El mercado del arte
El mercado del arte se genera a través de los diferentes eventos artísticos que se presentan en una sociedad, el dar valor a el trabajo artístico permite nuevos horizontes dentro de esta área.
facultad de periodismo y comunicación · periodismo
vie. 05 de feb. 2021
0

A la hora de definir arte existe la posibilidad de encontrarse con el mismo problema que cuando se define el término cultura. Existen diversas definiciones y no hay un concepto establecido claramente porque cada persona o entidad puede entender el mercado del arte de una manera en concreto. Según Antonio Fernández, Emilio Barnachea, Juan R. Haro y Ana González en su libro Artis, definen al arte como un medio de comunicación, o sea, un lenguaje con el que el artista expresa imágenes de la realidad física y humana, y sentimientos.

Dentro del arte existe relación con el lenguaje artístico que deriva de la tendencia innata o necesidad de expresión que se tiene los humanos. No es una actividad superflua sino un impulso vital, que hace del arte un instrumento clave para conocer la realidad. Dentro del arte se debe recordar dos puntos en concreto:

  • La grandeza de una obra de arte se halla en su capacidad de impresionarnos. Por ejemplo, las Pirámides de Egipto, una pintura del siglo XX de Picasso o una escultura de Miguel Ángel.
  • Por encima de las fronteras del espacio y tiempo, el arte aparece como un lenguaje universal.

Juan Ramón e Isabel Montero

Por otra parte, se toma como referencia la definición que Juan Ramón e Isabel Montero realizan sobre el mercado del arte:

En un sentido localista como aquel en que se comercializan obras de arte, fundamentalmente por parte de unos intermediarios que son los galeristas, subastadores, y demás agentes, los cuales ponen a disposición de los compradores, coleccionistas o no, las obras producidas por los artistas. Asimismo, se debe resaltar la importancia del conjunto de relaciones existentes entre los vendedores, museos, coleccionistas y artistas, así como el papel que cada elemento juega en el mercado del arte y que queda especificado por su relación con el resto de los elementos.

Entorno de la industria cultural y creativa: el lugar de las organizaciones culturales

El entorno que engloba a las industrias culturales y creativas es muy amplio. En primer lugar, se va a tratar este entorno dentro del mercado del arte, ya que en este mercado existen varias organizaciones en donde se llevan a cabo diferentes actividades relacionadas con el tema del arte. En este caso se habla de estas organizaciones como una forma de distribución comercial artística.

Dentro del mercado del arte hay expertos que defienden que los compradores pueden ser codificados en grupos de mayor o menor homogeneidad y todo ello versa dependiendo de sus propias motivaciones. Por ejemplo, una investigación de Arts Economics reveló que la mayoría de los coleccionistas se mueven por motivos estéticos, creativos, intelectuales o históricos frente al dinero.

Pero, se debe de tener en cuenta cuando se habla de ellos, pues debido a la actual situación económica, el poder adquisitivo juega un papel fundamental. En este sentido, el mercado medio (en lo que se refiere a precios) parece ser uno de los más afectados por la crisis global que se produjo entre 2008 y 2009, mientras que los mercados alto y bajo supieron resistir de una manera más efectiva la crisis.

¿Qué se entiende por distribución comercial artística?

Montero (2003) establece que es “aquella que hace referencia a la intermediación entre los sectores de producción (el artista) y el consumo (los clientes); ambos constituyen los agentes interdependientes que tratan de lograr que una obra de arte esté disponible para su adquisición”.

La entrega de la obra a través de estos canales se realizará en el lugar y el tiempo adecuados, por un precio acordado previamente y al cliente convenido. Es importante establecer los diferentes canales de distribución y saber cómo son utilizados por el artista:

  • Cuando los clientes potenciales sean poco numerosos e identificados con facilidad, el artista recurrirá a la utilización de un canal directo para vender su obra. Esta forma de comercialización es la más utilizada por los talleres artesanales o artistas plásticos, es decir, los pintores y escultores que comercializan con pequeños volúmenes de producción.
  • Canal directo, que es el servicio que usan agentes o intermediarios para realizar una o más funciones dentro del círculo de distribución artística. Actualmente, este canal de distribución es el que más se usa a través de las galerías de arte que actúan como intermediarias en la producción del artista. Esta asume todas las funciones de intermediación a cambio de la exclusividad del mismo.

Además de las galerías existen otros miembros e intermediarios dentro de un canal de distribución artística. Pueden ser empresas o individuos que situados entre el productor (artista o taller) y el cliente final (consumidor de la obra de arte) realizan alguna función de distribución. Sin embargo, ¿Qué pasa con los artistas que cuentan con menos recursos o capacidades para comercializar sus obras? Ellos suelen recurrir a intermediarios para establecer cooperaciones verticales. Así pueden adquirir el conocimiento y la ayuda necesaria para asegurar las tareas de distribución, pero ¿Cuáles son?

Marchantes

Son el principal intermediario y también son conocidos por ser comerciantes ambulantes, ya que no poseen un establecimiento fijo. Actualmente, la figura del marchante es la que se sitúa entre los galeristas y un artista en concreto al que apoya y ayuda, al mismo tiempo que ese beneficia. En concreto los marchantes suelen ser promotores audaces, entendidos en el sector y son empresarios de un arriesgado negocio. Ejemplo de ello sería Ambroise Vollard, quien según algunos, dio a conocer a Daniel-Henry Kahnweiler, este fue promotor del Cubismo como una de las pioneras vanguardias del siglo XX.

Casas de subastas

Son el eje principal del mercado del arte y de los coleccionistas, no solo en clientes sino también en piezas. El funcionamiento de estos espacios es fácil, accesible y se puede difundir de una manera más sencilla. El personal que trabaja en este lugar y que informa de las peculiaridades del producto tanto al vendedor como al comprador debe ser especializado, con titulación superior, además, esta persona dispone de una amplia experiencia y documentación abundante para poder realizar su trabajo con la mayor determinación.

Las casas de subastas en internet

Durante los últimos años se ha producido un boom de las subastas que se están realizando a través de internet. Este método ha llegado sustentando por las nuevas tecnologías permitiendo, por lo tanto, al mediano y pequeño coleccionista entrar en este mercado. A través de esta forma los clientes y coleccionistas pueden pujar por las piezas constantemente en donde se van introduciendo de forma paulatina nuevos lotes durante varios días.

En este sector más digitalizado hay firmas especializadas, que se alían con las casas de subastas para dar credibilidad a sus objetos de arte, como sociedades de condominio artístico (bancos de datos, revistas, entre otros) que introducen un servicio de ventas.

El mercado del arte como herramienta actual

El arte se ha convertido para el ser humano en algo vital, en su herramienta para nutrir su cerebro. Por ello la relevancia del mismo ha crecido exponencialmente en la sociedad actual. El arte busca llenar de diversas formas el intelecto y las emociones del ser humano y es necesario que su globalización sea continua y constante.

Por esta razón, se hace necesario dar cubrimiento a estos eventos artísticos en la mayor medida posible. TECH Universidad Tecnológica conoce la importancia de esto, por ello diseñó la Facultad de Periodismo y Comunicación. En ella es posible hallar especializaciones enfocadas en el desarrollo y éxito profesional. Ejemplos claros de la misma son la Maestría Guion Audiovisual y la Maestría en Investigación Periodística y Reporterismo de TV.

Por otro lado, TECH pensó en aquellos profesionales enfocados en el arte y diseño la Maestría en Periodismo Cultural. En ella, el profesional se convertirá en un especialista de la materia en tan solo un año. Además tendrá acceso al acompañamiento durante toda su especialización por parte de expertos en el área.

Artículos relacionados

1 /

Compartir