Elementos de la trama

Los elementos de la trama hacen parte del proceso de narración adecuada de una historia inmersiva y atrapante.

viernes, 29 de julio de 2022
0

Los elementos de la trama son los que llevan a comprender cómo se quiere narrar. En este artículo se van a trabajar los elementos de la trama audiovisual que le dan la misma la fortaleza que necesita para ser solvente: la coherencia, la verosimilitud, los géneros y subgéneros, los personajes, el tono, el arco dramático, las tramas, subtramas, conclusión, y por último el tratamiento. “La trama es una de las técnicas más menospreciadas del arte de la narración. Los guionistas saben la importancia que tienen los personajes y el diálogo aunque, probablemente, no sepan cómo aplicar las técnicas correctamente.

Pero, cuando se trata de escribir la trama, piensan: ya me pondré con eso cuando llegue el momento, que, como es natural, no llega nunca. Dado que la trama conlleva un intrincado entretejido de personajes y acciones a lo largo y ancho de toda la historia, es una técnica inherentemente compleja. Debe formarse de manera muy detallada y tener coherencia como conjunto.

Ocurre a menudo que un pequeño error en la trama de una escena puede desmembrar la trama completa de la historia.”(Truby, 2017, p 201) Truby continúa ampliando la perspectiva de la trama mencionando lo siguiente: No es de extrañar que algunos métodos para construir tramas como la “estructura en tres actos”, que no toman en cuenta la historia en su conjunto ni los tejidos de la trama en detalle, fallen estrepitosamente. Los guionistas que utilizan la antigua técnica de estructura en tres actos siempre se están quejando de los problemas que se les presentan en el segundo acto. Eso les ocurre porque el método que emplean para crear la trama es totalmente fallido.

Trama e historia

Continuando con la idea de la trama, Truby hace una comparación entre la trama y la historia, donde la historia se presenta más amplia que la trama, aun cuando la trama narre una historia; mencionando lo siguiente: “Una historia es mucho más amplia que una trama. La historia conforma todos los subsistemas del cuerpo narrativo que funcionan a la vez: premisa, personaje, argumento moral, mundo, símbolo, trama, escena y diálogo.

La historia es un “complejo multifacético de forma y significado en el que la línea de la narración (la trama) es uno de sus múltiples aspectos”. La trama es el tejido subcutáneo de varias líneas de acción o de series de acontecimientos para que la historia se sostenga con estabilidad desde el principio, a lo largo de la sección central, hasta alcanzar el final.

En términos más concretos, la trama rastrea la danza intrincada entre el protagonista y todos sus adversarios en su lucha por el mismo objetivo. Es una combinación de qué ocurre y cómo se van revelando los acontecimientos al público.” (Truby, 2017, p 201) Para Truby, con todo lo anteriormente dicho, existe un punto clave que mantiene la trama en la narrativa de la historia, respecto a este punto clave menciona lo siguiente: “PUNTO CLAVE: Nuestra trama depende de cómo conservar o proporcionar información.

Tramar conlleva un “dominio en la gestión del suspenso y misterio y de conducir con arte al espectador a través de un espacio (…) elaborado que suele estar lleno de signos para interpretar, pero siempre amenazado de una mala interpretación hasta el verdadero final de la historia”.” (Truby, 2017, p 201)

Coherencia

La coherencia interna y externa de la trama es imprescindible, porque es lo que da a la historia la suficiente entereza para ser creíble. Alrededor de esa coherencia deben alinearse los demás elementos del relato. Frente a esto, Seger menciona lo siguiente: “Hay también ocasiones en que el conflicto cambia de una sección a la siguiente y otras veces falta por completo. Puede haber escenas interesantes y atractivas, pero falta un hilo conductor con fuerza suficiente para dar coherencia a la historia.” (Seger, 1991, p. 220).

Según Seger, la coherencia se relaciona con el conflicto a medida que las escenas entre sí tengan un hilo conductor que les dé sentido. En la narración, según McKee, realidades pueden ser coherentes e incoherentes, frente a esto menciona lo siguiente: “Realidades coherentes frente a realidades incoherentes. Las historias son metáforas de la vida. Nos llevan más allá de lo fáctico, hasta lo esencial.

Por consiguiente, será un error aplicar las normas estrictas de la realidad a la narrativa. Los mundos que creamos obedecen a sus propias leyes internas de la causalidad. Las arquitramas se desarrollan dentro de una realidad coherente… aunque esa realidad, en esos casos, no signifique una verdadera realidad. Incluso la minitrama más naturalista y más de «la vida como se vive» será una existencia abstraída y enrarecida. Cada realidad ficticia establece de manera única cómo se producen las cosas en su interior. En las arquitramas esas normas no se pueden incumplir –aunque sean raras.” (McKee, 2009, p. 45)

Interna

La coherencia o incoherencia interna se va a apreciar en este apartado a través de McKee y Russo. “En algunos círculos narrativos «trama» se ha convertido en una palabra salpicada de connotaciones que denotan un afán comercial. Peor para nosotros, porque «trama» es un término preciso que se refiere a la pauta de acontecimientos internamente coherentes e interrelacionados, que se deslizan por el tiempo para dar forma y diseño a una narración. Aunque no ha existido película buena que se haya escrito jamás sin momentos fortuitos de inspiración, los guiones no son productos accidentales.

El material que se nos ocurre no puede quedar dispuesto de cualquier manera. El guionista revisa una y otra vez su idea original, haciendo que parezca que la película fue creada por una espontaneidad instintiva, a pesar de saber cuánto esfuerzo y artificialidad necesitó para parecer natural y sin esfuerzo.” (McKee, 2009, p. 38) McKee continúa con lo siguiente: “Crear un entorno contemporáneo para un relato no garantiza su autenticidad; la autenticidad significa un mundo internamente coherente, verdadero en sí mismo en alcance, profundidad y detalle.

Como nos dice Aristóteles: «Con respecto a la historia es preferible un imposible convincente que una posibilidad que no convence». Todos podemos citar películas que nos han hecho decir: «No me lo creo. La gente no es así. No tiene sentido. Las cosas no ocurren de esa manera».” (McKee, 2009, p.143).

Externa

La coherencia externa de una trama cinematográfica se va a estudiar a través de McKee, Chion y Russo. Para McKee, esa coherencia externa viene dada en contraposición con el personaje protagonista, mediante las fuerzas externas que le impiden alcanzar su objetivo, es la que se da en la trama clásica. Mencionando lo siguiente:

“El diseño clásico implica una historia construida alrededor de un protagonista activo que lucha principalmente contra fuerzas externas antagonistas en la persecución de su deseo, a través de un tiempo continuo, dentro de una realidad ficticia coherente y causalmente relacionada, hasta un final cerrado de cambio absoluto e irreversible.” (McKee, 2009, p 39)

Por su parte, Chion asegura que las incoherencias externas son las que produce el guionista que deja agujeros en la narración: líneas narrativas dispersas; ausencias, entradas y salidas de personajes sin justificar, coincidencias no explicadas y sucesos contradictorios. Además, señala la importancia de la coherencia externa a un personaje que le da el llamarse de una determinada manera en un tipo de obra específica.

El relato en la historia humana

Desde que el ser humano ha obtenido la necesidad del entretenimiento, se han generado diferentes formas mediante las cuales puede saciar la misma. En cada una de estas maneras se cuentan historias que, reales o ficticias, se han encargado de generar incluso fanatismo por parte de los espectadores. Para lograr este punto, se hace necesario, además de una amplia creatividad e imaginación, una adecuada capacitación previa que le permita al profesional dominar este campo en su totalidad.

TECH Universidad Tecnológica ha centrado gran parte de sus recursos en el diseño de un amplio portafolio educativo enfocado en el éxito de los profesionales de diferentes áreas. Claro ejemplo de ello es su Facultad de Comunicación y Periodismo, donde se encuentran especializaciones tales como el Máster en Periodismo Judicial y el Máster en Periodismo Político. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar su educación base en el campo del storyboard, no cabe duda que su mejor decisión será tomar el Máster en Guion Audiovisual.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir