Sedación y anestesia general
Se pretende dar bases de conocimiento sobre las diferencias entre sedación y anestesia general, términos importantes en la cirugía oral.
facultad de odontología · implantología y cirugía oral
lun. 12 de jul. 2021
0

En el presente artículo se pretende dar algunas bases mínimas de conocimiento sobre la sedación consciente. Así mismo, se mostrarán los niveles de sedación que existen y las diferencias entre sedación y anestesia general, los cuales son términos muy importantes dentro de la cirugía oral.

Definición

En primer lugar, debe establecerse claramente qué es la sedación y qué se desea obtener exactamente con la misma. Dentro de la Anestesiología, el concepto de sedación es muy extenso y de límites difusos. La American Society of Anesthesia (ASA) define la sedación, tomando como referencia el nivel de alteración de la consciencia.

Estados de consciencia

  • Sedación mínima. Depresión farmacológica mínima del nivel de consciencia. No tiene efectos sobre la función respiratoria o cardiovascular. Permite al paciente mantener la capacidad de respuesta normal ante estímulos verbales y táctiles (no dolorosos). Los fármacos usados deben tener un margen de seguridad suficiente como para no permitir inducir una pérdida de consciencia no intencionada.
  • Sedación moderada. Depresión farmacológica del nivel de consciencia. El paciente responde adecuadamente ante estímulos verbales, a veces acompañados de ligeros estímulos táctiles. La vía aérea y la ventilación espontánea no sufren alteración. La función cardiovascular normalmente se mantiene inalterada. Los fármacos usados deben tener un margen de seguridad suficiente como para no permitir inducir una pérdida de consciencia no intencionada.
  • Sedación profunda. Depresión farmacológica del nivel de consciencia durante la cual el paciente solo responde adecuadamente ante estímulos físicos, incluso dolorosos. Puede existir alteración en la capacidad de mantener la función respiratoria, aunque la función cardiovascular normalmente se mantiene inalterada.
  • Anestesia general. Pérdida de consciencia por vía farmacológica durante la cual el paciente no reacciona ni ante estímulos dolorosos. Se requiere frecuentemente la protección de la vía aérea y la ventilación positiva. La función cardiovascular puede verse también alterada.

Sedación vs anestesia general

Sedación y anestesia general son dos procedimientos claramente definidos y distinguibles. Sin embargo, es de vital importancia entender que, aunque se encuentran íntimamente relacionados, la sedación no es una anestesia general ligera. En odontología, el objetivo con la sedación consciente es un estado entre la sedación mínima y la moderada. En cualquier caso, todos estos estados forman una secuencia sin solución de continuidad. Por ende, si la intención es provocar un nivel de sedación determinado, se debe reconocer y manejar el caso.

Se deduce que los puntos críticos que deben valorarse son el nivel de consciencia y la ventilación. El primero servirá para valorar el nivel de sedación al que se está exponiendo al paciente y el segundo si se está pasando de una sedación moderada a una profunda (estado al que no se debe llegar en una sedación consciente). En caso de estar en un estado de sedación profunda, será el manejo de la vía aérea y la ventilación del paciente los aspectos que deben atenderse de manera urgente mientras se revierte la sedación a un nivel más superficial.

Selección de paciente

En cada caso hay que valorar la técnica de sedación que se propone al paciente según el caso clínico y el tratamiento a aplicar. También se tienen en cuenta la historia, situación clínica del paciente y los medios de los que se dispone. Tras sopesar todos los datos, se decidirá si el paciente se puede beneficiar o no de una sedación consciente, si precisa una sedación profunda (asistida por un anestesista) e incluso si no está indicada la sedación consciente en la clínica dental. En ese caso, lo más indicado es realizar el tratamiento con una anestesia general en un medio hospitalario.

Historia clínica y examen preoperatorio

Previo a cualquier procedimiento, y especialmente si va a complementarse con una técnica de sedación consciente, es fundamental una buena historia clínica y una correcta anamnesis. Esto permite conocer la situación basal del paciente, así como los posibles riesgos y complicaciones que puedan acontecer durante el tratamiento. Aparte de la información habitual que se debe tener en cuenta en la historia clínica (alergias, antecedentes medicoquirúrgicos, medicación actual), si se pretende someter al paciente a una sedación consciente, debe valorarse:

  • Clasificación ASA. Es el sistema de clasificación que utiliza la American Society of Anesthesiologists (ASA) para estimar el riesgo anestésico prequirúrgico para los distintos estados clínicos del paciente:
  • Examen físico con especial atención a la vía aérea: obesidad, SAOS (Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño), cuello corto, apertura bucal, edentación, macroglosia, distancia tiro-mentoniana, movilidad cervical, dismorfias cervicofaciales.

Consentimiento informado

Previo a cualquier sedación consciente, y como con cualquier acto diagnóstico o terapéutico, el paciente debe ser informado de la técnica que se le va a practicar. También se le comunican sus posibles riesgos por un profesional capacitado para llevarla a cabo. Tras haber sido informado, el paciente debe firmar el consentimiento informado de la técnica de sedación. Éste es adjuntado a la historia clínica del paciente.

Dotación, capacitación y legislación

Para poder realizar una sedación consciente en una clínica odontológica, se debe contar con los medios y conocimientos necesarios para poder llevarla a cabo. Estas necesidades cambian de unas comunidades autónomas a otras, aunque mantienen una base similar. El Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España ha publicado una declaración sobre la dotación con la que se debe contar para poder realizar una sedación consciente. Así mismo, se incluyen los conocimientos que debe tener acreditados el profesional que la lleva a cabo, así como una revisión de la situación normativa en esta área.

Cirugía oral

La necesidad de cursar programas como el Máster en Endodoncia y Microcirugía Apical o el Máster en Odontología Pediátrica Actualizada de TECH Universidad Tecnológica radica en la importancia que tiene una capacitación más específica para los profesionales debido al enorme volumen de conocimientos teórico-prácticos.

Éstos, al ser necesarios para la praxis de la combinación de la cirugía general y en el campo de la odontología en particular, también le abren campo al Máster en Implantología y Cirugía Oral en particular. Con todas sus variables, se está teniendo en cuenta la gran demanda de profundización en esta área.

Artículos relacionados

1 /

Compartir