Poder político y medios de comunicación
El poder político y los medios de comunicación hacen parte de como se desarrolla la imagen y la reputación de las figuras públicas.
facultad de periodismo y comunicación
jue. 19 de ago. 2021
0

En este artículo se buscará la relación entre el poder político y los medios de comunicación. Para ello se introduce históricamente por el desarrollo de ambos actores en paralelo. Distinguiremos cómo funciona el poder que tienen los medios en los diferentes sistemas políticos. Se tratará de determinar qué rol juegan los medios de comunicación en el poder político y social.

A continuación se estudiará la influencia que tienen los medios de comunicación en la sociedad y se mostrará el interés que tienen el poder de aparecer en los medios para influir en los individuos. Se analizará el debate existente entre la libertad que tiene la prensa partiendo del poder que tiene sobre si debe ser más o se debe de reducir. Con esto se podrá comprender que medios de comunicación y el poder político tienen una relación en la que se necesitan uno al otro.

Inicio de la comunicación masiva

La primera actividad tipográfica de Gutenberg (1440- 1450) fueron impresos religiosos, no fue la prensa, además de impresos escolares, administrativos y comerciales. La prensa realmente apareció a finales del siglo XV, con noticias verdaderas, relatos más o menos realistas. Esta primera generación de la prensa era ocasional, no periódica.

Cuando la prensa adopta una periodicidad, esta es muy espaciada: anual (alrededor de 1476), semestral (cerca de 1588), mensual (tal vez en 1597), quincenal (1605) y finalmente semanal (1609); sobre todo debido a que la prensa periódica es hija de los servicios postales regulares, que aparecieron en Europa a partir de mediados del siglo XV. Los diarios surgieron doscientos años después del ‘descubrimiento’ de Gutenberg, en 1640, en Leipzig, con los Einkommende Zeitungen. Las publicaciones normalmente iban dirigidas a una élite.

También hay que señalar la gran mayoría de la población era analfabeta y las publicaciones se vendían a un precio alto. La prensa tardó bastante en ser un producto de consumo habitual en la sociedad.

En los países europeos, la ‘edad de oro’ de la prensa llegó en los momentos previos a la Primera Guerra Mundial o en el periodo de entreguerras. Más o menos en el momento en el que la radio apareció en una fase experimental (antes de la Primera Guerra Mundial); ganó un público progresivamente mayor entre las dos guerras y pasó a ser un medio de información cada vez más importante tras la Segunda Guerra Mundial. Mientras que la televisión, aparecida en la Segunda Gran Guerra, se convirtió en un medio dominante en materia de información a partir de la década de 1960.

Antecedentes de la difusión

Cuando la prensa, la radio y la televisión dejaron de ser percibidas como una simple prolongación del medio anterior. Dejó de ser un método de entretenimiento, los poderes religioso y político se interesaron por los medios. Estos comenzaron a buscar impedimentos lanzar nuevos medios y procurando controlar administrativa y judicialmente los contenidos que se publicaban y que les pudieran afectar.

Por tanto, el poder religioso y el político querían que la población no accediera con libertad a cualquier literatura que mostrase información, sino tener control sobre ella. Esto muestra que la información es un mecanismo de poder, a través del que los poderosos pueden influir en el pensamiento de la sociedad. Con este control tenían un privilegio como autorizados a acceder a la profesión de impresores-tipógrafos, editores, libreros, vendedores de periódicos, autores. El poder político iría más lejos que el religioso tomando la iniciativa de gran parte del lanzamiento de los primeros periódicos.

Con la proliferación de la prensa tipográfica a lo largo del continente, su control se fue haciendo más difícil. Particularmente porque había países, como Holanda o el Principado de Combes, que se especializaron en imprimir y exportar periódicos hacia territorios donde la libertad de prensa era imposible.

Más tarde, con la gran campaña liberalizante de la post-Revolución francesa y la industrialización de la prensa en el siglo XIX, no hubo partido político, sindicato, iglesia o asociación que no dispusiese de su ‘órgano oficial’. Cuando la radio gano audiencias en el periodo de entreguerras las autoridades políticas de varios Estados europeos decidieron tomar el control de la situación. Adoptando una legislación restrictiva en esta materia y no autorizando la creación de radios privadas.

Influencia de los medios de comunicación en la formación de la sociedad

Para vincular la democracia y los medios de comunicación hay que partir que la sociedad moderna se forma a través de ello y depende el uno del otro. No habría prensa libre sin democracia y sin esta el sistema político no sería democrático. Churchil dijo sobre la democracia “es el peor de los sistemas políticos… con excepción de cualquier otro”. La comunicación social se evalúa como mala, pero resulta imprescindible teniendo importantes fallas en su acción. Son la manera más coherente que ha encontrado el hombre de organizarse en sus respectivos aspectos.

Y hoy, sin duda, las más universalmente aceptadas. Las democracias se relacionan con los medios de comunicación. Está basada en el principio de soberanía popular, es decir, el gobierno del pueblo para el pueblo. No se habla de un poder que surja de Dios como resultaba en las monarquías absolutas, sino que la ciudadanía gobierna a través de votos y representantes.

Con la función informativa de la prensa en las democracias sucede parecido. No es la autoridad la que elige que se publica y que información, propio de las monarquías o gobiernos autoritarios, sino que la información se entiende como una función necesaria de entrega de los elementos que la base social requiere para su acción. En la sociedad actual los ciudadanos no podrían cumplir los roles que se les asignan en cada uno de estos supuestos, si no obtuvieran la información que requieren.

El conocimiento de las normas, el control sobre la arbitrariedad, la difusión de las ideas minoritarias de modo que, eventualmente, puedan convertirse en mayoría, el voto informado en las elecciones y la publicidad de la gestión administrativa no pueden desarrollarse bien sin un adecuado sistema informativo. Esa es, entonces, la primera vinculación entre democracia y medios de comunicación.

La vinculación de los medios

Se perfila también una segunda vinculación entre democracia y medios de comunicación: la afirmación de valores y el aporte de juicios y opiniones a una búsqueda común de la verdad. La primera vinculación, el traspaso de información, es una función prioritariamente periodística. La segunda (el aporte de juicios, opiniones y la afirmación de valores) es una obligación moral de todo participante en la sociedad.

Ambas, sin embargo forman parte de los medios de comunicación. En cualquier caso, ambas requieren que los medios estén dispuestos a correr los riesgos que importa el ejercicio de la libertad, pero también a reconocer las propias responsabilidades. Se vinculan los conceptos de comunicación, poder político, democracia, libertad y sociedad de valores.

La libertad es un elemento esencial en la organización democrática. Georges Burdeau sostiene como una de sus características que es un sistema de gobierno que tiende a incluir la libertad en la relación política; es decir, en las relaciones de demanda y obediencia inherentes a toda sociedad políticamente organizada. Por tanto, los medios de comunicación tienen como primera razón de ser el desarrollo pleno de la libertad personal, para que la adhesión al sistema político sea más voluntaria que coercitiva. Un segundo principio que hay que tener presente en la democracia con valores es el de la igualdad.

El especialista en medios de comunicación digitales

TECH Universidad Tecnológica hace parte de las instituciones que implementaros la educación virtual a nivel mundial. Esto se ha logrado con presencia en más de 20 países y con más de 7000 programas ofertados. En el caso de su Facultad de Comunicación y Periodismo, destacan programas como el Máster en Investigación Periodística y Reporterismo en Televisión y el Máster en Dirección de Comunicación Corporativa. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan especializarse en el área de las nuevas tecnologías en comunicación, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en comunicación multimedia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir