Perfiles mediáticos en plataformas sociales
Los perfiles mediáticos en plataformas sociales permiten que la comunicación y sus canales en internet
facultad de periodismo y comunicación
jue. 13 de ene. 2022
0

Según Nielsen (2012), cada vez más gente está usando teléfonos inteligentes y tabletas para acceder a las redes sociales y también a los medios de comunicación. El tiempo dedicado a las aplicaciones móviles ha crecido un 63%. Facebook y Twitter siguen estando entre las redes sociales más populares, siendo también estas las más utilizadas por los periodistas para conseguir información, estar al día de las últimas novedades, conocer qué le interesa a las audiencias, etc. Los perfiles mediáticos en plataformas sociales hacen parte de como se ha profesionalizado este tipo de comunicación.

Esta fluidez imparable de intercambio de contenidos y la avidez de la audiencia por obtener información están obligando a las empresas informativas a reinventarse y mantener ese feedback como tarea complementaria a su deber de informar. Cada vez más personas están familiarizadas con el consumo online, desde dispositivos en movimiento a cualquier hora y en cualquier lugar.

No es de extrañar, por lo tanto, que las empresas informativas traten de impulsar sus soportes digitales. La buena gestión de las redes sociales desde las empresas se ha convertido en uno de los objetivos fundamentales en las estrategias de comunicación de las compañías, teniendo en cuenta que el crecimiento del uso de las redes sociales entre los usuarios registra un aumento constante.

Además, plataformas como Facebook o Twitter han impulsado el fenómeno de la información viral. Por eso, ahora más que nunca, parece que el secreto de una buena estrategia de comunicación está en la correcta gestión de las plataformas sociales y creación de comunidades de consumidores en red. Con los medios de comunicación se pretende “vender” la información, con el fin de captar la atención de la audiencia.

El community manager

La figura del Community Manager surge en un contexto en el que cada vez son más los ciudadanos que acuden a internet en busca de orientación en sus decisiones de consumo. Su primera función consiste en iniciar a los usuarios en la esfera social de la comunidad. Es la persona que se relaciona directamente con el cliente potencial y defiende sus derechos, sus opciones dentro de la comunidad y sus intereses.

“El Community Manager es el eslabón perdido entre el logotipo y los usuarios” (Martínez-Priego, 2009). Un usuario que hoy en día ha cambiado, según pueden constatar desde los departamentos de marketing de las empresas y las agencias de publicidad. Los nuevos medios digitales le permiten estar más informado, lo que configura un nuevo contexto; este puesto que cambia no solo la forma en que se relacionan la oferta y la demanda, “sino que encima se amplía el territorio y se diluyen las fronteras” (Rosales, 2010).

Además, en la sociedad moderna, los medios de comunicación son divulgadores clave del mercado. Operan como el principal vehículo para la proyección pública de los acontecimientos importantes del mismo. El uso de los Social Media por parte de las compañías, empresas y usuarios es un hecho hoy día. Algunas entidades han conseguido situarse como las más vanguardistas; otras se mueven sin problemas con estrategias bien aplicadas y la mayoría tratando de entender cómo hacerlo de un modo adecuado (Rodríguez, 2012: 20).

Y es que la visibilidad en los Social Media se ha convertido cada vez más en una parte relevante del plan de comunicación de las grandes compañías. Según datos publicados por eMarketer, casi el 11 % del total de la inversión en marketing online en Estados Unidos para 2011 estaba dirigido a los Social Media.

Perfil

Desde el año 2009 esta figura y sus funciones han ido evolucionando para adaptarse a las necesidades reales y concretas de diferentes tipos de empresas. Aún hoy en día no se tiene claro, en muchas empresas, cuál es la ubicación de este profesional. Ser Community Manager implica entender qué estrategia se debe seguir para construir relaciones alrededor de la empresa. Además de mantener interacciones personales con los miembros de la comunidad a la que se representa (Martínez-Priego, 2009). Sin embargo, al margen de las aptitudes y 1715 actitudes que necesita un Community Manager para la adecuada gestión de las comunidades virtuales.

Pedro Rojas opina que cualquier persona que pretenda trabajar en un entorno 2.0 debe poseer una serie de competencias individuales y corporativas. Mismas que le permitan adaptarse a ese hábitat tan cambiante y complejo; (iniciativa, conexión, gestión de la transparencia, control del tiempo, visión global, gestión de la incertidumbre, etc.) así como una serie de cualidades deseables (Rojas, 2011):

  • Experiencia: es importante entender que no es posible obtener conocimientos de social media solo por haber leído un manual.
  • Habilidades técnicas: desde una buena redacción y dominio de la sintaxis hasta la facilidad para generar contenido que ofrezca valor para generar opiniones. Así, pasando por ser creativo o poseer buenas aptitudes para comunicar, argumentar y expresarse con propiedad ante cualquier clase de público.
  • Conocimientos: debe tener conocimientos en el terreno de la comunicación y conocer a fondo la visión, objetivos y principios de la empresa para la que trabaja, de esta manera como de sus productos y/o servicios.
  • Aptitudes sociales: aquí entran en juego una larga lista de cualidades como la de ser buen comunicador, tener dotes de empatía y versatilidad, capacidad de liderazgo, habilidad para influir en otras personas, ser motivador, poseer habilidades conciliadoras, etc.

Perfiles mediáticos en plataformas sociales: características del community manager

Por tanto, el profesional que se va a dedicar a gestionar las relaciones de una empresa con sus clientes en el ámbito online debe tener un perfil ajustado a características concretas y asociado a ciertos ámbitos. Según AERCO, estos son los puntos clave a los que debe ajustarse el perfil de un Community Manager:

  • Marketing: identificando los intereses del cliente y alineándolos con las necesidades y estrategias de la empresa.
  • Buen comunicador: sabiendo trasmitir los mensajes correctamente en ambas direcciones.
  • Innovación y creatividad: buscando nuevas aplicaciones que den solución a las cuestiones planteadas.
  • Tecnólogo/internauta: en contacto directo con el mundo de internet, Redes Sociales, Comunidades Virtuales, Blogs y cualquier otra herramienta colaborativa disponible en la web.
  • Gestor de equipos de trabajo: en función de la dimensión y la actividad generada por la comunidad será necesario contar con un equipo de personas o proveedores que asumirán parte del trabajo del community manager.
  • Relaciones públicas on y offline: una vez detectados los canales más adecuados de comunicación, es conveniente estar bien relacionado para poder explotarlos al máximo.
  • Visionario: debe ser capaz de detectar las nuevas oportunidades de negocio y trasmitirlas a la empresa.

Pero más allá de las cualidades y actitudes que necesita un profesional que desarrolla su labor en los Social Media para gestionar comunidades virtuales, es fundamental que el Community Manager tenga claras las funciones que debe cumplir en la estrategia concreta que se ajusta a su empresa. Entre esas funciones es relevante la de colaborar “de forma recurrente en la organización de sus propios eventos, pues está comprobado que los encuentros presenciales son la mejor vía para cerrar el círculo relacional que se inicia en las redes sociales” (Rojas, 2011: 13).

La comunicación en los medios actuales

Los medios de comunicación han tenido un gran proceso evolutivo en el pasar de los años. Desde siempre el ser humano ha tenido la necesidad de comunicarse, y este proceso fue mejorando y ampliándose con los años de manera optimizada. El aprovechamiento de los recursos ha jugado un papel crucial aquí, sin embargo, nada de esto hubiera sido posible sin la presencia del conocimiento profesional, mismo que ha permitido un avance evolutivo constante hasta la era de la digitalización.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Este título se ha logrado mediante la creación y el diseño de un amplio portafolio educativo enfocado en el éxito y la excelencia profesional. Caso ejemplo de ello es su Facultad de Comunicación y Periodismo, donde se desarrollan posgrados tales como el Máster en Periodismo Internacional y el Máster en Periodismo Judicial. A pesar de ser excelentes opciones para el profesional si su interés se encuentra enfocado en el campo de la digitalización, no cabe duda que su mejor decisión será optar por el Máster en Periodismo Multimedia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir