Historia de la publicidad
La historia de la publicidad ha tenido un gran impacto en como percibimos esta práctica en el mundo moderno.
facultad de periodismo y comunicación
vie. 25 de mar. 2022
0

La publicidad es una forma de la comunicación que lo que pretende es incrementar el consumo de un producto o de un servicio, insertar una nueva marca, producto o servicio dentro de los mercados, mejorar su imagen de cara a los consumidores mediante campañas que se difunden en los medios de comunicación siguiendo un plan estratégico. Para realizar los planes estratégicos se realizan estudios de diferentes disciplinas. Se puede decir que la publicidad tiene ciertos objetivos que están relacionados con lo que quiera el anunciante en relación con la realidad del mercado. La historia de la publicidad ha sido un proceso de alto impacto en la sociedad y la comunicación, y es por ello que esta información resulta base para el profesional.

  • La publicidad informa a los consumidores sobre los beneficios de un determinado producto o servicio, resaltando la diferencia sobre otras marcas.
  • La publicidad lo que busca es inclinar por medios psicológicos la balanza motivacional de los individuos hacia los productos o servicios anunciados, de manera que crezca la probabilidad de que el consumidor quiera lo que se oferta en el anuncio.

Este proceso no ha sido igual siempre, sino que ha sufrido un proceso histórico. Gran parte de los investigadores considera que las primeras expresiones de publicidad se remontan a épocas antiguas, otros que no serían publicidad tal como se conoce ahora, entonces sitúan los orígenes más tarde. Por eso, al contrario de lo que se pueda pensar, la publicidad no es un concepto creado recientemente. La publicidad tiene el papel de divulgar productos, servicios y marcas con el objetivo de estimular las relaciones comerciales.

Origen

Hay que remontarse a los orígenes de la publicidad hasta la Antigüedad. Los anuncios en un principio tenían el fin de informar, dar a conocer de forma interesada para quien anunciaba, pero no se diferenciaba tanto de las informaciones. La publicidad es paralela al nacimiento del comercio, así que va de la mano en cuanto a historia. En el mundo Antiguo de Grecia existía la comunicación oral a través de los heraldos, que eran anuncios oficiales que hacían unos funcionarios que actuaban como pregoneros. Los anuncios privados anunciaban que llegaban mercancías, por ejemplo, o que se escapaban esclavos.

Se sabe que existen porque aparecen en obras literarias. Más tarde, en el Imperio Romano se extiende la costumbre y aparece la “enseña” para localizar los centros de trabajo, ocio o venta. Roma también incluye el texto escrito en el “álbum” y “libellus”. El álbum es una superficie blanqueada para escribir, puede ser pergamino, papiros, paredes… Fue muy remarcable en la etapa de Roma lo de realizar escritos en las paredes para anunciar o reivindicar algo. El libellus sería el antecesor del cartel. Esto con un tamaño menor al álbum, se escribía primero y luego se colocaba en la pared y se solía usar para incitar a la lucha.

Posteriormente, en la edad media, la publicidad era aún menor. Con los gremios, que eran asociaciones profesionales, los comerciantes se unen para proteger sus empleos, crean calles gremiales en las que se agrupan todos los artesanos de un tipo. Los gremios no permitían la publicidad porque la consideraban competencia desleal. Por ejemplo, los carteles debían ser de igual tamaño, ninguno podría sobresalir y por ello se retrasa la publicidad.

La Revolución Industrial y la publicidad

A partir de 1453, la llegada de la imprenta permitió una difusión más extensa de los mensajes publicitarios. Además, con la aparición de nuevas ciudades que se formaban, la publicidad también se consolida como un instrumento de comunicación a través de la prensa. Con la Revolución Industrial, la publicidad moderna comienza a evolucionar en Estados Unidos y Gran Bretaña a finales del siglo XVIII. Aparecen en este momento los agentes de publicidad.

El primero fue Volney B. Palmer que inauguró en Filadelfia una oficina de éxito. En el siglo XIX se llevaron a cabo muchos cambios que afectaban a la vida, como la importancia de la economía como ciencias ligadas a las revoluciones industriales. Se pueden observar las revoluciones según los ámbitos.

  • Económica: Dos revoluciones industriales, la primera entre 1750 y 1840 y la segunda entre 1880 y 1914.
  • Política: Surgieron las Revoluciones Burguesas, iniciadas por las ideas del siglo XVIII que llevarían al imperialismo y a buscar conexión con el movimiento obrero.
  • Filosófica: Surgen nuevas corrientes como el idealismo absoluto, el materialismo dialéctico, nihilismo y nacionalismos.
  • Artística: Comienzan surgiendo movimientos como el impresionismo y luego las vanguardias.

Se puede decir que la publicidad moderna nace a finales del siglo XIX junto con la II Revolución Industrial, ligada al auge del capitalismo y de la producción de masas. Esta situación da la necesidad de una comunicación masiva con los consumidores. A su vez, los medios de comunicación que quieren tener independencia de otros poderes ven en la publicidad una oportunidad de financiación. En la primera etapa de la publicidad moderna son los medios de comunicación los que venden espacios publicitarios a través de agentes que se llevaban una comisión, pero sin intervenir en la realización y creación del anuncio en sí.

El desarrollo de la Industria Publicitaria

A mediados del siglo XIX en EEUU es donde comienza realmente el desarrollo de la publicidad como industria. La publicidad empieza a cobrar importancia por el desarrollo causado por la Revolución Industrial, tanto a nivel social como tecnológico. Las funciones de la publicidad serían informar y educar. A finales del XIX fue John Wanamaker quien revolucionó las ventas al detalle y contrató al primer redactor publicitario para introducir elementos periodísticos cuando redactaba los anuncios para que fueran más precisos y novedosos.

Durante el siglo XIX gran parte de la publicidad se situaba en soportes físicos como periódicos, carteles, panfletos. Las revistas eran aún un medio que se reducía a las personas más adineradas, contenían contenido político, relatos, actualidad sobre el arte, sobre la moda… A principios del siglo XX el volumen de la publicidad empezó a tener mayor valor, mayor difusión y sentó sus bases con el primer código de ética que se llamaba “La verdad en la Publicidad” en 1911. En la Primera Guerra Mundial fue cuando se utilizó por primera vez la publicidad como un instrumento de acción social.

Tras la guerra, la agencia JWT fue la que le dio el auge a la publicidad con la innovación en la redacción y administración a manos del matrimonio Resorts. Estos desarrollaron el concepto de servicio de cuentas publicitarias y nombre de la marca. Fueron pioneros en la investigación de marketing de marca. Más tarde, con la aparición y generalización de la radio, aparecieron problemas para la publicidad, ya que las agencias tuvieron que buscar a personas que redactaran también textos que estuvieran pensados para reproducirse de forma sonora y esto suponía una inversión económica mayor.

La publicidad en la modernidad

El campo del marketing ha tenido una evolución constante durante los diferentes cambios que ha producido la humanidad en su etapa histórica. Esto ha permitido que se amplíe a diferentes campus mediante el uso de diferentes canales de comunicación textuales y no textuales. Ejemplo claro de ello resulta la publicidad donde mediante el empleo de imágenes y gráficas se envían mensajes de forma directa e indirecta a un público objetivo. El manejo de ello depende de los conocimientos del profesional en este campo, mismos que son adquiridos en muchos casos mediante la especialización académica.

TECH Universidad Tecnológica desarrolla actualmente un amplio portafolio educativo enfocado en la alta calidad y la excelencia profesional. Ejemplo claro de ello es su Facultad de Comunicación y Periodismo, donde destacan posgrados tales como el Máster en Periodismo Audiovisual y el Máster en Comunicación Publicitaria. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar su educación base en el campo de la publicidad, no cabe duda que su mejor decisión será optar por el Máster en Publicidad y Relaciones Públicas.

Artículos relacionados

1 /

Compartir