Innovación en gestión del talento y las personas
La innovación en gestión del talento y las personas es una de las características y habilidades que posee y domina el administrador en empresas de comunicación.
facultad de periodismo y comunicación · dirección general en comunicación y periodismo
lun. 08 de nov. 2021
0

En los últimos años, la función de recursos humanos ha sido afectada por cambios en el entorno. Para adaptarse a los nuevos cambios y destacar entre la competencia se les presentan nuevos desafíos, por lo que deben adoptar nuevas estrategias en sus organizaciones, y la incorporación de nuevas tecnologías a la gestión del talento les hace plantearse el hecho de practicar la innovación en gestión del talento y las personas. La innovación contribuye a la ventaja competitiva de la empresa permitiéndole diferenciarse en el mercado y creando nuevas oportunidades de negocio.

Los factores que influyen en la innovación, la relación entre flexibilidad de recursos humanos e innovación toma un papel importante. Mismos que en muchos casos no se ha tenido en cuenta. La flexibilidad permite a las empresas reaccionar frente a los cambios del entorno y contribuir incluso de forma proactiva al proceso de innovación. La flexibilidad de recursos humanos es importante porque sus distintas dimensiones o prácticas pueden influir en la capacidad de innovación de las empresas.

Por ejemplo, las prácticas de flexibilidad funcional, como los equipos multifuncionales, pueden contribuir a una mayor difusión de conocimientos. Esto para mejorar la capacidad innovadora de los empleados. De modo similar, las empresas que contratan servicios intensivos en conocimiento a través de profesionales externos pueden reducir los obstáculos del proceso de innovación.

Por ello, si los departamentos de Recursos Humanos quieren desempeñar un papel destacado en sus respectivas compañías y contribuir a impulsar el negocios, es imprescindible que den un paso al frente y abracen la innovación como un eje fundamental de todo su trabajo. Esto no significa implementar solo nuevas herramientas y procesos tecnológicos, sino cambiar la forma de hacer las cosas en muchas de las facetas de su relación con los empleados.

Innovación en las organizaciones

Las Organizaciones modernas se desarrollan en un entorno altamente cambiante. Las tecnologías caducan rápidamente y con ellas sus ventajas de ingreso y competitividad, dejando atrás toda una infraestructura creada para tal efecto. Así, poniendo a las Organizaciones en puntos críticos para mantenerse en el mercado. Están obligadas a buscar alternativas para superar los retos futuros y mantenerse con vida en la competencia internacional. De esta manera, alcanzando niveles de eficiencia, eficacia y calidad estandarizados para la actividad que desempeñan.

El proceso de innovación en las organizaciones es la constante que marca a aquellas consideradas como las mejores. Las empresas más competitivas están comprometidas y seguras de que con “Innovación” es como pueden sobresalir en un océano de productos y servicios parecidos, ofertas similares y donde se hace cada vez más difícil diferenciarse de la competencia. Para ser una organización innovadora es necesario estimular un ambiente de innovación. Esto implica estar preparados para cometer errores y para alterar las relaciones de poder.

Hay que tener muy presente que el exceso de control impide que la innovación tome fuerza, por lo que hay que ser más flexibles. Las compañías y sus líderes consideran la innovación como una prioridad, pero muchas veces no convierten sus dichos en acción.

Se pueden ver empresas innovadoras en sus procesos como Sofasa, Orbitel, EPM, entre otras. Estas premian las nuevas ideas y castigan a quienes no las generan. Dedican, además, su gente a planear cosas que, aunque al principio parezcan absurdas, pueden convertirse en grandes ideas. Hay que prepararse para innovar y esto también implica reinventarse constantemente. No puede haber innovación sin renovación.

¿Qué es la innovación en recursos humanos?

Si hay un concepto que cada vez es más utilizado en el entorno de la gestión de personas, ese es el de la innovación. Sin embargo, en ocasiones no está claro qué es la innovación, hacia donde va, cuáles son los retos, las ganancias y las posibles dificultades. Por lo anterior, en este espacio se abarcará este concepto y se verá su aplicación en los procesos de Gestión Humana.

Para tener en cuenta, la innovación no es considerada solamente como el desarrollo de nuevos productos, servicios o la inclusión de nuevas tecnologías; La innovación puede estar orientada en la generación de nuevos procesos. Así pues, optimización de los mismos o hasta en la generación de diferentes formas de relacionamiento dado dentro de una organización.

La innovación teniendo en cuenta el talento humano asegura el fortalecimiento de competencias como creatividad, trabajo en equipo u orientación al resultado, permitiendo alcanzar aquellos objetivos que la organización se ha planteado. Ahora bien, la innovación surge desde la generación de ideas, ideas que en ocasiones parecen fuera de contexto o poco aplicables, sin embargo, brindan una opción dando posibilidad a la creación de diferencia ante la competencia, un cliente, o en sí, frente a la misma cultura organizacional.

Cuando una organización desea iniciar un proceso de innovación, lo primero que debe tener en cuenta es su equipo o talento humano, debe conocer sus ideales, rasgos de personalidad, sueños y motivaciones, puesto que solo a través de esto se puede apalancar el desarrollo de nuevos proyectos. Adicionalmente, es en este momento en el que el rol de los líderes cobra gran importancia, puesto que son aquellas personas capaces de dirigir, crear y reconocer en cada una de las personas aquellas habilidades que favorecerían el desarrollo de las nuevas ideas.

El talento como recurso de innovación

El talento es poner en valor lo que cada individuo sabe hacer. Por lo tanto, se puede decir que es la capacidad de ejercer determinada profesión u ocupación, como consecuencia de las aptitudes o habilidades, el conocimiento y experiencia que se haya adquirido a lo largo de la vida. Gestionar talento consiste en decidir qué se va a hacer con él, detectar el tipo de profesional que tiene la empresa, y ser consciente de aquello en lo que profesional puede destacar e intentar retenerlo.

En las empresas, una adecuada gestión del talento permite el desarrollo colectivo y este es el gran reto para las empresas y organizaciones en el siglo XXI, ya que las entidades que se diferencien en sus modelos de gestión podrán diferenciarse para adquirir ventajas competitivas frente a la fuerte competencia empresarial. Para gestionar el talento las compañías necesitan aplicar distintas políticas de recursos humanos en función de las distintas áreas, combinar políticas de innovación y conservadoras.

Según el informe de ESADE InnovaRH Cómo gestionar el talento para la innovación: La organización ambidextra, la clave está en la organización ambidextra, aquella que sabe explotar los conocimientos que ya tiene y al mismo tiempo es capaz de ser innovadora, es decir, explorar los conocimientos que ya posee minimizando los errores y estar dispuesta a ahondar en nuevas vías de acción sin miedo al fracaso.

Innovación en gestión del talento y las personas aplicada en la comunicación

Las empresas de comunicación son un sector tan amplio como sus productos y servicios en sí. Cada día la demanda de las mismas crece constantemente, generando mayor cantidad de plazas de empleo, además de ampliar su espectro de aplicación a diversidad de campos. Es por esta razón, que detrás de cada una de las operaciones y acciones que son realizadas allí, debe existir la presencia de una figura profesional. Este debe contar con el conocimiento total y actualizado acerca de cada habilidad que debe ejecutar en su labor.

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Esto se ha logrado mediante el diseño de un amplio portafolio educativo dedicado enteramente a la construcción de habilidades profesionales. Caso ejemplo de ello es su Facultad de Comunicación y Periodismo donde destacan posgrados como el Máster en Guion Audiovisual y el Máster en Periodismo Cultural. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan complementar su información en el área de la gestión enfocada en la comunicación, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Dirección de Empresas de Comunicación.

Artículos relacionados

1 /

Compartir