El periodismo judicial
El periodismo judicial comprende los diferentes campos en donde las leyes se ven implicadas como noticia en los medios.
facultad de periodismo y comunicación
jue. 27 de ene. 2022
0

La formación es una cuestión personal del redactor. A veces algunos medios de comunicación, sobre todo los públicos, invierten en planes de formación de sus periodistas, donde existen áreas específicas que se encargan de esta materia. Son los departamentos de personal y formación los que asumen estas funciones y seleccionan cursos para formar a sus trabajadores, en este caso, a los periodistas especializados. El periodismo judicial no escapa de ello, siendo un campo tan complejo que requiere de una amplia preparación académica.

También, por ejemplo, este máster es una buena herramienta para formar a los periodistas que no tienen una formación en el periodismo judicial y desean ser periodistas especializados de tribunales y juristas. Se puede decir que existen dos ternas de periodistas de tribunales. El primero corresponde a quienes se han formado de manera individual y han cursado la carrera de Derecho o Criminología, adquiriendo ciertos conocimientos jurídicos. Sin embargo, no se puede decir que sean exigibles estas titulaciones para el cronista judicial.

Existe el segundo supuesto, el más común y habitual, donde el periodista de tribunales se ha formado a lo largo de los años como periodista especializado con conocimientos en la materia penal, civil, constitucional, laboral, etc., después de decenas y cientos de casos, con sus investigaciones judiciales, juicios y sentencias.

En alguna ocasión, es usual en el ambiente judicial que el abogado pregunte a estos periodistas especializados cómo “ve” el caso donde está participando el letrado, como defensor o acusador desde el punto de vista jurisdiccional, y cómo cree que actuará el juez de instrucción o si piensa que el tribunal absolverá, condenará o impondrá una pena que será en el grado mayor o inferior, si habrá un voto particular, o bien si se le puede conceder un indulto.

Especialización

La especialización del periodista de tribunales tiene un buen legado, a lo largo de los años habrá conseguido cientos o miles de fuentes informativas gracias a que se encarga de este campo del periodismo. La especialización es fruto de tres factores: primero, del trabajo diario del periodista de tribunales en esta área; en segundo lugar, de la formación y reciclaje de este profesional, por parte de su empresa y por iniciativa personal del propio cronista; y, en tercer lugar, por la apuesta que hace su medio de información por tener a un periodista que se encargue del periodismo de tribunales.

Si la formación es necesaria, la especialización también, una sin otra no es posible, ya que la buena formación conduce a que todavía el periodista especializado sea mejor en este campo. Un periodista especializado también preciso de formación, no vale que no se forme y sea “autodidacta”, y menos en el periodismo judicial. Es uno de los grandes errores que pueden conducir a un profesional “no bien formado”.

Crónica del trabajo diario del periodista de tribunales

El periodista judicial tiene dos grandes apartados en su trabajo diario. En primer lugar, las citaciones judiciales y los juicios, que son previsiones informativas y se conocen, o los juicios que se saben a través de los señalamientos. También, de forma puntual, se convoca a alguna rueda de prensa por parte de operador jurídico, juez decano, fiscal jefe, presidente de un tribunal, para dar datos, por ejemplo, de la memoria.

En este periodismo judicial, no existen solo convocatorias. En segundo punto, se encuentran las diferentes actuaciones judiciales; el periodista se puede encontrar a lo largo de su trabajo por los juzgados o la sede judicial. Desde un juicio curioso que no tenía “controlado”, un abogado o un fiscal que le ofrece unos datos de un caso que “no sabía” el cronista judicial. Este apartado se acerca a la esencia del periodismo judicial. En su trabajo diario forman parte las previsiones judiciales sobre juicios que ofrecen los gabinetes de prensa judiciales.

Dependencias judiciales

Cuando se va a entrar en unas dependencias judiciales para trabajar como periodista, es recomendable ir con suficiente tiempo. Esto para poder contactar con la persona encargada que facilite el trabajo en este recinto, es el responsable de comunicación del tribunal, si lo hubiera. Este es el principal problema que se encuentran siempre los periodistas de tribunales. Dependiendo del asunto habrá que recurrir a personas distintas, que desconocen el funcionamiento de los medios de comunicación. Por ejemplo, un fotógrafo o cámara de un canal de televisión sacará algunos planos de la sala al comienzo de un juicio; pero no se autorizará a dejar que se grabe todo el juicio.

En el caso de la radio, los sonidos de un juicio en algunas ocasiones se pueden conseguir dependiendo de los medios tecnológicos. Mismos que tuviera esa sede judicial. Por lo tanto, si no hubiera un responsable de prensa del tribunal, sería conveniente contactar con la secretaria del presidente de la audiencia provincial, del juez decano, o del juez o magistrado encargado del caso de cualquier instancia judicial. Mismo también puede autorizar a que se tomen unas imágenes antes de empezar el juicio. Lo anterior si es para televisión, o algunas fotografías, si es un reportero gráfico de prensa.

Los periodistas de radio, habitualmente, pueden introducir sus grabadoras en las dependencias judiciales, aunque no pueden grabar sonidos sin autorización. Las cámaras fotográficas y de televisión solo pasan con autorización. Hay que tener en cuenta que si se desplaza el vehículo del medio de comunicación (como una unidad móvil de radio o televisión) no tiene acceso nunca a la zona del edificio judicial ni a sus aparcamientos. Esto salvo que se haya autorizado de forma especial por algún juicio u otra circunstancia extraordinaria.

Cubrimiento del juicio

Si se va a cubrir un juicio, lo mejor es preguntarle al agente judicial encargado cuál es la puerta de acceso a la sala. Cuando sea “audiencia pública” (se permite la entrada al público), es importante que el periodista de tribunales sea de los primeros en entrar. Además de ubicarse siempre en los bancos delanteros de la sala de vistas para tener un mejor ángulo de visión. Para los periodistas de prensa y agencias de noticias que acuden con portátiles, no hay tantos problemas. En las salas de vistas suele haber mal sonido de sala y es difícil escuchar las declaraciones. Por esto, es relevante ubicarse bien en la parte más cercana a los estrados.

Los periodistas se sientan en los bancos del público. Por supuesto hay que acordarse de apagar el teléfono móvil; nunca dar una crónica desde el interior de la sala y hablar lo menos posible para que el magistrado o juez no le llame la atención, o le expulse directamente. Cuando se va a cubrir una comparecencia en un juzgado de instrucción donde se investiga un caso, lo mejor es esperar en la puerta de acceso principal de las dependencias donde se suelen producir las declaraciones de los abogados, de los investigados o de los testigos.

Hay que tener en cuenta que en algunos edificios judiciales pueden existir varias puertas de acceso y se puede salir o entrar por diferentes partes. Como en el interior del edificio no dejarán pasar a los cámaras de televisión y fotógrafos, habitualmente, está pactado entre los diferentes profesionales que las posibles declaraciones se hagan siempre en la puerta. Esto es lo más cómodo y es la solución más recomendable para todos los periodistas de tribunales.

El periodista y la ley

El periodista profesional puede poner a prueba sus conocimientos en diversidad de campos brindando así información pertinente a sus espectadores. Sin embargo, cada uno de ellos requiere de una especialización académica previa que le permita dominar el tema en el cual se piensa enfocar en su totalidad. En el caso del periodismo judicial se hace aún más notable esta afirmación teniendo en cuenta que el conocimiento de las leyes juega un papel crucial en ello.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Este título se ha logrado mediante el diseño de un amplio portafolio educativo enfocado meramente en el éxito y la excelencia del profesional moderno. Caso ejemplo de ellos es su Facultad de Comunicación y Periodismo, donde se desarrollan posgrados como el Máster en Dirección de Marketing y Comunicación Política y el Máster en Redes Sociales y Community Management. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de las leyes en la comunicación, no cabe duda que su mejor decisión será optar por el Máster en Periodismo Judicial.

Artículos relacionados

1 /

Compartir