Teoría del color para diagnóstico estético
La elección de colores para tratamientos que se realizan en la cavidad oral también incluye tratamientos estéticos para restaurar funciones.
facultad de odontología · odontología estética
mar. 27 de abr. 2021
0

La elección del color o colores específicos para cada uno de los tratamientos que se realizan día a día en la cavidad oral es determinante. Más si cabe cuando se llevan a cabo tratamientos estéticos para restaurar la función y estética del sector anterior del paciente.

Medición del color

El estudio del color puede llegar a ser muy complejo debido a su naturaleza subjetiva derivada de la participación del observador en el proceso. Lo anterior ha resultado en un abordamiento desde diferentes puntos de vista a lo largo del tiempo.

Se han empleado dos tipos de sistemas de medición del color en la valoración y cuantificación del mismo: por un lado, los modelos subjetivos, basados en la comparación del color con patrones o guías de referencia. Por otro, los métodos objetivos o matemáticos que tratan de representar los colores del espectro visible de una forma numérica. Se basan en la obtención del color buscado mediante la mezcla en diferentes proporciones de los colores principales o primarios.

Determinados aspectos del conocimiento del color y su naturaleza tienen una repercusión directa en la calidad y la excelencia de los tratamientos estéticos. Por tanto, conocerlos y estudiarlos proveerá las herramientas necesarias para poder alcanzar la predecibilidad y el éxito.

Naturaleza del color

Cuando se habla de color, se refiere a la impresión producida por un tono de luz en los órganos visuales. Para ser más exactos, es una percepción visual que se genera en el cerebro de los humanos y otros animales al interpretar las señales nerviosas que le envían los fotorreceptores en la retina del ojo. A su vez interpretan y distinguen las distintas longitudes de onda (400 y 800 nm) que captan de la parte visible del espectro electromagnético.

Por tanto, las células que se encuentran en la retina son las responsables de la percepción del color. Estas células son de dos tipos: los “conos” y los “bastones”. Los conos son los responsables de la percepción del color. Existen conos fotosensibles a las longitudes de onda verde, roja y azul. Los conos tienen una relación 1:1 con las fibras nerviosas. Para cada cono existe una fibra nerviosa. Esto permite que el operador pueda distinguir con mucha exactitud las zonas donde empieza un color y termina el anterior.

Los bastones, por otro lado, sólo tienen un tipo de pigmento fotosensible. Por lo cual su percepción es acromática, o sea son los responsables de la percepción de luminosidad o value del diente. Estos están ubicados alrededor del punto focal de la retina y muchos bastones comparten una fibra nerviosa.

Parámetros del color

  • Saturación (chroma o intensidad): refiere la cantidad de tinte que contiene el color, la viveza cromática que se observa, esta dimensión hace referencia a las diversas diluciones del color base del que se parte.
  • Luminosidad (value o valor): expresa la cantidad de luz que compone el color, sería como la imagen en blanco y negro del objeto observado. Se corresponde a las tonalidades grises comprendidas entre un valor máximo, que sería el blanco, y otro mínimo, el negro.
  • Tonalidad (hue, tono o tinte): el grado en el cual un estímulo puede ser descrito como similar o diferente de los estímulos como rojo, amarillo y azul. Se refiere a la propiedad en los aspectos cualitativamente diferentes de la experiencia de color. Tienen relación con diferencias de longitudes de onda o con mezclas de diferentes longitudes de onda. Es el estado puro del color, sin mezcla de blanco o negro.

Técnica de estimación cromática

En primer lugar, debe recordarse que la visión humana precisa de tres elementos para que se produzca la misma: luz, objeto y receptor. Con base en esto, la naturaleza de la fuente de luz es determinante a la hora de elegir un color u otro. Preferiblemente, la toma de color por observación de guía cromática se debería de registrar siempre bajo luz ambiental diurna. Y por ello, se debería de evitar siempre el uso de fuentes de luz por incandescencia.

Si no se pudiese optar por las condiciones ideales, se debería recurrir fuentes de luz “día”. Se trata de fuentes fluorescentes de luz corregidas que ofrecen temperaturas de color de 5000º a 6500º K. Esto con el fin de conseguir una mayor precisión en la elección de la toma de color. Existe un fenómeno llamado metamerismo que consiste en que dos muestras coinciden en color cuando son vistas bajo un tipo de luz, pero no coinciden cuando son iluminadas por una fuente de luz diferente.

Por último, cabe recordar que tanto la clínica dental como el laboratorio de prótesis deben de compartir la misma fuente de iluminación para todos y cada uno de sus trabajos.

El color en el proceso clínico

El término estética es muy popular en la actualidad. TECH Universidad Tecnológica también lo tiene en cuenta dentro de los programas intensivos, aunque adaptados más a la restauración del cuerpo para recuperar y mejorar ciertas funciones que, con el tiempo, a los pacientes se les va dificultando. Tal es el caso de la Maestría en Medicina Estética y la Maestría en Antiaging.

Sin embargo, la Maestría en Odontología Estética Adhesiva ofrece un acercamiento más directo a la estética y a la función. Al unir ambas dimensiones en la disciplina odontológica, este programa se basa en la esencia y la percepción de la belleza junto con los conocimientos prácticos que mejorarán el bienestar oral de los pacientes.

Artículos relacionados

1 /

Compartir