La importancia del vídeo

La importancia del video es alta debido al impacto que genera el mismo en la audiencia en medios digitales.

viernes, 29 de julio de 2022
0

La importancia del vídeo se centra en que esta pieza tiene cincuenta veces más de posibilidades que un texto de posicionarse, pues llama más la atención, es más fácil de consumir, permite mostrar de manera más clara los sentimientos, se adapta mejor a los dispositivos móviles, etc. Queda claro, de esta manera, que un vídeo vale más que mil palabras. Es el formato del momento, el que atrae a los millenials, el que está generando más líderes de opinión, e influencers. El profesional de la comunicación no puede vivir ajeno a ello. Internet ha modificado el sistema mediático y ha convertido al vídeo en un formato imprescindible. Se espera que el alumno conozca la importancia que ha adquirido en el ecosistema mediático, las posibilidades que ofrece, los distintos formatos, la dimensión adquirida por YouTube o las alternativas que existen.

No se trata de una sensación; lo dejan bien claro las estadísticas: más del 80 % de los internautas españoles consume vídeos online a diario, llegando el tráfico de Internet casi al 50% únicamente con los vídeos online. Además, el 70 % de los resultados que ofrecen los motores de Google por búsquedas son de vídeos y las redes sociales, incluso las de texto, como Twitter, cada vez están apostando más por la imagen en movimiento.

La siguiente es una transcripción del artículo “Crece la importancia del vídeo en el periodismo digital”, publicado por el periódico La Vanguardia el 2 de octubre de 2006: “Varios expertos de México y Estados Unidos han reconocido la importancia del vídeo en el periodismo digital y justificaron su creciente aplicación por el aumento de las visitas que ha significado para los portales de Internet». Esta cuestión fue el tema central del seminario Los periódicos ante la revolución digital.

Rasgos del vídeo online

El trabajo «El desarrollo del vídeo informativo en la red: formatos y casos de éxito» desarrollado por José A. García Avilés y la Universidad de Elche (2015), explica con claridad cuáles son los rasgos del vídeo online; “Cuando el vídeo salta al ciberespacio se convierte en un elemento adicional del lenguaje hipertextual; así se interrelacionan los elementos del audiovisual con los de la web. Esto permite que cualquier contenido pueda enlazarse con fuentes, usuarios y otros contenidos” (Arias, 2013, citado por García, 2015).

“Los consumidores valoran la mayor flexibilidad, usabilidad y comodidad del vídeo online, que no se halla ligado a la emisión del contenido en una franja horaria, como en la televisión tradicional; el usuario puede visionarlo cuándo y dónde quiera. Como señala Arias (2013), mediante el uso de enlaces, los usuarios categorizan el conocimiento (etiquetas), vinculan unas aplicaciones con otras, actualizan la información seleccionada (RSS) o recuperan núcleos significativos de información gracias a la agregación de las opiniones en un proceso de generación de conocimiento colectivo.

El vídeo online amalgama una gran variedad de elementos narrativos; imagen en movimiento, imagen estática, sonido ambiente, infografía, rotulación, declaraciones, música e insertos. Esto con una hibridación tecnológicamente compleja que es asimilada por el público, especialmente por los más jóvenes” (García, 2015).

“Los productores de vídeo online incorporan la mayoría de los recursos y formatos del periodismo televisivo, que habían sido renovados gracias a la digitalización de las redacciones a comienzos del milenio (Banidrés et al., 2000). Cuando se trata de construir discursos informativos que utilizan la tecnología para interpretar la realidad, como hacen los periodistas, conviene plantearse cómo las herramientas digitales pueden potenciar o pervertir la función informativa de la imagen (Ráfols, 2011).

Brevedad

“El vídeo online -continúa- también ha ido desarrollando su propia narrativa. En el caso de vídeos diseñados específicamente para consumo en dispositivos móviles, con un reducido tamaño de pantalla, se apuesta por incluir planos cortos (en especial, primeros planos), imágenes con pocos movimientos de cámara, transiciones claras y ritmo de edición ágil” (García, 2015). Otro de los rasgos del vídeo online es “su brevedad”; “La mayoría de los vídeos online de producción propia en los ciber-medios se caracteriza porque no suelen superar los tres minutos de duración (Negredo, 2013).

La competencia con otros formatos, la creciente lucha por captar la atención de los espectadores y el consumo de vídeo en pantallas reducidas fomentan que los vídeos online sean muy breves. La viralidad es otro concepto clave para entender la popularización del vídeo online. Un vídeo se convierte en viral cuando alcanza un número muy elevado de reproducciones. Este concepto se fundamenta en que las reproducciones de un vídeo deben corresponderse con el número de veces que haya sido compartido entre usuarios (logrando cifras muy altas), y no con la promoción masiva a través de otros canales (Teixeira, 2012).

La mayoría de las campañas virales de éxito en la Red tienen como protagonista un único vídeo. Es decir, una pieza que, si logra conectar con el imaginario colectivo, tiende a ser compartida; lo que retroalimenta la promoción de marcas o mensajes a un coste muy reducido y con notable efectividad” (García, 2015). Seguramente, fue la aparición de YouTube lo que propició la ahora gran familiarización con los vídeos de las personas. Mismos quienes incluso se han acostumbrado a escuchar música o consultar unas instrucciones en este formato.

Plataformas

Actualmente, la tecnología permite grabar, editar y publicar vídeos de manera muy sencilla con algo que tiene todo el mundo, un smartphone, y con aplicaciones gratuitas como la del propio YouTube. Sin embargo, existen alternativas interesantes, como Vimeo, DailyMotion, Metacafe, Google Vídeo o 9Gag, tal y como destaca Filmora:

  • Vimeo: Es la plataforma alternativa a YouTube más popular. Una de sus principales diferencias con YouTube es que es libre de anuncios. Además, es conocida entre creativos y artistas, ya que permite subir vídeos de alta calidad y compartirlos con millones de usuarios. Por otra parte, es la página similar a YouTube más popular donde también se pueden generar ingresos. Vimeo consta de varios planes de suscripción. Tiene el plan gratis con el que se pueden subir tus videos de forma gratuita, pero el servicio tiene algunas limitaciones.
  • Metacafe: Esta plataforma similar a YouTube ha ido ganando terreno en los últimos años. Tiene muchas funciones parecidas como, por ejemplo, crear una cuenta, subir vídeos, consultar las tendencias y recibir recomendaciones de canales. Además, todos los vídeos están clasificados por temáticas. La diferencia con YouTube es que se enfoca sobre todo en contenido viral y se encuentra menos contenido educativo y de calidad.
  • Google Video: Es un portal similar a YouTube, pues funciona como un buscador que permite encontrar vídeos en las plataformas más famosas de contenidos de digitales. Es cierto que da prioridad a los vídeos de YouTube, pero, definitivamente, ofrece más variedad de resultados que cuando se realizan búsquedas en cada plataforma por separado.
  • 9Gag: Es una plataforma donde se puede encontrar contenido de entretenimiento, parecido al que muestra YouTube. Tiene cientos de categorías de vídeos, casi todos de tipo viral.

Las herramientas del periodista

El comunicador profesional cuenta con un portafolio de herramientas que deben ser utilizadas según lo exija la situación. Desde la investigación y recolección de información, hasta el proceso de emisión de informes y noticias a los espectadores, él mismo debe desenvolverse adecuadamente en cada caso. En el caso de la gestión de estrategias digitales, debe conocer a cabalidad el funcionamiento y desarrollo de que acciones deben ejecutarse para atraer a la audiencia y mantenerla fiel a su canal de emisión.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla y amplia constantemente su oferta educativa enfocada en el profesional moderno. Esto ha generado que muchos de sus egresados cuenten actualmente como algunos de los mejores expertos del mundo. Caso ejemplo de ello se da al interior de su Facultad de Comunicación y Periodismo, donde destacan posgrados tales como el Máster en Periodismo Multimedia y el Máster en Periodismo Internacional. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan enfocar sus esfuerzos intelectuales en el área deportiva, no cabe duda que su mejor decisión será tomar el Máster en Periodismo Deportivo.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir