila dental se condensa para formar una estructura de tipo capsular llamado saco dental del cual derivarán el cemento y el ligamento periodontal. El órgano del esmalte se organiza en dos capas celulares:

  • Capa externa: con epitelio esmáltico externo formado por un epitelio cúbico bajo surcado por capilares que deprimen su superficie.
  • Capa interna: con epitelio esmáltico interno formada por una capa regular de células cilíndricas que más tarde se diferencian en ameloblastos o células formadoras del esmalte.

Entre ambas capas existe un núcleo central celular dispuesto laxamente que recibe el nombre de retículo estrellado.

Etapa de campana

A medida que se va diferenciando el órgano del esmalte, el diente adquiere la forma de campana. Las células de la papila dental, adyacentes al epitelio dental interno, se diferencian en odontoblastos. Los odontoblastos elaboran predentina y la depositan en las cercanías de epitelio dental interno. La predentina se calcificará y convertirá en dentina.

Al engrosarse la dentina, los odontoblastos sufren una regresión hacia el centro de la papila dental, pero las prolongaciones odontoblásticas permanecen en la dentina y se denominan fibras de Tomes. Las células del epitelio dental interno adyacente a la dentina se convierten por diferenciación en ameloblastos y se encargan de elaborar una sustancia que se calcificará y dará lugar al esmalte. Al aumentar el esmalte, los ameloblastos sufren regresión.

El esmalte y la dentina contribuyen a formar la corona, que comienza su desarrollo en la cúspide o punta del diente y progresa hasta la futura raíz. La raíz dental se forma cuando el desarrollo de la dentina y el esmalte está avanzado y el diente se acerca al momento de la erupción. Los epitelios dentales interno y externo se unen en la región del cuello del diente y forman un pliegue llamado vaina radicular epitelial, esta vaina crece hacia el mesénquima. Las células internas del saco dental se convierten por diferenciación en cementoblastos, las cuales elaboran el cemento.

Un abrebocas de la odontología veterinaria

Para contextualizar algo de la anatomía dental en pequeños animales es necesario mucho más que solamente la lectura de un artículo. Un veterinario profesional muchas veces debe ahondar en diferentes temáticas importantes, ya que estas pueden resultar útiles en alguna situación real en su labor.

Debido a esto, TECH Universidad Tecnológica se tomó el tiempo y los recursos necesarios para diseñar una Facultad de Veterinaria, adecuada para los profesionales del área. Allí es posible encontrar especializaciones de alta calidad tales como el Máster en Bienestar Animal y el Máster en Acuicultura.

Por otro lado, el Máster en Odontología Veterinaria cuenta con los módulos necesarios para capacitar al profesional moderno y tradicional en técnicas como la relacionada, a través de 10 módulos y siempre acompañado por expertos en materia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir