Panorama de los medios de comunicación online
El panorama de los medios de comunicación online hacen parte del proceso de evolución tecnológica en la comunicación mediante medios digitales.
facultad de periodismo y comunicación
lun. 11 de oct. 2021
0

Ante la perenne crisis económica, la aparición de Internet o la pandemia de la COVID-19, entre otros fenómenos, el panorama de los medios de comunicación online no deja de enfrentarse a diversos problemas. La comunicación en la actualidad es realmente desalentadora, mantiéndose llena de dudas e incertidumbre, aunque también de motivadores retos y crecientes posibilidades.

En los últimos tiempos han cambiado los formatos, los hábitos de consumo, el número de medios y hasta las funciones del periodista, ahora multiplicadas. Para trabajar en un medio de comunicación online se requiere de capacidades para redactar adecuadamente en momentos de presión, saber programar, grabar podcast y vídeos, o dar un uso responsable e inteligente a las redes sociales.

Tal y como refleja el informe anual de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), Internet es el soporte que más ha crecido en las últimas dos décadas, a pesar de haber sufrido un aparente parón en estos años. En general, las tendencias se mantienen fijas. La televisión, que continúa siendo líder en consumo, y la radio, siguen manteniendo un importante nivel de audiencia en la población y sin dientes de sierra, salvo en la época del confinamiento a causa de la pandemia, cuando el consumo de estos medios, por necesidad de conocer más sobre el virus y la disponibilidad de más tiempo en el hogar, se disparó.

Por su parte, los periódicos y las revistas mantienen su constante desplome en las ventas, y la aparición del coronavirus supuso para muchos de estos medios mayores inconvenientes, no solo porque el riesgo para la salud que implicaba salir a la calle para acercarse a un quiosco, algo que la mayoría de los consumidores trataba de evitar, sino también porque el impacto del virus provocó el cierre de no pocas empresas.

Cambios en la modernidad

Según la Asociación de Medios de Información (AMI), los ingresos en publicidad durante los primeros días del confinamiento cayeron entre el 75 % y el 80 %. En el primer trimestre de 2020, el retroceso fue del 26 % en papel y del 14 % en los medios digitales. El sector solicitó ayudas para evitar los cierres, pero estas no llegaron o las medidas adoptadas fueron insuficientes. Estos son algunos indicadores de la situación:

  • 15 millones de euros fueron entregados a las televisiones privadas.
  • El IVA digital se redujo exponencialmente.
  • Se aprobó la exención de cotizaciones para las empresas privadas.

Pese a que las grandes cabeceras continúan luchando contra lo que parece inevitable (la desaparición del papel), se siguen estudiando fórmulas para lograr que Internet, fuente principal del presente y el futuro, sea rentable. Sin embargo, hoy en día continúa sin serlo pese a que, como refleja un estudio de AMI, siete de cada 10 españoles consideran a la red de redes como su principal fuente de información. De hecho, un 56,5 % de los internautas apunta a las redes sociales como su principal fuente de información.

Según la AIMC, “lo que muchos desconocen es que son los medios de comunicación tradicionales y los profesionales de la información los que crean mayoritariamente el contenido que se lee y se comparte”. Igualmente desconocen que, salvo la complicada actualidad, las webs de los medios que mantienen sus diarios en la calle están alimentadas principalmente con las informaciones que han salido publicadas en los periódicos en ese mismo día.

Del mismo modo, gran parte del contenido noticioso que se genera para la página web se aprovecha para el periódico del día siguiente. Esta dinámica es, en buena medida, una forma de ‘canibalismo’, como se denomina en publicidad.

Panorama de los medios de comunicación online; métodos y técnicas

Si la principal misión de los diarios en papel es el de informar, el de los medios online es entretener, especialmente porque sus ingresos son mayores cuanto más tiempo pase el usuario navegando por sus respectivas páginas web. A más páginas vistas, más scroll o más vídeos consumidos, se produce más publicidad y, por tanto, se generan más ingresos. Pero eso tiene sus riesgos, pues la menor seriedad y rigurosidad está llevando a muchos de los medios a perder credibilidad. Por ello, tal y como explica Any Pérez en Periodismo CR, todo medio debería seguir estos principios:

  • Fuentes confiables: Siempre se debe citar el origen de los datos y las declaraciones con fuente verificable (documento, testimonio, etc.)
  • Verificación: Corroborar la veracidad de cada dato, declaración y todo insumo utilizado en la información.
  • Equidistancia/balance informativo: Busca y registra más de una versión diferente sobre los hechos, pero no solo por registro, sino para confrontarlas con su propia investigación (incluidos contexto y antecedentes).
  • Equidad (Fairness): El profesional debe buscar y registrar la declaración de las fuentes de la que trata la información, en especial si es una acusación. Si no lo consigue, debe explicar a la audiencia con dato verificable su intento por conseguirla.
  • Precisión/Exactitud: Consiste en buscar y registrar con fuente fiable y verificable en forma independiente para la audiencia cada dato o declaración incluida en la información.
  • Completitud: El profesional trata la mayor cantidad de subtemas o ángulos relevantes sobre el hecho del que informa (incluidos datos de contexto y antecedentes).
  • Originalidad: Se da prioridad al contenido de agenda propia.
  • Transparencia: Ofrece a la audiencia toda la información relevante sobre su identidad, sus colaboradores y relaciones con otros actores sociales.

Tecnología aplicada al periodismo deportivo

Marta Gil Ramírez y Ruth Gómez profundizan en la edición de verano de 2020 de la Revista Internacional de Comunicación sobre el uso del smartphone en el periodismo actual. «Hace poco más de veinte años, el consumo de información a través de los medios tradicionales escasamente se parecía al actual. Un consumo tipo podría representarse en una persona que leía el periódico a primera hora, veía el telediario en su edición del medio día o de la noche y escuchaba algún boletín radiofónico a lo largo del día.

Tras la llegada de Internet, los medios masivos no tardaron en tener su versión digital en la Red. En este contexto, cualquiera en un PC podía consultar la información que deseara cuando quisiera. El consumo se liberaba así de restricciones temporales, pero aún quedaba la limitación espacial. Hoy en día, smartphone en mano, el consumo es ubicuo. La información se puede consultar everywhere, at all times. El móvil representa en la actualidad un paradigma de la concepción MacLuhaniana a partir de la cual una tecnología se concibe como una extensión del cuerpo humano, de nosotros mismos” (López, Westlund y Silva, 2015, p. 129).

Con los primeros teléfonos móviles, el consumo de información se benefició de la portabilidad y la ubicuidad. Con el siguiente escalón, es decir, con la llegada de los smartphones, a estas características se suman otras propias de los dispositivos multifunción, como la multimedialidad, la hipertextualidad y la interactividad facilitada por los altos niveles de usabilidad (Canavilhas, 2013). “Los continuos avances en telefonía móvil están haciendo de este dispositivo la principal tecnología de la convergencia, una especie de ‘mando a distancia universal’ capaz de almacenar los diferentes usos y prestaciones de los múltiples sistemas mediáticos” (Márquez, 2017, p. 61).

La importancia de los canales de comunicación

Dentro del campo de la comunicación existen diferentes canales en los cuales el profesional debe prestar especial atención dependiendo de ciertos factores. Esto le brindará una ventaja al profesional, ya que sus mensajes será emitidos de forma adecuada y llegarán a su público objetivo. Para ello, es necesario que el profesional de capacite de forma constante, teniendo en cuenta los cambios a nivel tecnológico que atraviesa la humanidad.

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado como la mejor universidad online del mundo. Esto ha sido gracias a su amplio portafolio educativo dedicado al profesional moderno en diversos campos. En el caso de su Facultad de Comunicación y Periodismo se encuentran posgrados como el Máster en Dirección de Comunicación Corporativa y el Máster en Periodismo Fotográfico. Sin embargo, para aquellos profesionales enfocados en el desarrollo en el deporte, su mejor elección será el Máster en Periodismo Deportivo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir