Proceso de entrevista
El proceso de entrevista permite comprender a profundidad información en detalle brindada por uno o varios testigos presentes.
facultad de periodismo y comunicación · investigación en comunicación
mié. 04 de may. 2022
0

El proceso de entrevista hoy por hoy se ha convertido en una técnica de amplia utilización dentro de las ciencias sociales, aunque para algunos investigadores todavía es vista con cierta suspicacia, por aquello de la implicación de la subjetividad por parte del investigador, lo cual pareciera ser su gran peligro. En principio, existen en la bibliografía múltiples definiciones sobre la entrevista y sus implicaciones metodológicas. Fages distingue entre siete tipos más o menos normalizados de la entrevista. Siete tipos construidos en función del grado de apertura y directividad de las intervenciones del entrevistador y dentro de distintos ámbitos de las ciencias humanas. Se refiere a las siguientes:

  • La sesión clínica (psicoanalítica o psicológica).
  • Entrevista no directiva.
  • La entrevista focalizada sobre temas precisos.
  • Entrevista con respuestas provocadas, pero libres en su formulación.
  • La entrevista con preguntas abiertas pero siguiendo un orden precisado.
  • La entrevista con preguntas listadas.
  • Entrevista con preguntas cerradas.

En un primer análisis de esta clasificación, aparecen claramente dos polos, atendiéndose a su objetivo fundamental:

  • Las entrevistas de investigación social.
  • Las entrevistas terapéuticas.

En un principio, la diferencia estribaría en quién construye el discurso social a partir de la información obtenida, y con qué fin lo hace. En el primer tipo, es decir, en la entrevista de investigación social, la narración conversacional construida conjuntamente por el entrevistado y el entrevistador se constituye en un discurso público, de construcción del sentido social. Para el caso de la entrevista terapéutica, Fages señala que el objetivo está más bien en establecer un discurso narrado, de carácter privado, que permita sostener y estructurar las acciones de la persona entrevistada. Evidentemente, es la persona entrevistada la que se esfuerza más en construir esa identidad narrativa.

Tipos de entrevista

Es posible que, en muchos casos, esta diferenciación entre las entrevistas sea útil y necesaria, pero en el caso de la entrevista en profundidad, no se puede compartir esa diferenciación que establece Alonso, entendida como que al investigador le mueve la construcción de un saber social, público; y que al entrevistado le mueve el interés de fortalecer la comprensión que tiene de sus actos. En este caso, ambos intereses deben compartirse, porque es imposible separar los intereses de uno y del otro interlocutor, sin que el encuentro de la entrevista se convierta en inútil.

El entrevistador, como investigador social que es, debe responder con algún tipo de compromiso hacia el otro, y no tan solo con el interés académico de desarrollar los discursos y saberes de su disciplina. Una vez que se ha optado por un diseño cualitativo de investigación, se plantea la necesidad de buscar la técnica más apropiada para el desarrollo de los objetivos propios de la investigación. Una de las posibles técnicas de investigación a utilizar es la entrevista en profundidad. La entrevista en profundidad es una forma poco estructurada a través de la que hacer acopio de una amplia información y registrar variables no esperadas.

Desde la interacción que proporciona la entrevista se pueden obtener gran cantidad de datos sobre materias en las que los entrevistados tienen un conocimiento directo. Por otro lado, el papel de las entrevistas puede variar a lo largo de la investigación. Las entrevistas llevadas a cabo en los primeros momentos de la investigación pueden tener una función claramente orientadora y preparatoria. Estas entrevistas adquieren la categoría de entrevistas especializadas, en tanto que tienen lugar con expertos y proveen de información especialmente relevante para definir los problemas a investigar.

Características

En completo contraste con la entrevista estructurada, las entrevistas cualitativas (entrevistas en profundidad) son flexibles y dinámicas. Las entrevistas cualitativas han sido descritas como no directivas, no estructuradas, no estandarizadas y abiertas. Se utiliza la expresión «entrevistas en profundidad» para referirse a este método de investigación cualitativo. Por entrevistas cualitativas en profundidad se entienden reiterados encuentros cara a cara entre el investigador y los informantes, encuentros dirigidos hacia la comprensión de las perspectivas que tienen los informantes respecto de sus vidas, experiencias o situaciones, tal como las expresan con sus propias palabras.

Las entrevistas en profundidad siguen el modelo de una conversación entre iguales, y no de un intercambio formal de preguntas y respuestas. Lejos de asemejarse a un robot recolector de datos, el propio investigador es el instrumento de la investigación, y no lo es un protocolo o formulario de entrevista. El rol implica no solo obtener respuestas, sino también aprender qué preguntas hacer y cómo hacerlas. En tanto método de investigación cualitativo, las entrevistas en profundidad tienen mucho en común con la observación participante. Del mismo modo que los observadores, el entrevistador avanza lentamente al principio.

Fórmula inicialmente preguntas no directivas y aprende lo que es importante para los informantes antes de enfocar los intereses de la investigación. Las entrevistas se utilizan para estudiar un número relativamente grande de personas en un lapso relativamente breve si se lo compara con el tiempo que requeriría una investigación mediante observación participante. Pueden diferenciarse tres tipos de entrevistas en profundidad, estrechamente relacionados entre sí:

  • Historia de vida o autobiografía sociológica.
  • Aprendizaje sobre acontecimientos y actividades que no se pueden observar directamente.
  • Proporcionar un cuadro amplio de una gama de escenarios, situaciones o personas.

La entrevista clínica

La entrevista clínica es una técnica de recogida de información que se utiliza constantemente en el ámbito sanitario. Se podría decir que es para valorar necesidades y cuidar a las personas que necesitan atención sanitaria. Para llevarla a cabo no solo se precisan conocimientos teóricos y técnicos sobre el proceso de entrevista; sino también habilidades y destrezas sociales y comunicativas para abordar la faceta interpersonal.

Estas estrategias y habilidades se adquieren con conocimientos específicos, esfuerzo diario y uso por parte de los profesionales que la usan. Estas son destrezas que se empiezan a adquirir en la formación básica. Sin embargo, en ocasiones se recurre a la intuición a la hora de entrevistar a los pacientes/clientes, con los errores que ello comporta, en otras se rechaza o evita alegando falta de tiempo para entrevistar y comunicarse.

En este tipo de entrevista no se busca únicamente un dato, sino información, es decir, conjuntos de datos situados en un contexto. Existen diferentes definiciones atendiendo a los distintos enfoques de la entrevista clínica, de ahí la complejidad de elementos que confluyen en ella que la convierten en campo de disputa de psicólogos, sociólogos y semiólogos. Aún a pesar de la multiplicidad de definiciones y enfoques, parece existir un cierto acuerdo en la consideración de una serie de características generales y comunes a toda entrevista:

  • Su comunicación verbal y no verbal.
  • Cierto grado de estructuración.
  • Una finalidad específica.
  • Su situación asimétrica.
  • El proceso bidireccional.
  • La adopción de roles específicos por ambas partes.

El proceso de investigación profunda

El profesional en comunicación y periodismo debe conocer en su totalidad las diferentes herramientas que le permiten adquirir información de diversas fuentes. Por esta razón, es necesario que se cuente con la habilidad de ejecución optimizada para el desarrollo de las diferentes labores que le permitirán captar información de manera óptima. Para ello, esta figura deberá complementar su educación base, dominando el campo en el cual desea focalizar sus esfuerzos mediante la especialización académica.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla un amplio portafolio educativo enfocado en el éxito y la alta calidad de todo su alumnado profesional. Caso ejemplo de ello sucede al interior de su Facultad de Comunicación y Periodismo, donde se encuentran posgrados tales como el Máster en Periodismo Cultural y el Máster en Redes Sociales y Community Management. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan centrarse en abarcar la información relacionada con la captación de información, no cabe duda que su mejor decisión será tomar el Máster en Investigación Periodística y Reporterismo en Televisión.

Artículos relacionados

1 /

Compartir