Anatomía del corazón en Veterinaria
La anatomía del corazón es un conocimiento crucial para los profesionales de la veterinaria, ya que la cirugía de corazón es algo que se encuentra muy a menudo.
facultad de veterinaria · especies mayores
mar. 16 de feb. 2021
0

En el ámbito veterinario las cirugías son algo cotidiano, por lo que el profesional debe prepararse muy bien para estas situaciones. La vida de un animal es tan valiosa como la humana, por ello la responsabilidad que conlleva un procedimiento de esta índole resulta tan importante. La anatomía del corazón en veterinaria se vuelve un tema crucial en estos casos. Por ello la capacitación del profesional resulta tan crucial.

Desarrollo embrionario y anatomía del corazón

El sistema cardiovascular es el primer sistema importante en funcionar en el embrión. El desarrollo cardíaco precoz se debe al embrión que crece rápidamente, el cual necesita satisfacer demandas nutritivas y de oxígeno.

Establecimiento del campo cardiogénico

Las células cardíacas progenitoras se encuentran en el epiblasto, inmediatamente laterales a la línea primitiva. Migran para formar los segmentos craneales del corazón y el tracto de salida. Luego forman las porciones más caudales (el ventrículo izquierdo, el ventrículo derecho y el seno venoso).

Las células avanzan en dirección craneal y se sitúan debajo de la hoja esplácnica de la lámina del mesodermo lateral; el endodermo faríngeo subyacente las induce a formar mioblastos cardíacos. Aparecen entonces los islotes sanguíneos que formarán las células y vasos sanguíneos. Con el tiempo, los islotes se unen y constituyen un tubo revestido de endotelio, rodeado por mioblastos con forma de herradura.

Anatomía del corazón: formación y posición del tubo cardíaco

La parte central del área cardiogénica está situada por delante de la membrana bucofaríngea y de la placa neural. Según se cierra el tubo neural y se forman las vesículas cerebrales, el sistema nervioso central se extiende sobre la región cardiogénica central y la futura cavidad pericárdica. Con el crecimiento del cerebro y el plegamiento cefálico del embrión, la membrana bucofaríngea se adelanta. El corazón y la cavidad pericárdica se sitúan finalmente en el tórax.

El tubo cardíaco en desarrollo, sobresale gradualmente en la cavidad pericárdica y formará un seno pericárdico transverso que comunica ambos lados de la cavidad pericárdica. El corazón se sitúa en la cavidad, sujeto por los vasos sanguíneos en su polo craneal y caudal. Según se pliega el embrión, los dos tubos endoteliales del primordio cardíaco se fusionan. Esto exceptuando en su extremo más caudal y se forman las futuras regiones del tracto de salida y ventricular.

El corazón se convierte en un tubo en continua expansión y recibe el flujo venoso y comienza a bombear sangre. De este modo, el tubo cardíaco queda formado por tres capas: endocardio, miocardio y epicardio, que cubren el tubo. Del epicardio se formarán las arterias coronarias.

Anatomía cardíaca

El sistema cardiovascular consiste en el corazón y un sistema de vasos para la distribución de la sangre a los tejidos del cuerpo y a los pulmones para el intercambio de gases. Es útil considerar el corazón como dos bombas separadas alojadas dentro del mismo órgano; una es una bomba de baja presión que dirige la sangre que regresa del cuerpo a los pulmones (es decir, la circulación pulmonar). La otra es una bomba de alta presión que distribuye la sangre a la circulación sistémica.

Anatomía del corazón: orientación en la cavidad torácica

El corazón es una estructura muscular hueca en forma de cono. El vértice del corazón se dirige ventral y es completamente libre dentro del saco pericárdico. El corazón gira de manera que sus lados derecho e izquierdo se vuelven craneal y caudal, respectivamente, entre sí, de forma que el ventrículo derecho se orienta craneal y a la derecha mientras que el ventrículo izquierdo se encuentra más caudal y a la izquierda.

El corazón se encuentra localizado en el centro del espacio mediastínico en la cavidad torácica, entre el tercer y séptimo par de costillas en el caballo. En esta especie, el territorio parietal donde contacta directamente el pericardio queda comprendido en un triángulo rectángulo donde uno de los catetos coincide con la línea tricipital, el otro con el nivel de la superficie dorsal del esternón y la hipotenusa, con el borde caudal de la escotadura cardíaca del pulmón (área de matidez absoluta, importante para la percusión del corazón).

Detalles anatómicos

El corazón en el caballo tiene forma de cono deprimido. En su superficie se diferencian diferentes caras, bordes y surcos que sirven como referencias anatómicas. La base se dirige dorsal y está unida a otras estructuras torácicas por grandes arterias, venas y el saco pericárdico. La base corresponde con el territorio auricular y está un tanto oculta por los grandes troncos vasculares de aferencia (venosa) y salida (arteria) en el órgano.

El vértice del corazón es de situación ventrocaudal y hacia él convergen las caras y bordes desde la base cardíaca: la cara derecha o cara atrial, la cara izquierda o cara auricular, el borde ventricular derecho o craneal, bastante convexo, y el borde ventricular izquierdo caudal y algo cóncavo.

El límite auriculoventricular lo marca el surco coronario que circunda el corazón, interrumpiéndose en el cono arterioso o relieve pulmonar, desde dicho surco interventricular sinuoso por la cara atrial y el surco interventricular para coronario por la cara auricular. Por los tres surcos caminan las arterias y venas coronarias e interventriculares, ocultas más o menos por depósitos de grasa que se acumulan sobre los mismos.

Superficie del corazón

En la superficie del corazón se pueden reconocer los grandes troncos vasculares aferentes y eferentes y sus ramificaciones, los cuales se deben también analizar por los lados derecho e izquierdo. Por el lado derecho (cara atrial del corazón) destacan, sobre todo, los troncos venosos, ya que la aurícula de este lado recibe toda la sangre venosa del organismo.

Se puede ver la confluencia de las venas cavas craneal y caudal antes de su desembocadura en el seno auricular. Las venas pulmonares derechas procedentes del pulmón derecho, se encontrarán en número de 4 a 5 muy oblicuamente por este lado en la aurícula izquierda, donde deben desembocar; con la arteria pulmonar derecha y el bronquio principal del mismo lado, integrarán la raíz pulmonar correspondiente. En cambio, por el lado izquierdo, los troncos vasculares son básicamente arteriales o eferentes.

El tronco pulmonar, que procede del pulmón derecho, se sitúa pronto sobre la aurícula izquierda para dividirse en las dos arterias pulmonares, notando sobre la base del corazón la arteria pulmonar izquierda que, junto con las 2 o 3 venas pulmonares izquierdas, completan el pedículo vascular al que se hace referencia. Del ventrículo izquierdo sobresale la aorta ascendente, oculta en su origen por la orejuela de la aurícula derecha y por el tronco pulmonar.

Antes de continuar como aorta torácica, describe el arco aórtico sobre el tronco pulmonar, al que queda unido por el ligamento arterioso de comunicación aorticopulmonar, ahora obliterado en un cordón elástico. Del arco aórtico arranca cranealmente el grueso tronco braquiocefálico que, en dirección a la abertura torácica craneal, será origen de las arterias destinadas al riego de los miembros torácicos, cuello y cabeza.

El papel de la veterinaria en la cirugía

En la actualidad se desarrollan diferentes campos y áreas en distintos ámbitos profesionales. El objetivo es realizar una mayor cobertura y ampliar el nivel de efectividad de los diferentes procesos que se ejecutan. Para ello se han designado diferentes instituciones que brindan diferentes servicios educativos para los profesionales.

Una de estas instituciones, y cabe aclarar que actualmente es la mayor universidad virtual, es TECH Universidad Tecnológica. En ella se puede encontrar por ejemplo, la Facultad de Veterinaria. Dentro de la misma se encuentran algunas de las especializaciones más completas actualmente como el Máster en Gestión de la Fauna Silvestre y el Máster en Gestión y Dirección de Centros Veterinarios.

Pero hay que destacar una de las especializaciones insignia por la cantidad y profundidad de la información en la misma, y es el Máster en Medicina Interna en Especies Mayores. En el mismo el profesional se convertirá en un experto en materia en tan solo un año, a través de 10 módulos y con acompañamiento de especialistas.

Artículos relacionados

1 /

Compartir